- KEEP the FAITH - https://ktfnews.com/es -

“Para un Tiempo Como Éste” – Parte 2

By Pastor Hal Mayer

El mes pasado comenzamos a estudiar la historia de Ester y los sorprendentes paralelismos con la Gran Controversia entre Cristo y Satanás en los personajes, tipos y símbolos de los eventos involucrados.
Este mes, vamos a ver la emocionante trama épica para destruir la iglesia de Dios en un día y la poderosa liberación que se produce por el riesgo que Ester y Mardoqueo deciden correr. Verán claramente cómo esta “historia de niños” tiene un mensaje importante para nosotros que vivimos en la última generación.

Inclinemos el rostro para orar. Padre nuestro que estás en los cielos, te rogamos que nos enseñes acerca de las cosas que vienen sobre tu verdadera iglesia en estos últimos días. Que la historia de Ester cobre vida para nosotros, como tú lo quisiste. Abre nuestro entendimiento para que podamos ver tu mano cuidando de tus hijos, que nos sostiene y guía desde no la vemos. En el nombre de Jesús, amén.
Para comenzar, permítanme leer una importante declaración de Profetas y Reyes, página 444: “Los momentos penosos que vivió el pueblo de Dios en tiempos de Ester no caracterizan sólo a esa época. El revelador, al mirar a través de los siglos hasta el fin del tiempo, declaró: “Entonces el dragón fue airado contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra los otros de la simiente de ella, los cuales guardan los mandamientos de Dios, y tienen el testimonio de Jesucristo.” (Apoc. 12: 17.) Algunos de los que viven hoy en la tierra verán cumplirse estas palabras. El mismo espíritu que en siglos pasados indujo a los hombres a perseguir la iglesia verdadera, los inducirá en el futuro a seguir una conducta similar para con aquellos que se mantienen leales a Dios. Aun ahora se están haciendo preparativos para ese último gran conflicto.”

Esta declaración nos da una idea del futuro, pero también de la historia de Ester. En realidad sugiere que Ester es un tipo de la iglesia remanente. Imaginen la sabiduría de Dios al colocar una historia en la Biblia que tiene principios tan perfectamente adecuados para enseñarnos qué esperar en el futuro cercano. Aquellos que no tienen un claro entendimiento de la profecía y de los eventos del tiempo final tendrán dificultades para comprender las cosas más profundas del libro de Ester. Pero aquellos que lo hagan encontrarán en la historia de Ester una revelación que va más allá de la historia misma. Y esta es la forma en que Dios trabaja a menudo. Él opera en las sombras. Él envía mensajes codificados a su pueblo. Si están sintonizados, y conocen la codificación, pueden entender el mensaje y prepararse. Todo lo que se requiere es una mente espiritual que busque seriamente conocer y experimentar la verdad de Dios.

El mes pasado, aprendimos que Asuero desempeñó un papel que simboliza el lugar de Dios en el escenario más grande de la Gran Controversia. Vasti simboliza la iglesia hebrea que fue depuesta de ser la iglesia elegida por Dios debido a su fracaso en obedecer a Cristo y representarlo adecuadamente. Y Ester representa específicamente al pueblo remanente, cuyo hermoso carácter revela a Cristo al mundo en plenitud y belleza. Mardoqueo representa fuertemente a Cristo de muchas maneras a lo largo de la historia. Adoptó a Ester como Cristo adopta a su iglesia. Se sienta en la puerta del palacio asegurando el camino al rey, así como Cristo, el Camino, la Verdad y la Vida, asegura el camino al Padre para el alma arrepentida, porque Jesús dijo, “Nadie viene al Padre sino por mí”. Él es también uno de los dos antagonistas, así como Cristo es uno de los dos grandes antagonistas que luchan por la supremacía. El mensaje del santuario y la purificación del pueblo de Dios también están en la historia de Ester, así como el día de Pentecostés, la Cena del Señor, el tiempo de angustia, y muchos otros tipos poderosos que representan los eventos por venir y el amor y el cuidado de Dios por su pueblo.

En el registro bíblico, al parecer Ester es la última mujer en venir a la corte. El capítulo dos, versículo 8, dice que después de que “muchas doncellas se reunieron en el palacio de Susa, bajo la custodia de Hegai, que Ester fue llevada también a la casa del rey, bajo la custodia de Hegai, guardián de las mujeres.” Obviamente, Mardoqueo esperó a que llegaran las otras doncellas antes de dejar que Ester fuera a la corte. Sin duda quería enviarla al final para que la impresión que diese no se perdiera entre todas las demás. ¿Acaso no guarda Jesús lo mejor para el final? Su iglesia remanente y las que la constituyen tendrán la mayor cantidad de luz. Sus personajes serán los más hermosamente desarrollados de toda la historia. Lamentablemente hoy, muchos de los que dicen ser parte del remanente no comprenden nuestro privilegio y vocación. Indudablemente Dios tendrá que pasar por alto a aquellos que no estén a la altura. ¿Notaron cómo a Ester se le dio el mejor lugar en la casa de las mujeres? La iglesia remanente tiene la mayor luz, los mayores privilegios y las mayores oportunidades. ¿Cómo nos atrevemos a desperdiciarlas en mundanalidad egoísta?

