- KEEP the FAITH - https://ktfnews.com/es -

El Disparate Mortal de Sansón: La Mujer Ecuménica de Timnat

By Pastor Hal Mayer

Queridos amigos,

Bienvenidos al Ministerio Guardad la Fe. Gracias por estar juntos nuevamente para estudiar otro principio que tiene que ver con el fin del tiempo.

Quisiera compartir algo que se publicó recientemente en la revista GQ (en inglés), en un artículo titulado: “21 Libros que No Hace Falta que Leas” de los cuales la Biblia es uno de la lista. Esto es lo que escribieron: “La Biblia es repetitiva, se contradice a sí misma, es moralista, es tonta, y por momentos hasta enfermiza.” Es obvio para cualquier cristiano que esto es “guías ciegos guiando a ciegos”. ¡Y creen que son muy GQ! GQ significa un hombre vestido elegantemente, muy pulcro y muy atractivo.

Pero amigos, no escuchen a los editores de GQ. La Biblia es el mejor libro que jamás se haya escrito. Es muy consistente al interpretarse a sí misma a través de los escritos de muchos autores. Lo que autores seculares, como los de la revista GQ no se dan cuenta, es la belleza y simetría, la magnificencia y poder escondidos en lo que para ellos parece repetitivo, contradictorio, moralista, tonto y mentiras enfermizas. La Biblia es el principal libro que cambia la vida de quien la lee, si es leída bajo la dirección del Espíritu Santo, algo que los editores de la revista GQ no tienen. De hecho, la Biblia puede salvar su alma y llevarlo a la vida eterna, algo que los editores de GQ no encuentran interesante, y están en la postura de la burla, como los hombres de los días de Noé y Lot.

Hoy, volveremos a la llamada “moralidad” bíblica y continuaremos estudiando la vida de Sansón y sus aplicaciones prácticas para este tiempo. Sansón es una asombrosa figura que estaba bajo la especial dirección de la Providencia. Sin embargo, no llegó a ser lo que podría haber sido. Cuando analizamos su vida, es importante entender su significado profético para nuestros días; nos da un entendimiento del principal asunto que está enfrentando la iglesia de Dios en estos últimos días.

Vamos a comenzar con una palabra de oración.

Nuestro Padre que estás en los cielos, estamos asombrados de lo mucho que la Biblia tiene para enseñarnos en esta época de burlas a sus revelaciones. Mucha gente vuelve sus espaldas a la Biblia diciendo que es irrelevante, o porque alguien ridiculiza a quienes aprecian y viven las verdades sagradas, mientras que nosotros la encontramos más relevante y más profética que nunca antes. Padre, por favor, en el nombre de Jesús envíanos tu Espíritu Santo para que nos enseñe las cosas profundas de Dios y que nuestra luz brille en medio de la oscuridad moral de este mundo. Gracias por la luz que la Biblia trae a nuestras vidas, y que podamos entender lo que Tú quieres que hagamos, en el nombre de Jesús, amén.

Abramos nuestras sagradas Biblias, que nos traen luz del cielo, en el libro de Jueces, capítulo 14. Comenzando por el versículo uno y dos, vemos que Sansón no es lo que debería haber sido.

“Descendió Sansón a Timnat, y vio en Timnat a una mujer de las hijas de los filisteos. Y subió, y lo declaró a su padre y a su madre, diciendo: Yo he visto en Timnat una mujer de las hijas de los filisteos; os ruego que me la toméis por mujer.”

Sansón tenía las mejores condiciones diseñadas para prepararlo para liberar a Israel de los filisteos. Sansón y sus padres vivían en la región montañosa desde la cual se veía la llanura filistea, lo que le dio a Sansón la mejor posición para ver qué clase de personas eran los filisteos y entender a qué se enfrentaría.

La familia de Manoa era una de las pocas familias que no había caído en la apostasía general de esos tiempos y se había mantenido fiel a Dios. Su madre era muy temperante en su forma de comer y beber, además de tener mucho cuidado de no hacer nada que pusiera en peligro las posibilidades de que su hijo sirviera al Señor como había sido llamado a hacerlo. Ella lo entrenó en los votos nazareos y le enseñó que Dios lo había elegido para la obra especial de liberar a su pueblo de la opresión de los filisteos. Ella trató muy diligentemente de entrenarlo en los hábitos correctos y en la templanza desde su nacimiento.

Sin duda, hubo momentos en que la pequeña mente de Sansón se llenó de entusiasmo por lo que Dios le había encomendado, especialmente a medida que crecía en tamaño físico y fuerza bajo la bendición del Señor. Él era musculoso, era el más fuerte de todos los muchachos en Israel y sabía que su tremenda fuerza física no provenía de su físico, sino de Dios.

Pero algo comenzó a sucederle a Sansón. Escuchen esta descripción de Patriarcas y Profetas, página 606. “Si Sansón hubiera obedecido los mandamientos divinos tan fielmente como sus padres, habría sido su destino más noble y más feliz. Pero sus relaciones con los idólatras le corrompieron. Como la ciudad de Sora estaba cerca de la región de los filisteos, Sansón trabó amistades entre ellos. Así se crearon en su juventud intimidades cuya influencia entenebreció toda su vida. Una joven que vivía en la ciudad filistea de Timnat conquistó los afectos de Sansón, y él decidió hacerla su esposa.”

La ironía es que Sansón estaba justo en el punto en que estaba entrando en la madurez, el mismo momento en que debía comenzar a dedicarse a la obra que Dios le había asignado. Era el tiempo exacto en que debería haber sido fiel a Dios. Pero en cambio hizo amistad con los enemigos de Israel.

