- KEEP the FAITH - https://ktfnews.com/es -

SCOTUS, 6-3: Es Ilegal Despedir a Alguien “Simplemente por ser Gay o Transgénero”

CNSNews.com, por Susan Jones: En un fallo de 6-3 emitido el lunes, la Corte Suprema de los Estados Unidos dijo que un empleador que despide a un individuo simplemente por ser gay o transgénero viola el Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964.

“En cada uno de estos casos”, el juez Neil Gorsuch escribió por la mayoría: “un empleador supuestamente despidió a un empleado de larga data simplemente por ser homosexual o transgénero. El condado de Clayton, Georgia, despidió a Gerald Bostock por conducta “impropia” de un empleado del condado poco después de que comenzara a participar en una liga de softball recreativo gay.

“Altitude Express despidió a Donald Zarda días después de que mencionara ser gay. Y R. G. & G. R. Harris Funeral Homes despidió a Aimee Stephens, quien se presentó como hombre cuando fue contratada, después de que informó a su empleador que planeaba “vivir y trabajar a tiempo completo como mujer.”

“Cada empleado demandó, alegando discriminación sexual bajo el Título VII”, lo que hace “ilegal… que un empleador deje o se niegue a contratar o despedir a cualquier individuo, o que de otra manera discrimine a cualquier individuo… por su raza, color, religión, sexo u origen nacional.”

Según la opinión de Gorsuch:

La homosexualidad de un individuo o su condición de transexual no es relevante para las decisiones de empleo. Eso es porque es imposible discriminar a una persona por ser homosexual o transexual sin discriminarla basado en su sexo.

Considere, por ejemplo, un empleador con dos empleados, ambos atraídos por los hombres. Los dos individuos son, a juicio del empleador, materialmente idénticos en todos los aspectos, excepto que uno es un hombre y el otro una mujer. Si el empleador despide al empleado varón sin otra razón por el hecho de que se sienta atraído por los hombres, el empleador lo discrimina por los rasgos o acciones que tolera en su colega femenina.

…O tomar un empleador que despide a un transexual que fue identificado como hombre al nacer pero que ahora se identifica como mujer. Si el empleador retiene a un empleado idéntico que fue identificado como mujer al nacer, el empleador penaliza intencionalmente a una persona identificada como hombre al nacer por rasgos o acciones que tolera en un empleado identificado como mujer al nacer. Una vez más, el sexo de la persona empleada desempeña un papel inconfundible e inadmisible en la decisión de despido.

La corte encontró que “la homosexualidad y el estatus de transgénero están indivisiblemente ligados al sexo.

“No porque la homosexualidad o el estatus transgénero estén relacionados con el sexo en algún sentido vago o porque la discriminación sobre estas bases tenga algún impacto dispar en un sexo u otro, sino porque discriminar sobre estas bases requiere que un empleador trate intencionalmente de manera diferente a cada empleado por su sexo.”

El Juez Samuel Alito, en su opinión disidente — acompañado por el Juez Thomas (el Juez Kavanaugh escribió su propia disidencia) — escribió que “‘sexo’ todavía significa lo que siempre ha significado.”

La Corte trata de convencer a los lectores de que sólo está haciendo cumplir los términos del estatuto, pero eso es absurdo. Incluso tal como se entiende hoy en día, el concepto de discriminación por “sexo” es diferente de la discriminación por “orientación sexual” o “identidad de género”.

Y en cualquier caso, nuestro deber es interpretar los términos estatutarios para “significar lo que transmitieron a personas razonables en el momento en que fueron escritos”.

Si todos los estadounidenses vivos hubieran sido encuestados en 1964, habría sido difícil encontrar a alguien que pensara que la discriminación por sexo significaba discriminación por orientación sexual, sin mencionar la identidad de género, un concepto que era esencialmente desconocido en ese momento.

La Corte intenta hacer pasar su decisión como el producto inevitable de la escuela textualista de interpretación estatutaria defendida por nuestro difunto colega el Juez Scalia, pero nadie debe ser engañado. La opinión del Tribunal es como un barco pirata. Navega bajo una bandera textualista, pero lo que en realidad representa es una teoría de la interpretación estatutaria que el Juez Scalia fustigó – la teoría de que los tribunales deben “actualizar” los viejos estatutos para que reflejen mejor los valores actuales de la sociedad.

Mientras que un grupo de defensa de los homosexuales llamó al fallo una “victoria histórica para la igualdad de los LGBTQ”, los grupos conservadores no están de acuerdo.

El presidente del Consejo de Investigación Familiar, Tony Perkins, advirtió:

“Permitir que los jueces reescriban la Ley de Derechos Civiles para añadir la identidad de género y la orientación sexual como clases protegidas supone una grave amenaza para la libertad religiosa. Ya hemos sido testigos en los últimos años de cómo los tribunales han utilizado la redefinición de las palabras como un ariete para aplastar a las empresas y organizaciones religiosas.”

La Alianza Defensora de la Libertad también advirtió: “Redefinir ‘sexo’ para significar ‘identidad de género’ creará un caos y una enorme injusticia para las mujeres y las niñas en el atletismo, los refugios para mujeres y muchos otros contextos.

“Las leyes de derechos civiles que utilizan la palabra ‘sexo’ se establecieron para proteger la igualdad de oportunidades para las mujeres. Permitir que un tribunal o los burócratas del gobierno redefinan un término con un significado tan claro e importante socava esas mismas oportunidades que la ley fue diseñada para proteger.”

Conexión Profética:

“Asimismo como sucedió en los días de Lot…” Lucas 17:28.


Source References