Ester fue la última en entrar ante el rey, porque luego se convirtió en su novia. Cuando Asuero la vio, no tuvo necesidad de otras mujeres. Hay otras mujeres involucradas en la historia que no son finalmente elegidas, lo que sugiere que hay otras iglesias que por un tiempo tienen su lugar en la obra de Dios: los luteranos, calvinistas, metodistas, etc. Pero después de un tiempo, se alejan (quizás por su fracaso en avanzar con la luz y la verdad). Para la última crisis en la historia del mundo, que es prefigurada por el libro de Ester, Dios escoge a la iglesia remanente para que lo represente plenamente.

El capítulo tres del libro de Ester se abre con un nuevo personaje: “Después de estas cosas el rey Asuero engrandeció a Amán hijo de Hamedata agagueo, y lo honró, y puso su silla sobre todos los príncipes que estaban con él.”

Noten que Amán es un agagita. ¿Quiénes eran los agagitas? Eran descendientes directos del Rey Agag a quien Samuel cortó en pedazos cuando Saúl desobedeció a Dios y no destruyó completamente a los amalecitas y todos sus bienes. Fue entonces cuando Samuel hizo su famosa declaración a Saúl: “Y Samuel dijo: ¿Se complace Jehová tanto en los holocaustos y víctimas, como en que se obedezca a las palabras de Jehová? Ciertamente el obedecer es mejor que los sacrificios, y el prestar atención que la grosura de los carneros.” 1 Samuel 15:22.

Aparentemente, algunos miembros de la familia de Agag se habían salvado de Saúl y todavía estaban por allí, o quizás algunos de los descendientes de Agag estaban en otras naciones a través de la práctica común de los matrimonios mixtos entre la realeza. Sin embargo, Amán se abrió camino a través de las filas del gobierno persa durante los primeros cuatro años del reinado de Ester como Reina de Persia. Sin duda Amán conocía la historia de cómo los judíos destruyeron sus ancestros y su nación y tendría cierta animosidad natural en su corazón contra los judíos por esto.

Amán es un tipo de Satanás. Le encanta que lo adoren. Amán estaba por sobre todos los otros príncipes en autoridad como Lucifer estaba en el cielo sobre los ángeles. El rey lo hizo el gran visir, o el primer ministro, de Persia. Asuero también emitió un decreto que todos los sirvientes del rey debían reverenciar o adorar a este hombre y postrarse ante él como era la costumbre entre los orientales. En la Gran Controversia, Dios no hace tal decreto, pero permite a Satanás hacer sus propios decretos que crean el mismo efecto. Recuerden que en la alegoría, no se debe esperar que cada punto se aplique exactamente. Dios está tratando de mostrarnos principios a través de agencias humanas que se repetirán en nuestros días.

El versículo 2 dice: “Y todos los siervos del rey que estaban a la puerta del rey se arrodillaban y se inclinaban ante Amán, porque así lo había mandado el rey; pero Mardoqueo ni se arrodillaba ni se humillaba.”

La orden del rey requería un acto de adoración, la adoración de un hombre establecido por encima de todos los demás hombres. Apocalipsis 13:4 dice que “y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia…” La bestia es el anticristo, el Papa de Roma, que es el representante de Satanás en la tierra. Noten que al adorar a la bestia, también están adorando al dragón o a Satanás porque el dragón le dio su poder (dice Apocalipsis 13:2). En Amán tenemos un representante de Satanás y la bestia en forma humana. Mardoqueo no puede adorar a este hombre y ser leal a Dios. Amán representa tanto al anticristo como al dragón en la Gran Controversia, los archienemigos del pueblo de Dios.