Ahora tratemos de comprender esto espiritualmente en nuestro contexto de hoy. Nosotros también debemos ayudar a liberar a las almas de la opresión del pecado y de Satanás, así como Sansón liberó a Israel de la opresión de los filisteos. Y debemos hacerlo a través del mensaje especial que Dios nos ha dado en estos últimos días; el mensaje de los tres ángeles. Si ese mensaje es comprendido y seguido, Dios liberará verdaderamente al alma humilde de los engaños de los últimos días y ésta se unirá al verdadero pueblo de Dios en el cielo con Cristo para siempre.

Sansón tenía un mensaje de salud por el cual debía vivir. Nosotros también tenemos un mensaje de salud y estilo de vida descrito en los mensajes de los tres ángeles de Apocalipsis 14. Ya saben dónde está, ¿verdad? Versículo 6: “Temed a Dios, y dadle gloria…” Ahora leamos 1ª Corintios 10:31, “Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios.”

Si vamos a glorificar a Dios, implica comer, beber y hacer, en otras palabras es nuestro estilo de vida. Si lo seguimos, este mensaje no solo nos librará de muchas enfermedades, sino que también mantendrá nuestras mentes agudas y perceptivas para que podamos discernir y evitar las tentaciones del enemigo.

De modo que Sansón representa de muchas maneras el mensaje de los tres ángeles. Estos son mensajes poderosos, al igual que Sansón era poderoso; más poderoso que cualquier otro mensaje. Si bien involucra los puntos principales del evangelio, es mucho, mucho más que eso. La fuerza de Sansón representa el poder del Espíritu Santo. Entonces, el mensaje de los tres ángeles llegará a ser más poderoso cuando el pueblo de Dios que lo proclama, tenga el Espíritu Santo en la lluvia tardía. Está diseñado para ayudarlos a purificar sus vidas a través de una vida saludable, al igual que Sansón fue ordenado a vivir una vida pura para Dios como Nazareo.

Amigos, ¿qué significa una mujer en profecía bíblica? Sí, eso es, una iglesia. Esta mujer de Timnat, proféticamente, o simbólicamente, representa una iglesia apóstata que se conecta con el pueblo de Dios: una iglesia ecuménica. Ella es filistea, pero por la razón que sea, ella tiene algún atractivo para aquellos que han sido llamados a enseñar y proclamar el último mensaje de Dios a la humanidad. Desafortunadamente, muchos de los que han sido llamados, como Sansón, se han mezclado con el enemigo por auto compasión.

Y hoy, en el momento en que es más importante ser fiel a Dios y a los mensajes de los tres ángeles, algunos, si no muchos, del pueblo de Dios están involucrados con los enemigos del Israel espiritual. La mayoría de las iglesias no tienen interés en defender el sábado de la Biblia. No tienen interés en comprender lo que la Biblia enseña acerca de lo que nos sucede después que morimos. No tienen idea de cuál es el mensaje del Santuario y la mayoría de ellos no tienen interés en él, o sus implicancias para sus vidas.

De hecho, muchos de ellos desprecian las cosas que Dios ha dado a su iglesia de los últimos días, el remanente. Odian el sábado, que es la prueba final de lealtad a Dios, y hacen todo lo que está a su alcance para disuadir a sus rebaños de considerar lo que Dios ha dicho respecto del sábado.

Escuchen esta poderosa declaración del libro El Conflicto de los Siglos, pág. 665.

“Satanás se pondrá alerta al ver que la controversia se extiende a nuevos campos y que la atención del pueblo es dirigida a la pisoteada Ley de Dios. El poder que acompaña a la proclamación del mensaje sólo desesperará a los que se le oponen. El clero hará esfuerzos casi sobrehumanos para sofocar la luz por temor de que alumbre a sus rebaños. Por todos los medios a su alcance los ministros tratarán de evitar toda discusión sobre esas cuestiones vitales. La iglesia apelará al brazo poderoso de la autoridad civil y en esta obra los papistas y los protestantes irán unidos. Al paso que el movimiento en favor de la imposición del domingo se vuelva más audaz y decidido, la ley será invocada contra los que observan los mandamientos. Se los amenazará con multas y encarcelamientos; a algunos se les ofrecerán puestos de influencia y otras ventajas para inducirlos a que renuncien a su fe.”

¿Cómo puede el pueblo de Dios unirse a aquellos que odian el mensaje? ¿Cómo pueden unirse con las iglesias que están tan determinadas a evitar que la luz brille sobre sus miembros? Mis amigos, uniéndose a las iglesias que han tomado una posición para defender la observancia del domingo, cuando Dios nos ha ordenado que guardemos el sábado, eliminará nuestra fortaleza y la fuerza del mensaje. El movimiento ecuménico no tiene nada para ofrecer al verdadero pueblo de Dios.

Tan solo observemos lo que sucedió con las iglesias protestantes, como los luteranos, los presbiterianos, los anglicanos y episcopales, los evangélicos y otros, bajo la poderosa influencia del movimiento ecuménico. Roma comenzó el movimiento ecuménico después del Concilio Vaticano II en la década de 1960. Hoy ha madurado, y casi todas las iglesias han entrado en un diálogo ecuménico con Roma. Están dispuestos a dejar a un lado la verdad para unirse a la Iglesia Católica Romana. Creen que Roma genuinamente quiere unirse a ellos y ser su amiga mientras permanecen con su propia denominación distintiva. Pero Roma quiere controlarlos. Quiere determinar sus acciones y despojarlas de su protesta, cosa que ha hecho con mucho éxito. Esto ha avanzado al punto que las iglesias están tan ciegas que muchos declaran que la protesta ha terminado. Sin embargo, Roma tiene las mismas doctrinas que tenía en el tiempo que Martín Lutero arriesgó su vida para exponer los abusos de Roma. Roma todavía ofrece indulgencias. Roma todavía enseña la doctrina de un infierno que arde eternamente. Roma aún enseña la unidad de la iglesia y el estado, lo que le da un increíble control sobre las naciones. Roma todavía enseña el perdón de los pecados por un sacerdote humano y la justificación por medio de las obras, uno de los argumentos clave que Martin Lutero usó contra ella. Pero sobre todo, la Iglesia Católica enseña la santidad del domingo, lo cual es una violación de los Mandamientos de Dios.

¿Creen ustedes que es posible unirse con una mujer así? Sansón quería a esta Timnatita, una adoradora de Dagón, pero era su lujuria que lo llevaba a una relación inmoral con ella, y que Dios le había prohibido. Esto es extraño para un israelita, y aún más para un hombre que está consagrado como nazareo a la pureza moral en todos los aspectos. ¿Es posible tener lazos ecuménicos con el enemigo de la verdad y la justicia? Por supuesto que sí, pero sacrificando y dejando a un lado la verdad. Si vamos a tener la madurez moral y la pureza moral requeridas para el pueblo remanente de Dios, debemos evitar todas las actividades ecuménicas de los enemigos declarados de la verdad de Dios. ¿Cómo podría esta mujer ser una ayuda para Sansón en su misión especial? ¿Y cómo puede una iglesia ecuménica ayudarte en tu misión de hoy?

“Precisamente cuando llegaba a la edad viril, cuando debía cumplir su misión divina, el momento en que más fiel a Dios debiera haber sido, Sansón se emparentó con los enemigos de Israel. No se preguntó si al unirse con el objeto de su elección podría glorificar mejor a Dios o si se estaba colocando en una posición que no le permitiría cumplir el propósito que debía alcanzar su vida. A todos los que tratan primero de honrarle a él, Dios les ha prometido sabiduría; pero no existe promesa para los que se obstinan en satisfacer sus propios deseos.” Patriarcas y Profetas, pág. 606.

Lo mismo vale para la iglesia de Dios. Si buscamos el honor de Dios no buscaremos compromisos ecuménicos con otras iglesias que solo nos urgirán a abandonar nuestras distintivas creencias bíblicas, y sólo nos enfocaremos en aquellas doctrinas que son comunes a todos. Esta es una estrategia engañosa para hacernos abandonar nuestras doctrinas en servicio a la amistad con las iglesias que son superficiales y no entienden el mensaje completo para este tiempo, o que quieren que abandonemos estas doctrinas claves que han sido dadas por Dios.

Cualquiera que sea guiado únicamente por su vista o por su imaginación, es responsable si se encuentra, o si ella se encuentra, en los brazos de un filisteo, que es un enemigo de Dios y su pueblo. Cualquiera que siga este curso de acción no solo corteja la fruta prohibida, sino que corteja el desastre, como ciertamente lo hizo Sansón. En cualquier caso, el matrimonio es más que un mero placer a la vista. La pregunta debe hacerse: ¿es digna esta persona de mis afectos piadosos? El verdadero valor de un alma radica en si está de acuerdo o no con la Biblia, no si es agradable a los ojos.

Pero cuando se trata de iglesias, el hecho que la iglesia de Dios se comprometa con otras iglesias que no aprecian la verdad para este tiempo, ni les agrada -de hecho, el desagrado y la hostilidad hacia la verdad- está en total desacuerdo con el plan de Dios. Hoy en día en esta era de censura y bajo nuestras circunstancias, si pensamos que ser políticamente correcto nos llevará al cielo, debemos pensarlo nuevamente. Aparecer en eventos ecuménicos y participar en discursos y otras actividades simplemente nos está llevando por la senda del compromiso.

Por ejemplo, supongamos que al participar en un evento ecuménico evitaría las acusaciones que somos una secta o que no cooperamos con el gobierno y deberían prohibirnos. En algunos lugares, esto es muy real. Evitar las consecuencias negativas al formar parte del movimiento ecuménico en cualquier país o región es verdaderamente un compromiso y una forma de fornicación. En Rusia, los Testigos de Jehová han sido dados de baja y prohibidos. Han sido acusados de todo tipo de males. Es mucho más fácil cumplir con las exigencias del gobierno y simplemente encontrar la manera de llevarse bien con todos. Pero si eso significa sacrificar nuestras verdades distintivas a cambio de la corrección política, entonces no tenemos razón para existir.

Y una vez que una iglesia ha sido arrastrada al movimiento ecuménico en un nivel superficial, habrá muchos intentos de parte de quienes odian nuestro mensaje del tiempo del fin para llevarnos más lejos en el ecumenismo. Y a medida que las intimidades surgen, se vuelve cada vez más difícil poder explicar el mensaje distintivo que se le ha dado al pueblo de Dios en los últimos días. Y la presión es dejarlo todo de lado.

Escuchen esta interesante declaración de Patriarcas y Profetas, pág. 607:

“Satanás está constantemente tratando de fortalecer su poderío sobre el pueblo de Dios induciéndole a aliarse con sus súbditos; y para lograr esto, trata de despertar pasiones impuras en el corazón. Pero en su Palabra el Señor ha indicado clara y terminantemente a su pueblo que no se una con aquellos en cuyo corazón no mora su amor. “¿Qué concordia tiene Cristo con Belial? o ¿qué parte tiene el creyente con el incrédulo? y ¿qué acuerdo tiene el templo de Dios con los ídolos?” (2ª Cor. 6: 15, 16, V.M.)