Adorar a Amán sería impensable. De la misma manera Cristo, de quien Mardoqueo es un tipo, en el desierto de la tentación se negó a inclinarse ante Satanás, el enemigo del pueblo de Dios. ¡Quiera Dios que su pueblo hoy en día sea tan leal a Él como Mardoqueo! Hoy en día, a menudo tenemos a “Amán el Agagita” en nuestros hogares y en nuestras vidas. Hay “Amán, la telenovela”, “Amán, el juego de fútbol”, “Amán, la revista obscena”, “Amán, el vestido escotado”, “Amán, el arete”, “Amán, el refrigerador”, “Amán, la caja de chocolates”, “Amán, la cafetera”, “Amán, la bebida de cafeína”, e incluso “Amán, la copa de vino”. Tal vez puedas pensar en el Amán de tu vida. Cualquier cosa que gobierne nuestras vidas, nuble nuestras mentes, desobedezca a Dios, reduzca nuestra lealtad a Dios, o nos quite tiempo de nuestra adoración a Dios directa o indirectamente es un “Amán” en nuestro hogar. ¡Que Dios ayude a su pueblo a liberarse de esta amenaza! Que el pueblo de Dios se despierte pronto antes de que sea demasiado tarde.

Esto también nos lleva a los temas clave de la Gran Controversia. Satanás siempre ha buscado usurpar el homenaje que pertenece a Cristo. El argumento central en la Controversia es sobre la lealtad y la adoración. Aquí en esta historia, vemos el mismo principio en acción. Amán es adorado por todo el reino a través de los príncipes que representan las 127 provincias de todo el reino, así como a Satanás se le dará la adoración y el homenaje de todo el mundo, a excepción de unas pocas personas que lo resistirán hasta el final.

Los sirvientes del rey tenían curiosidad por esto. La gente no desobedece las órdenes del rey o de su primer ministro. Los versículos 3 y 4 dicen: Y los siervos del rey que estaban a la puerta preguntaron a Mardoqueo: ¿Por qué traspasas el mandamiento del rey? Aconteció que hablándole cada día de esta manera, y no escuchándolos él, lo denunciaron a Amán, para ver si Mardoqueo se mantendría firme en su dicho; porque ya él les había declarado que era judío.

Esto es comprensible. Estos son los colegas de Mardoqueo. Ya sabes cómo es cuando alguien es diferente a los demás, especialmente cuando parece estar desafiando una regla o principio establecido. Todos quieren saber por qué: ¿Por qué no comes carne? ¿Por qué no bailas? ¿Por qué no ves partidos de fútbol u otros programas de televisión? ¿Por qué no haces esto? ¿Por qué no haces aquello?

Mardoqueo les dijo que era judío. No tenía otra opción. Esta era la verdad. Esto significaba que sus colegas y Amán iban a asumir que si un hombre judío desafiaba el decreto del rey por razones religiosas, también lo harían todos los judíos. Amán naturalmente vería esto como una conspiración. De la misma manera, en la última generación, el pueblo de Dios será atacado como grupo y también como individuos. Serán atacados colectivamente como aquellos involucrados en conspiración y traición contra el gobierno.

Y por supuesto, Amán descubrió que Mardoqueo no se inclinaba ante él. Las Escrituras dicen en los versículos 5 y 6 que “cuando vio Amán que Mardoqueo ni se arrodillaba ni se humillaba delante de él, se llenó de ira.” Sin embargo, se nos dice que “Pero tuvo en poco poner mano en Mardoqueo solamente, pues ya le habían declarado cuál era el pueblo de Mardoqueo; y procuró Amán destruir a todos los judíos que había en el reino de Asuero, al pueblo de Mardoqueo.”

Vean que Amán estaba enojado. Mardoqueo fue una afrenta a su orgullo y egoísmo que fue fácil de interpretar como traición. ¿Crees que será fácil para los enemigos del pueblo de Dios interpretar tus acciones y tu lealtad a Dios como traición? Por supuesto que sí. De hecho, así es exactamente como el fiel pueblo de Dios será caracterizado como antipatriótico, conspirador, extremista y traidor.

Escuchemos esta interesante declaración de Profetas y Reyes, pág. 444: “El decreto que se promulgará finalmente contra el pueblo remanente de Dios será muy semejante al que promulgó Asuero contra los judíos. Hoy los enemigos de la verdadera iglesia ven en el pequeño grupo que observa el mandamiento del sábado, un Mardoqueo a la puerta. La reverencia que el pueblo de Dios manifiesta hacia su ley, es una reprensión constante para aquellos que han desechado el temor del Señor y pisotean su sábado.”

Piensen en esto. Al final de los tiempos, los enemigos de Dios y su iglesia ven a un Mardoqueo en la puerta. La iglesia debe representar a Cristo. Viven por su ley, y en cierto modo, son tratados como Cristo fue tratado. Mardoqueo fue el objeto de la ira de Amán, así como Cristo es el objeto de la ira de Satanás. Amán intentó matar a todo el pueblo de Mardoqueo, así como Satanás intenta destruir a todo el pueblo de Cristo, su última verdadera iglesia en la tierra. Serán dispersados sin duda, como los judíos fueron dispersados por todas las provincias de Persia. Probablemente no tendrán una estructura legal visible para protegerlos o guiarlos. Serán dejados a la misericordia y guía de Dios.

Así que ahora, Amán comienza su propia conspiración en un esfuerzo por contrarrestar la conspiración que imagina que los judíos están desarrollando contra él. Comienza a planear contra todos los judíos por Mardoqueo. Pero tiene que asegurarse de que tiene el favor de los dioses, así que lo echa a suertes, como dice en el versículo 7, durante casi un año entero, buscando el momento adecuado para acercarse al Rey Asuero. Finalmente se decide, y Amán va al rey.

Capítulo 3:8,9: “Y dijo Amán al rey Asuero: Hay un pueblo esparcido y distribuido entre los pueblos en todas las provincias de tu reino, y sus leyes son diferentes de las de todo pueblo, y no guardan las leyes del rey, y al rey nada le beneficia el dejarlos vivir. Si place al rey, decrete que sean destruidos; y yo pesaré diez mil talentos de plata a los que manejan la hacienda, para que sean traídos a los tesoros del rey.”

Amán acusa a los judíos de traición. Miente sobre ellos. Dice verdades parciales. Hace amplias generalizaciones. Incluso intenta sobornar al rey. Fíjense en la declaración de Amán sobre los judíos: “Tampoco guardan las leyes del rey”. ¿Era eso cierto? No. Se les conocía como ciudadanos respetuosos de la ley. Jeremías les había exhortado a ser ciudadanos respetuosos de la ley dondequiera que estuvieran. Los judíos fieles sólo no obedecían la ley civil cuando entraba en conflicto con una ley de Dios, como lo que hacía Mardoqueo. ¿Creen que llegará un momento en que se enfrentarán a la misma situación? ¿Creen que alguna vez tendrán que desobedecer una ley civil de la tierra para ser leales a la ley de Dios? Sí, lo creo. Se llama la ley dominical nacional, y eventualmente habrá una ley dominical universal también. Aquí, Dios nos ha dado en la historia de Ester un pronóstico de la ley dominical nacional. Sabemos acerca de ella por otras Escrituras, pero sus principios están incrustados en esta historia. Esa ley dominical nacional es acerca de la adoración a Satanás en oposición a la adoración a Dios, ¿no es así? Este mismo principio se encuentra en la historia de Ester.

Es muy interesante notar que a lo largo de la historia, el mayor número de personas perseguidas por cualquier razón siempre han sido guardadores del sábado, es decir, guardadores del Sabbath de la Biblia. Y en la crisis final serán de nuevo los que guardan el sábado quienes sean el blanco de la opresión. Los judíos en la Segunda Guerra Mundial eran guardadores del sábado, ¿no es así? Los cristianos de la iglesia primitiva también guardaban el sábado. Durante la Edad Media, muchos de los judíos fueron perseguidos por la Iglesia Católica Romana – ellos también, por supuesto, eran guardadores del sábado. Y también lo fueron algunos de los valdenses y otros que siempre han sido leales a la ley de Dios. Y ahora lo vemos de nuevo en la historia de Ester. Los Judíos fueron señalados para el genocidio, al igual que serán señalados los guardadores del sábado en la última generación.

Uno se pregunta cómo será ser el blanco de un genocidio. Lean los relatos de los judíos durante el Holocausto. Todo volverá a suceder, incluso en esta época ilustrada. ¿Han notado cómo algunas personas han actuado después de los ataques del 11 de septiembre en los Estados Unidos? Hay un espíritu de venganza que se manifiesta en actos de abuso e incluso de asesinato. Estas cosas van más allá de la razón. Irak se ha convertido en el chivo expiatorio de Estados Unidos, su forma de obtener venganza. Por ejemplo, varios soldados estadounidenses han sido acusados por el ejército estadounidense de asesinato, crímenes de guerra y otros cargos menores por incidentes en Iraq que iban más allá de la razón. Hay una creciente ira y sed de sangre que, según las Escrituras, nos dice que el fin está cerca. Observen lo que sucede en las noticias con respecto a la forma en que la gente enojada trata a los demás. Un día esa ira se volverá contra el pueblo de Dios. Todo está explicado en La Gran Controversia. Algunos incluso intentarán atacar al pueblo de Dios para quitarles la vida antes del plazo del decreto de muerte.