Noten la relación de la iglesia descrita en este pasaje. El templo de Dios, que es el pilar y el fundamento de la verdad, con los ídolos, que son la esencia de la adoración falsa. No puede ni debe haber conexión o afiliación, o “fornicación”, como lo llama la Biblia. Roma, en las Escrituras es llamada la madre de las rameras. Se encuentra en Apocalipsis 17: 5, 6. “y en su frente un nombre escrito, un misterio: BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS RAMERAS Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA.  Vi a la mujer ebria de la sangre de los santos, y de la sangre de los mártires de Jesús; y cuando la vi, quedé asombrado con gran asombro.”

No hay otra entidad que cumpla con esta descripción y el resto de la misma en Apocalipsis 17: 2-4, que el Catolicismo Romano. Entonces, cualquier iglesia, al unirse con ella en actividades y conexiones ecuménicas, se está comprometiendo en una relación inmoral con ella que está prohibida por Dios. Está claro que no entienden su personaje. Ellos no entienden sus propósitos. Creen que ella ha cambiado desde las persecuciones de la edad media. Pero ella solo ha cambiado su apariencia y su sensación estética.

Escuchen esta increíble declaración del libro El Conflicto de los Siglos, pág. 628: “El papado es precisamente lo que la profecía declaró que sería: la apostasía de los postreros días. (2ª Tesalonicenses 2:3, 4.) Forma parte de su política asumir el carácter que le permita realizar mejor sus fines; pero bajo la apariencia variable del camaleón oculta el mismo veneno de la serpiente. Declara: “No hay que guardar la palabra empeñada con herejes, ni con personas sospechosas de herejía.” —Lenfant, Histoire du Concile de Constance, tomo 1, pág. 493. ¿Será posible que este poder cuya historia se escribió durante mil años con la sangre de los santos, sea ahora reconocido como parte de la iglesia de Cristo?”

Ahora veamos el versículo 3 de Jueces 14. “Y su padre y su madre le dijeron: ¿No hay mujer entre las hijas de tus hermanos, ni en todo nuestro pueblo, para que vayas tú a tomar mujer de los filisteos incircuncisos? Y Sansón respondió a su padre: Tómame ésta por mujer, porque ella me agrada.”

Los padres de Sansón le suplicaron que encuentre una mujer entre su propia gente por esposa. Habían observado con ansiedad cómo su asociación con los filisteos de las llanuras cercanas a su hogar en Israel se convirtió en amistad con los mismos a los que algún día tendría que enfrentar. ¿Cómo podría funcionar esto? Tal vez él siempre tuvo una excusa piadosa, pero aún les preocupaba. Ustedes saben, les habrá dicho, estoy tratando de darles el testimonio del verdadero Dios. Pero ellos sabían que el matrimonio con un incrédulo y alguien que era uno de los enemigos del pueblo de Dios no podía ser bueno.

Y cuando él pidió que sus padres arreglaran un casamiento con esta mujer de Timnat, quisiera que noten que la única razón que ofreció para casarse con ella era que le agradaba. Él no dijo que había aceptado convertirse en una creyente israelita. Él ni siquiera dijo que ella estaba interesada en la verdad de Dios, o de renunciar a su adoración del pez dios Dagón. Él solo argumentó que ella era agradable a sus ojos. Esto puede haber sido agradable para él, pero ciertamente no fue agradable para Dios. Después de todo, casarse con esa mujer pagana lo haría un yugo desigual. Sin duda, su madre y su padre fueron devastados por su pedido. Ellos anhelaban que él viviera rectamente. Habían notado cosas que no parecían correctas mientras crecía. Ellos oraron por él. Ellos protestaron con él. Le recordaron su misión. Pero, sobre todo, sabían que ser puro y santo mientras estaba casado con esta mujer filistea sería imposible.

Las enseñanzas del Catolicismo Romano son en realidad el resultado de la fusión ecuménica de las doctrinas paganas y cristianas, que ha pervertido la doctrina cristiana al punto que es irreconocible para la Biblia, y es muy engañosa para las personas que no conocen las Escrituras. Todo el ritual piadoso, la ceremonia y la pompa hacen que parezca, para el ojo inexperto, que la Iglesia Católica Romana está siguiendo a Jesús y promoviendo el cristianismo. Pero no lo está y no lo ha hecho durante toda su historia de 2000 años. En cambio, ha perseguido a los seguidores de Jesús y la Biblia. La degradación del verdadero cristianismo en una mezcla con el paganismo, es la clave para entender cómo esta iglesia puede aliarse con los líderes mundiales y ejercer un poder geopolítico considerable. Esta afiliación con los reyes de la tierra, que la Biblia denomina líderes nacionales y globales, se identifica en la Biblia como fornicación. La fornicación es un acto ilícito de placer diseñado para unir a dos personas que no están autorizadas por las Escrituras para tener esa relación. La fornicación espiritual es, en esencia, la relación entre los reyes de la tierra y el poder religioso global del papado, que produce un placer temporal, pero es inmoral e irreligioso porque conduce a la persecución del verdadero pueblo de Dios.

Veamos el versículo 4: “Mas su padre y su madre no sabían que esto venía de Jehová, porque él buscaba ocasión contra los filisteos; pues en aquel tiempo los filisteos dominaban sobre Israel.”