Escuchemos esta impresionante declaración de El Conflicto de los Siglos, pág. 689 “Los centinelas celestiales, fieles a su cometido, siguen vigilando. Por más que un decreto general haya fijado el tiempo en que los observadores de los mandamientos puedan ser muertos, sus enemigos, en algunos casos, se anticiparán al decreto y tratarán de quitarles la vida antes del tiempo fijado. Pero nadie puede atravesar el cordón de los poderosos guardianes colocados en torno de cada fiel. Algunos son atacados al huir de las ciudades y villas. Pero las espadas levantadas contra ellos se quiebran y caen como si fueran de paja. Otros son defendidos por ángeles en forma de guerreros.”

Tengan en cuenta que en el caso de los judíos en los días de Ester, así como durante la crisis del final de los tiempos, el decreto general de muerte pasa por alto el sistema judicial. No puedes esperar tener una audiencia justa en la corte. Dios tendrá que usar otros medios para preservar a su pueblo. Después de todo, ¿no es eso lo que quiere hacer de todos modos, para que no dependamos del brazo de la carne o del brazo de la ley para defendernos y protegernos? ¿Crees que habrá un colapso general de los sistemas judiciales de este mundo? Por supuesto. ¿Crees que habrá un colapso general de los gobiernos democráticos y republicanos que serán reemplazados por varias formas de dictadores? No me sorprendería en absoluto. Nuestra única esperanza en la crisis final serán los ángeles de Dios.

Hablando de ángeles, veamos esta declaración de El Conflicto de los Siglos, pág. 688: “Si los hombres tuviesen la visión del cielo, verían compañías de ángeles poderosos en fuerza estacionados en torno de los que han guardado la palabra de la paciencia de Cristo. Con ternura y simpatía, los ángeles han presenciado la angustia de ellos y han escuchado sus oraciones. Aguardan la orden de su jefe para arrancarlos al peligro. Pero tienen que esperar un poco más. El pueblo de Dios tiene que beber de la copa y ser bautizado con el bautismo. La misma dilación que es tan penosa para ellos, es la mejor respuesta a sus oraciones. Mientras procuran esperar con confianza que el Señor obre, son inducidos a ejercitar su fe, esperanza y paciencia como no lo hicieron durante su experiencia religiosa anterior.”
Quiero estar espiritualmente preparado para eso, ¿y tú? Gracias a Dios por los ángeles que sobresalen en fortaleza. ¿Crees que Ester tenía a los ángeles a su lado? Absolutamente. ¿Crees que el mismo Dios tiene ángeles a tu lado en cada emergencia? Por supuesto que sí. Si eres fiel a Dios a través del poder de Cristo, puedes tener la confianza de que sus ángeles que sobresalen en poder están contigo también.

Versículos 10 y 11: “Entonces el rey quitó el anillo de su mano, y lo dio a Amán hijo de Hamedata agagueo, enemigo de los judíos,  y le dijo: La plata que ofreces sea para ti, y asimismo el pueblo, para que hagas de él lo que bien te pareciere.”

Se nos dice que “Satanás mismo, instigador oculto del plan, estaba procurando quitar de la tierra a los que conservaban el conocimiento del Dios verdadero.” Eso es de Profetas y Reyes, pág. 442. Noten que Amán es caracterizado como “el enemigo de los judíos.” De la misma manera, Satanás es el enemigo de todos los judíos espirituales. Recuerden la Escritura que dice: “Si sois de Cristo, sois descendientes de Abraham y herederos según la promesa.” Si eres uno de esos, Satanás está tras tus pasos.

Observen también que Amán debe pedirle a Asuero la autoridad para eliminar al pueblo de Dios. De la misma manera, Satanás debe pedirle permiso a Dios para traernos problemas, incluyendo el gran tiempo de angustia. ¿Recuerdan la historia de Job? Satanás tuvo que pedir permiso antes de poder tocarlo.
Es interesante ver que en el versículo 15 se nos dice que los correos se extendieron por todo el reino. Fue Ciro quien estableció el sistema postal persa, usando caballos rápidos y estaciones de relevo por todo el reino. El “pony express” no fue el primero de su clase. Así que las noticias viajaron bastante rápido, y no pasó mucho tiempo antes de que los judíos estuvieran en profunda angustia. Su gran momento de angustia había llegado. Y el pueblo de Dios no estaba preparado para ello.

¿Crees que el pueblo de Dios estaría listo si el momento de los problemas llegara ahora? No lo creo. El propósito de Satanás es mantener sus planes ocultos el mayor tiempo posible y mantener al pueblo de Dios dormido en sus pecados para que no estén listos para la casi abrumadora sorpresa que los alcanzará como un ladrón en la noche. ¡Amigos míos, debemos prepararnos! No se demoren.
Satanás sigue en ello.