¿Cómo deberíamos entender esto? ¿Cómo puede algo ser de Dios que es manifiestamente contrario a su voluntad? Lo que esto está diciendo es que Dios lo rechazó, porque el Señor, a pesar de ello podía usar la circunstancia para encontrar una ocasión contra los filisteos. En otras palabras, Dios usó la terquedad de Sansón y su libertinaje para cumplir Sus propósitos. Es entendible que los padres de Sansón no supieran que Dios lo utilizaría de todos modos. Se preocuparon con razón por la dirección de su vida, que estaba en dirección opuesta a la que Dios había señalado. Pero Dios siempre tiene una solución. Incluso puede usar para cumplir su propósito a aquellos que están muy comprometidos y tienen fallas. Puede que no tengan un buen resultado al igual que Sansón. Pero aun así el Señor puede lograr su propósito.

Tengan presente que Dios trató de involucrar a Sansón antes en Su obra. ¿Recuerdan lo que se nos dice en Jueces 13:25? “Y el Espíritu de Jehová comenzó a manifestarse en él en los campamentos de Dan, entre Zora y Estaol.”

En otras palabras, cuando era aún joven, Dios sabía que Sansón necesitaba apoyo para olvidar sus fantasías y sus pasiones, y participar en la obra de Dios. Así que el Espíritu del Señor se movió sobre él, y se sabía que Sansón había sido llamado para una tarea especial. Tal vez la suave presión social le ayudaría a tomar la decisión de ponerse del lado de Dios en sus planes para Sansón. O quizás Dios le dio a Sansón una muestra de lo que es el Espíritu Santo obrando en su corazón para que él quiera más y evite aquellas cosas que lo separarían de Dios.

¿No es Dios misericordioso, mis amigos? Dios extiende su mano de compañerismo, incluso a personas que Él sabe que no están del todo bien con Dios. Él los usa en su obra para que puedan entenderlo, y puedan participar más plenamente y dejar de lado todo lo que no sea cristiano en sus vidas. Pero cuidado, el enemigo intentará aprovecharse de ti si eres así.
Veamos ahora el versículo cinco y seis. “Y Sansón descendió con su padre y con su madre a Timnat; y cuando llegaron a las viñas de Timnat, he aquí un león joven que venía rugiendo hacia él. Y el Espíritu de Jehová vino sobre Sansón, quien despedazó al león como quien despedaza un cabrito, sin tener nada en su mano; y no declaró ni a su padre ni a su madre lo que había hecho.”

Hay varios niveles para comprender esta historia. Veamos el nivel uno: la lección personal. Aparentemente, su padre y su madre no estaban con Sansón cuando el león lo atacó porque dice que no sabían lo que él había hecho. Quizás había ido a los viñedos de Timnat para comer uvas, cosa que Dios le había prohibido como nazareo. A menudo nos gusta la libertad y nos gustaría eliminar los límites que el Señor nos ha puesto para nuestra felicidad y bendición. Pero al salir del camino trazado por el Señor ante nuestros pies, solo encontramos peligros y dificultades que podrían haberse evitado si nos hubiéramos quedado en el camino elevado.
Su encuentro con el león fue peligroso. Y también el curso de acción de Sansón con la mujer filistea. ¿Cómo podría mantener su posición espiritual?

Nivel dos: las lecciones espirituales: tengan en cuenta el poderoso simbolismo. Este joven león era fuerte y feroz. Satanás es un león rugiente que anda buscando a quien devorar. Él también es feroz. El león era un símbolo apropiado del peligro de incursionar en el pecado que se había propuesto hacer. Dios le había enviado a Sansón como advertencia un león que se cruzó en su camino. Siguiendo su propio camino, solo lo conduciría a las fauces del enemigo. Y aunque Sansón destrozó al león, la advertencia todavía era bastante obvia. El mensaje era: regresa. Pero Sansón persistió.

Aquí hay otra lección espiritual. Tal vez debería señalar que el propósito original de Dios era hacer de Sansón un símbolo apropiado o un tipo de Cristo, el poderoso guerrero contra el diablo y sus ángeles. Cristo debía liberar a su pueblo de la opresión del pecado. Él debía ser su Salvador. Él sería el Dios fuerte y derrocaría poderosamente al enemigo. Él debía restaurar la paz en Israel como el Príncipe de Paz. Sansón iba a ser un tipo de todo esto, pero al volver la espalda a los principios de Dios y vivir una vida impura, perdió el privilegio de ese simbolismo. Al igual que Moisés, quien destruyó el simbolismo cuando golpeó la roca por segunda vez, pero Dios aún lo amaba y tenía un plan para él.

He aquí otra lección espiritual. En la providencia especial de Dios, al matar al león, Dios también le estaba haciendo saber a Sansón cuánta fuerza tenía en realidad. Este joven león era fuerte. ¿Hace eso Dios por nosotros? ¿Permite Dios que surjan circunstancias que motiven nuestras energías y fortalezcan nuestra voluntad, para que podamos obtener la fe y la experiencia que necesitamos para hacer lo que Él realmente nos ha llamado a hacer?

Por ejemplo, si entendemos en plenitud los mensajes de los tres ángeles para estos últimos días, podemos pensar que somos débiles y que no podemos manejar la espada de la Biblia de manera muy efectiva. Pero Dios nos envía pruebas para que podamos ver lo que somos capaces de hacer bajo la influencia del espíritu y el poder de Dios. Si ustedes no quieren creer, Él no puede hacer nada, y los dejará en la oscuridad. Pero si están ansiosos y verdaderamente quieren conocer y hacer la voluntad de Dios, y humildemente buscan su consejo en la palabra, Él los guiará.