Estoy leyendo ahora el quinto volumen de los Testimonios para la Iglesia, pág. 426. En relación con la historia de Ester, Elena de White escribe: “El decreto que ha de proclamarse contra el pueblo de Dios será muy similar al que promulgó Asuero contra los judíos en el tiempo de Ester. El edicto persa brotó de la malicia de Amán hacia Mardoqueo. No porque Mardoqueo le hubiese hecho daño, sino porque se negaba a mostrarle la reverencia que pertenece solamente a Dios. La decisión del rey contra los judíos fue obtenida con falsas declaraciones por calumnias contra ese pueblo peculiar. Satanás inspiró el plan, a fin de librar la tierra de aquellos que preservaban el conocimiento del verdadero Dios.” …”La misma mente magistral que maquinó contra los fieles en siglos pasados sigue procurando librar la tierra de aquellos que temen a Dios y obedecen su ley. Satanás excitará indignación contra la humilde minoría que concienzudamente se niega a aceptar las costumbres y tradiciones populares. Hombres de posición y reputación se unirán con los inicuos y los viles para maquinar contra el pueblo de Dios. La riqueza, el genio y la educación se combinarán para cubrirlos de escarnio. Los perseguidores gobernantes, ministros de la religión y miembros de las iglesias conspirarán contra ellos. De viva voz y por la pluma, con jactanciosas amenazas y ridículo, procurarán destruir su fe. Por calumnias y airados llamamientos, despertarán las pasiones del pueblo. No teniendo un “Así dicen las Escrituras”, para presentarlo contra los defensores del sábado bíblico, recurrirán a promulgaciones opresivas para suplir la falta.

Para obtener popularidad y apoyo, los legisladores cederán a la demanda de una ley dominical. Los que temen a Dios no pueden aceptar una institución que viola los preceptos del Decálogo. Sobre este campo de batalla se produce el último gran conflicto de la controversia entre la verdad y el error. Y no se nos deja en duda en cuanto al resultado. Ahora, como en los días de Mardoqueo, el Señor vindicará su verdad y su pueblo.”

Aquí de nuevo vemos al tipo reuniéndose con el anti-tipo. Dios nos ha dado una ilustración muy clara del futuro de su fiel pueblo. ¿No deberíamos prestar atención y prepararnos para ello? ¿Cómo es tu caminar espiritual con Dios? ¿Puedes ser un Mardoqueo en la puerta? ¿Puedes ser una Ester que actuará en el temor de Dios cuando las circunstancias lo exijan? ¡Oro a Dios para que lo hagas! Ruego para que lo hagas. Sería una tragedia inestimable si alguien que escuchara este sermón se comprometiera a evitar las consecuencias humanas de la obediencia a Dios. Que Dios le ayude a ser fiel. Todas estas cosas que claramente vemos que ocurrieron en el tiempo de Ester, volverán a ocurrir durante la crisis final.

Capítulo 4:1-3: “Luego que supo Mardoqueo todo lo que se había hecho, rasgó sus vestidos, se vistió de cilicio y de ceniza, y se fue por la ciudad clamando con grande y amargo clamor. Y vino hasta delante de la puerta del rey; pues no era lícito pasar adentro de la puerta del rey con vestido de cilicio. Y en cada provincia y lugar donde el mandamiento del rey y su decreto llegaba, tenían los judíos gran luto, ayuno, lloro y lamentación; cilicio y ceniza era la cama de muchos.”

En estos versículos aprendemos que hay un tiempo de angustia que se avecina para el pueblo de Dios. El pueblo de Dios es culpado por cosas de las que no es responsable. Esto les causa una gran angustia, la peor que jamás hayan experimentado. ¿Alguna vez has pasado por algo así? Yo lo he pasado. Sé lo que se siente, y sé la angustia de corazón que conlleva. No he sentido la fuerza o la intensidad de la última vez que hubo problemas, por supuesto, pero sé por experiencia personal cómo se sienten algunas de estas cosas. Estos guardadores del sábado fueron puestos en la luz más desfavorable y tratados con la pena más severa, aunque no habían hecho nada para merecer tal tratamiento.

De la misma manera, las circunstancias en la crisis final traerán una gran angustia al fiel remanente pueblo de Dios. El remanente no habrá hecho nada digno de muerte. Han dado la advertencia y han expuesto el falso sábado. Pero las multitudes amantes del mundo, incluyendo algunos de sus compañeros de iglesia e incluso sus líderes, los abandonarán y los acusarán. Se convertirán en sus peores enemigos. ¿Alguna vez has tenido amigos íntimos que se han vuelto contra ti? Yo sí los he tenido. Sé cómo es. Esto hace que te preguntes si hay un Dios de justicia ahí afuera. Pone a prueba tu fe. Te hace sentir aislado y solo. Te hace cuestionar tu experiencia y tu misión en la vida. Se necesita toda tu energía para aferrarse a Cristo. Así es como va a ser durante el tiempo de angustia, sólo que peor. Durante la crisis de Ester, ella tuvo que enfrentarse cara a cara con su misión y su vocación. ¿Por qué estaba allí en el reino? El Dios que tiene todo el conocimiento previo la había colocado allí para “un tiempo como este”. El mismo Dios, que aún tiene toda la pre-conciencia, también te ha colocado donde estás para “un tiempo como este”.

La respuesta de Mardoqueo es sin duda similar a como se siente Cristo cuando su iglesia está angustiada. Él también está afligido y anhela liberarlos. Sin embargo, a menudo es la misma crisis que la iglesia necesita para ser purificada y ser lo que Cristo quiere que sea. Sin duda Mardoqueo debe haberse angustiado por la desobediencia del pueblo de Dios al permanecer en Babilonia cuando tuvieron la oportunidad de irse. Fueron los que se quedaron en Babilonia, particularmente él mismo, la razón del decreto de muerte que no sólo involucraría a los de Shushan sino a todos los judíos de todo el reino, incluyendo a los que habían vuelto a Judea. Sin embargo, él sabía la misericordia de Dios y que el propósito de Dios para Israel aún no se había cumplido.

Las criadas de Ester oyeron lo que había sucedido y cómo Mardoqueo estaba en la puerta en arpillera y cenizas. Le dicen a Ester, y ella tiene un diálogo con Mardoqueo a través de un intermediario. Mardoqueo le advierte que a pesar de la ley de que nadie puede entrar en la presencia del rey sin ser convocado, ella debe entrar al rey. Debe ser perspicaz, sabia y prudente, pero debe actuar y pronto. Esto es muy arriesgado porque podría significar su muerte y la pérdida de todo su pueblo.

“No pienses que escaparás en la casa del rey más que cualquier otro judío” dice el versículo 13. Tú también dice él, serás destruida por este decreto. El rey no sabe de la raza o religión de Ester. Esto va a ser una gran sorpresa para él.

Me encanta la fe de Mardoqueo. No es inconsciente del poder de Dios. Reconoce que Dios tiene un plan para su pueblo y que la liberación estaría asegurada. Añade (verso 14), “Porque si callas absolutamente en este tiempo, respiro y liberación vendrá de alguna otra parte para los judíos; mas tú y la casa de tu padre pereceréis. ¿Y quién sabe si para esta hora has llegado al reino?”

Piensen: Mardoqueo sabía que si los judíos eran destruidos, no habría un Mesías prometido. Sabía que Dios liberaría a su pueblo, pero no sabía cómo. Simplemente confió en las promesas de Dios. Esta es la verdadera fe. La verdadera fe acepta la promesa de Dios como un hecho aunque parezca imposible. Así que Mardoqueo le recordó a Ester su gran misión. Ahora es más que una reina; es la intercesora. Dios la puso en el reino como reina sólo para esta hora de crisis. Y el mensaje nos llega claramente a través de los milenios. El pueblo remanente de Dios es el punto de conexión entre el mundo y el Dios omnipotente en el cielo. A medida que el mundo se vuelve caótico, la gente se preocupará más por sus almas y escuchará con asombro el mensaje. Será el pueblo remanente de Dios el que los lleve a Cristo y a la plena luz de la verdad presente que salvará sus almas. Tienes un trabajo que hacer entonces. Aprende el mensaje. Estudien su Biblia y los libros del Espíritu de Profecía. Luego comparte lo que sabes con los demás. Si te mantienes en silencio, Dios usará a los demás pero tú estarás perdido.

“¿Cuál es nuestra responsabilidad individual en este asunto? Cuando Dios avanza en su obra, divide a los hombres en dos clases, los que siguen su camino y los que se apartan. ¿No son las palabras de Mardoqueo a Ester aplicables a cada uno de nosotros hoy en día: “Porque si te callas en este tiempo, entonces se levantará una expansión y liberación para los judíos (la obra) de otro lugar, pero tú y la casa de tu padre serán destruidos. ¿Y quién sabe si has venido al reino (la obra) para un tiempo como este?” Esto es de Mensajes de Loma Linda, página 38 (en Inglés).

También quiero que noten que fue Mardoqueo quien instruyó a Ester para ir a Asuero a suplicar por su vida y la de su pueblo. De la misma manera, Jesús instruye a su pueblo a ir al Padre en el cielo en su nombre, buscar el perdón y la justicia, y suplicar por nuestras vidas y por la liberación del remanente, como Ester lo hizo con Asuero.