Vayamos al siguiente nivel. La iglesia remanente como un cuerpo también debe ganar experiencia de las circunstancias que aparezcan. Por ejemplo, si nos amenazan con la pérdida de nuestra libertad religiosa, debemos levantarnos en su defensa. Y para aquellos que tienen esa oportunidad, deben defenderla vigorosamente. Pero si nos comprometemos y nos unimos a una alianza ecuménica, eventualmente no solo perderemos nuestra libertad religiosa, sino que perderemos el mensaje y la capacidad de difundirlo. Además, perderemos la experiencia y el poder que necesitamos para vencer al enemigo que quiere eliminarlo de nosotros.

A veces Dios levanta un león rugiente, algo tan serio que debemos tomar nota de ello. Pero no solo debemos tenerlo en cuenta, sino que debemos actuar instantáneamente para evitar una calamidad. Daniel experimentó esto cuando se enteró de que el rey había ordenado la muerte de todos sus hombres sabios. Él entró en acción y le pidió tiempo al rey.

Este es el propósito oculto de Dios. Él usa a sus enemigos para despertar nuestra acción en unidad. Esto es para que Dios pueda enseñarnos que no debemos temer a las grandes dificultades. Es para aprender que podemos, en el Espíritu del Señor, enfrentar las mayores dificultades. Esta es una lección muy importante, especialmente a la luz de nuestros tiempos y del movimiento ecuménico en maduración, que está diseñado para aislar a todos los que no estén de acuerdo con sus demandas.

El joven león no tenía ninguna posibilidad con Sansón, así como el enemigo no tiene ninguna posibilidad con Cristo. Si tenemos la fe de Cristo, ningún enemigo puede resistirnos. Cristo luchará por nosotros y nos dará la fortaleza para soportar y vencer. Y si la iglesia es fiel a su misión, Cristo permanecerá a su lado, aunque el mundo entero se oponga a ella. Y no solo eso, sino que ningún esquema ecuménico puede vencer al verdadero pueblo de Dios.

Es interesante que David, que debía completar la liberación de su pueblo de los filisteos, tendría que luchar contra el león y el oso, y sugirió que el “filisteo incircunciso [Goliat] debería ser como uno de ellos”. Véase 1° Samuel 17: 36.

En otras palabras, no importa qué clase de bestia pueda enviar el enemigo contra la iglesia de Dios, Cristo es capaz de vencerla. Recuerden, una bestia representa un poder civil. Entonces, cuando los diversos tipos de poder civil se oponen a la iglesia de Dios, como la profecía lo declara, debemos entender que es en la fuerza de Dios que podemos y debemos oponernos a estos poderes que tienen un espíritu de compromiso ecuménico para llevarse bien con el poder religioso establecido. Cristo permanecerá a nuestro lado para que podamos sobrevivir espiritualmente aunque seamos atacados y desafiados. Hay muchos tipos diferentes de poderes civiles, así como hay varias bestias peligrosas en el desierto. Está el republicanismo estadounidense, la Commonwealth británica, el comunismo ruso y el comunismo chino; hay democracias, dictaduras y todo tipo de estructuras gubernamentales. Entonces, aunque una bestia difiere de otra, en la fortaleza de Dios, su iglesia puede sostenerse por sí misma sin tener que comprometerse con la iglesia o el estado.

Leamos ahora los versículos siete y ocho: “Descendió, pues, y habló a la mujer; y ella agradó a Sansón. Y volviendo después de algunos días para tomarla, se apartó del camino para ver el cuerpo muerto del león; y he aquí que en el cuerpo del león había un enjambre de abejas, y un panal de miel.”

Cuando Sansón bajó a celebrar la boda con sus padres, tuvo curiosidad y se desvió por el camino hacia el viñedo donde había matado al león para ver si todavía estaba allí. Los pájaros y las bestias sin duda habían comido la carne de los huesos, pero aún estaba el cadáver. Para su sorpresa, había un enjambre de abejas que lo habían convertido en una colmena, y habían acumulado una buena reserva de miel, un bien básico en la tierra de Canaán. Sansón tomó la miel con sus manos. Sin duda, las abejas lo enfrentaron, pero ¿por qué el hombre que no temió al león debería temerle al aguijón de las abejas? Y al hacerlo, Dios le enseñó a no temer a los gigantes filisteos (y había varios de ellos), que pululaban a su alrededor. Él debía permanecer en el poder de Dios para destruirlos y liberar a Israel.

Y para la iglesia de Dios en los últimos días, la lección también debería ser clara. No debemos temer a los que pueden amenazar al pueblo de Dios, que incluso pueden ser gigantes ecuménicos. Para aquellos que no están de acuerdo con sus tentadores sobornos e incentivos, éstos pueden volverse feroces y amenazantes. Pero podemos obtener energía de las Escrituras que nos alimentan en el mensaje de Dios, que es tan dulce como la miel.

La miel es otro símbolo apropiado. Es por la misericordia de Dios que las abejas fabrican miel que el hombre puede usar para endulzar su gusto. Pero el simbolismo se refleja en la alegría y dulzura de la liberación de los enemigos de Israel. Es una promesa, por así decirlo, de esa liberación. Al estar en el cadáver muerto, la miel representa a la iglesia rodeada por el mundo. Su obra de rectitud y su mensaje es dulce y nutritivo para el alma. Y al final de los tiempos, los mensajes de los tres ángeles de la iglesia remanente también son dulces como miel cuando se los comprende correctamente.