La confianza de Ester en Mardoqueo y su fe inquebrantable en Dios sin duda la ayudó a obtener una paz interior sobre su trabajo asignado. De manera similar, el pueblo remanente de Dios puede tener esa misma confianza en Cristo que les da su fe y paz interior de que serán aceptados por Dios y liberados.
Ester sintió la necesidad de apoyo. “Ve”, dijo en el versículo 16, “y reúne a todos los judíos que se hallan en Susa, y ayunad por mí, y no comáis ni bebáis en tres días, noche y día; yo también con mis doncellas ayunaré igualmente, y entonces entraré a ver al rey, aunque no sea conforme a la ley; y si perezco, que perezca.”

Siempre que hay una crisis espiritual, el pueblo de Dios debe orar y buscar el rostro de Dios. Debemos hacer eso en nuestras vidas personales también. El pueblo remanente de Dios debe especialmente ayunar y orar cuando vean que la crisis se aproxima.

Ester sabía que la crisis exigía medidas. También sabía que era arriesgado. Pero confió su alma al poderoso Dios del cielo. A medida que la crisis se acerca al remanente, ellos también deben tomar acción para dar el mensaje y exponer los esfuerzos de Satanás para destruir al pueblo de Dios, así como Ester expuso los planes de Amán para arruinar la iglesia de Dios.

Permítanme leer de El Conflicto de los Siglos, pág. 664 “Así también será proclamado el mensaje del tercer ángel. Cuando llegue el tiempo de hacerlo con el mayor poder, el Señor obrará por conducto de humildes instrumentos, dirigiendo el espíritu de los que se consagren a su servicio. Los obreros serán calificados más bien por la unción de su Espíritu que por la educación en institutos de enseñanza. Habrá hombres de fe y de oración que se sentirán impelidos a declarar con santo entusiasmo las palabras que Dios les inspire. Los pecados de Babilonia serán denunciados. Los resultados funestos y espantosos de la imposición de las observancias de la iglesia por la autoridad civil, las invasiones del espiritismo, los progresos secretos pero rápidos del poder papal —todo será desenmascarado.”

No pensarán en preservar sus vidas. Sigo leyendo de la página 666 y 667, “En aquel tiempo de persecución la fe de los siervos de Dios será probada duramente. Proclamaron fielmente la amonestación mirando tan sólo a Dios y a su Palabra. El Espíritu de Dios, que obraba en sus corazones, les constriñó a hablar. Estimulados por santo celo e impulso divino, cumplieron su deber y declararon al pueblo las palabras que de Dios recibieran sin detenerse en calcular las consecuencias. No consultaron sus intereses temporales ni miraron por su reputación o sus vidas.”

Ester, que representa el tipo de la iglesia remanente, valientemente determina hacer su parte sin tener en cuenta las consecuencias. Su deber es claro. Ella debe hacer su movimiento.

El próximo mes veremos cómo Dios trabaja para la liberación de su pueblo a través de la historia de Ester. Tal vez ahora tengas una idea clara de cómo esta historia bíblica se aplica a nuestro futuro. Si eliges leer más adelante, piensa cuidadosamente en cómo el plan de Dios para la liberación de su pueblo se revela en esta asombrosa historia.

Oremos. Padre nuestro que estás en el cielo, te rogamos que podamos tener el coraje de Ester para enfrentar las crisis diarias en nuestras vidas. También queremos pedirte que nos prepares para la gran crisis final que está a punto de llegar al mundo. No estamos preparados para ello. Hay muchos a nuestro alrededor que no saben la verdad, y ellos tampoco están preparados. Muchos de nuestros compañeros creyentes no están preparados. Tal vez ni siquiera nosotros estamos preparados para la crisis. Dios, ayúdanos a hacer algo al respecto. Ayúdanos a aprender a ser puros y santos. Danos paz sobre el futuro. Amigo mío, si tienes miedo del futuro, puedes tener paz. Cristo te dará la paz. Él te ofrece su cetro de perdón. Él extiende su cetro de amor y fortaleza para que lo toques. Un toque y podrás tener la victoria. Cuando seas tentado, extiende tu mano y toca el cetro divino por fe y tendrás el poder de resistir. Puedes entregarte a Cristo ahora mismo. Puedes prepararte para el tiempo que viene viviendo este día y todos los días para Jesús. Él puede y te dará fuerza para enfrentar esta crisis. Puedes confiar en Él. Padre, nos ponemos en tus manos. Te pedimos que nos hagas como tú en carácter y en fe. Oh, danos esa fe que tenía Ester. Que Jesús nos diga palabras de coraje y fe, como Mardoqueo lo hizo con Ester. En el nombre de Jesús y por sus méritos, amén.