Pero Sansón iba por el camino del necio. Él estaba siguiendo lo que veían sus ojos y sus pasiones. Él no estaba siguiendo la verdad de Dios. Él no estaba viviendo el mensaje que Dios le había dado para mantenerlo puro. ¿No están haciendo lo mismo muchos del pueblo de Dios hoy? Piensan que han aprendido la verdad, pero en realidad, todavía son carnales y no quieren luz avanzada. Van a la iglesia todos los sábados, pero eso es todo. Viven por lo que ven sus ojos y sus pasiones.

Y aquí hay una lección práctica más. Muchas veces, y digo muchas veces, porque creo que es así; muchas veces, nos negamos a escuchar el mensaje que alguien nos puede traer porque nos llega en recipientes que no son ideales a nuestro parecer. Pensamos que son raros, extraños o extremistas morales, o esto o aquello. Pero el Señor disfraza al mensajero para ver si la gente escucha el mensaje. La palabra de Dios, la reprensión del Señor, es dulce como la miel, no importa quién es el que la trae.

Pero todavía hay una lección más para aquellos que fielmente cumplen con su deber dado por Dios de proclamar el mensaje para este tiempo. Cuando Dios, en su providencia suprema, trae a su iglesia algunos enemigos en los últimos días, es para que la iglesia pueda glorificar a Dios con su vida justa y santa, y no por compromiso ecuménico. Sin embargo, sus enemigos pueden presionar al pueblo de Dios, pueden amenazarlos, incluso pueden hacerles el mal aunque no lo merecen, y es ahí cuando Dios puede trabajar.

Es en tiempos de persecución que el poder de Dios se manifiesta más a través de los caracteres de la gente de su iglesia. Es durante tiempos de opresión que Dios tiene la intención de revelar su brazo extendido y preservar Su gloria y carácter. Y cuando la iglesia de Dios sea perseguida por la observancia del sábado en los últimos días, será Dios quien la libere. Él es poderoso para derribar fortalezas, Él cambiará su opresión y le dará belleza a cambio de las cenizas. Es allí cuando “del devorador sale comida, y del fuerte sale dulzura.”

La relación de Sansón con esta mujer pagana es también un símbolo apropiado de lo que vemos suceder hoy entre del pueblo de Dios. Existe una tendencia entre algunos, si no muchos, a unirse a la adoración ecuménica, a las actividades y proyectos sociales para ser parte de un grupo más amplio de los así llamados cristianos, que en realidad están conspirando para que dejen el sábado, y guiarlos por el camino de la apostasía. Ellos, al igual que la mujer filistea de Sansón, no tienen ningún deseo de defender la verdad de Dios. Son sus enemigos, por lo tanto también son enemigos del pueblo de Dios. No podemos confiar en ellos. No debemos unirnos a ellos. No podemos ceder a sus incentivos.

Eventualmente, se levantarán contra el mensaje como lo hicieron sobre Sansón. No se les puede confiar el mensaje de la verdad de Dios porque lo torcerán y harán que sea la interpretación más despreciable de las Escrituras. Ellos acusarán a la gente de Dios de ser una secta. Pero cuando la providencia de Dios permite que la persecución venga a su iglesia, y cuando permite muchos problemas y pruebas como nunca les fue dada, es para su propósito divino. Porque cuando Dios saca bien del mal, cuando una amenaza se transforma en ventaja, o cuando sus enemigos son sometidos, es cuando “del devorador sale comida, y del fuerte sale dulzura.”

Leamos ahora los versículos nueve y diez: “Y tomándolo en sus manos, se fue comiéndolo por el camino; y cuando alcanzó a su padre y a su madre, les dio también a ellos que comiesen; mas no les descubrió que había tomado aquella miel del cuerpo del león. Vino, pues, su padre adonde estaba la mujer, y Sansón hizo allí banquete; porque así solían hacer los jóvenes.”

El poderoso Sansón viene a la fiesta de bodas. Esta será la primera vez que Sansón hace de los filisteos sus enemigos. Está a punto de comenzar el proceso de aplastar su poder.

Sansón hizo un banquete nupcial según la costumbre de aquella tierra que duró siete días.
“En el festín de su boda Sansón se relacionó familiarmente con los que odiaban al Dios de Israel. Quienquiera que voluntariamente entabla relaciones tales se verá en la necesidad de amoldarse, hasta cierto grado, a los hábitos y costumbres de sus compañeros. Pasar el tiempo así es peor que malgastarlo. Se despiertan y fomentan pensamientos, y se pronuncian palabras, que tienden a quebrantar los baluartes de los buenos principios y a debilitar la ciudadela del alma.” Patriarcas y Profetas, pág. 607.

Versículo once: “Y aconteció que cuando ellos le vieron, tomaron treinta compañeros para que estuviesen con él.”

La historia de la fiesta de bodas es asombrosa. Sansón era bastante vulnerable a las tentaciones de la ocasión. Tengan presente que las relaciones de la mujer fueron realmente agradables hacia él, al menos en la superficie, y lograron que Sansón se sienta cómodo y bastante tranquilo. Organizaron a 30 compañeros para estar con él, como para hacerle honor y para ayudarlo como sus padrinos de boda. Pero lo más probable es que le tenían un poco de miedo y querían tener una especia de guardia ya que él era tan fuerte y poderoso. Tal vez también estaban celosos de él y sería bueno tener espías para vigilar cada uno de sus movimientos.

Amigos, si están en yugo desigual con aquellos que no son fieles al mensaje de Dios en estos últimos días, corren el riesgo de grandes pérdidas. Se arriesgan a tener amigos que no son amigos de hecho. A pesar de que puedan ser muy amigables, no pueden confiar en ellos. Siempre estarán trabajando en contra de ustedes.

Y como iglesia de Dios, nunca deberíamos mezclarnos con los enemigos de la verdad para participar en sus celebraciones y unirnos a ellos en sus festividades. Los servicios ecuménicos de culto y otras reuniones ecuménicas están verdaderamente prohibidos. Recuerden, las hijas de Babilonia son seductoras. Sin embargo, encontrarán la manera de aprender el secreto de nuestra fortaleza. Ustedes pueden hacerles preguntas profundas que comprometerán sus mentes, pero nunca entenderán las respuestas y pervertirán la verdad con mentiras.
Versículos doce y trece: “Y Sansón les dijo: Yo os propondré ahora un enigma, y si en los siete días del banquete me lo declaráis y descifráis, yo os daré treinta vestidos de lino y treinta vestidos de fiesta. Mas si no me lo podéis declarar, entonces vosotros me daréis a mí los treinta vestidos de lino y los vestidos de fiesta. Y ellos respondieron: Propón tu enigma, y lo oiremos.”

Estos 30 hombres aceptaron el desafío del enigma. Sansón, quien inventó el acertijo,… “Entonces les dijo: Del devorador salió comida,  Y del fuerte salió dulzura. Y ellos no pudieron declararle el enigma en tres días.” Versículo 14.

Piensen en esto, mis amigos. Si Sansón es un tipo del último mensaje de Dios, el mensaje de los tres ángeles, su fuerza sería dulce porque nadie podría derrocarlo. Ganaría victorias y haría discípulos en todas las naciones. Derrotaría los argumentos de los enemigos de Dios, y se mantendría puro y fuerte en medio de la oscuridad moral de nuestra época. ¿Y no es para eso que está diseñado el triple mensaje angélico?

Ninguno de estos treinta hombres pudo descifrar el enigma, aun cuando era bastante fácil. Si hubieran pensado en la bestia más fuerte, seguramente uno de ellos habría encontrado un león. Si hubieran pensado en la carne más dulce, seguramente uno de ellos habría mencionado la miel. Después de todo, ni los leones ni la miel les eran desconocidos. O sus mentes estaban muy embotadas o estaban tan ebrios que no podían pensar con claridad. Por alguna razón, ni siquiera podían acercarse a un acertijo tan simple como el de Sansón.

Versículo 15: “Al séptimo día dijeron a la mujer de Sansón: Induce a tu marido a que nos declare este enigma, para que no te quememos a ti y la casa de tu padre. ¿Nos habéis llamado aquí para despojarnos?”

Ellos acusaron a la novia de Sansón de tratar de conseguir para él lo que era de ellos. Amenazaron con matarla de la forma más barbárica, es decir, quemándola con fuego. Si no podía obtenerles la respuesta, la destruirían a ella y a la casa de su padre. Esto era malo y brutal. Sin duda, ella se asustó y decidió obtener la respuesta.

Si hubieran tenido las cosas en una verdadera perspectiva, ¿no creen que hubiera sido sabio admitir que no podían responder al enigma y pagar el pequeño precio de una camisa y un abrigo? Pero no, no podían dejar que este extranjero los superara, no podían soportar perder, incluso un acertijo tan pequeño. Sin embargo ellos no sabían lo que les esperaba.

Ahora, quiero que noten algo. Fue el séptimo día de la semana, el cuarto día de la fiesta, cuando la amenazaron. En otras palabras, el sábado, el día en que Dios ordenó el descanso, ella comenzó sus disgustos contra Sansón. Creo que es muy interesante que el día de reposo se menciona aquí y se usó como el día para presionar a la esposa de Sansón para que descubriera el enigma. ¿No es el sábado la prueba final del pueblo de Dios?

Amigos, el sábado es la clave para entender a Cristo en su plenitud. Es el sábado que abre la comprensión del mensaje de los tres ángeles, el mensaje del santuario, el mensaje del sellamiento y muchos otros principios claves de la fe en estos últimos días. El sábado es el punto más importante de la controversia con los enemigos del pueblo de Dios. Por lo tanto, es sobre el sábado que la presión se aplica al verdadero pueblo de Dios que se niega a unirse a la adoración ecuménica y a otros proyectos ecuménicos.

Versículo dieciséis: “Y lloró la mujer de Sansón en presencia de él, y dijo: Solamente me aborreces, y no me amas, pues no me declaras el enigma que propusiste a los hijos de mi pueblo. Y él respondió: He aquí que ni a mi padre ni a mi madre lo he declarado, ¿y te lo había de declarar a ti?”

La esposa de Sansón sabía que a él no le gustaría que se cuestione su amor por ella. Entonces argumentó que él no la amaba porque no le decía la respuesta al enigma. Y funcionó. Aunque Sansón protestó que ni siquiera se lo había dicho a sus padres.

Ahora versículo diecisiete: “Y ella lloró en presencia de él los siete días que ellos tuvieron banquete… Es decir, por el resto de los siete días de la fiesta. Esto fue embarazoso para Sansón. Ella estaba arruinando la alegría. ¿Cómo puede una mujer llorar y llorar como una niña mimada en su propia boda? Bueno, eso es lo que ella hizo.

Continúa el versículo: “…mas al séptimo día él se lo declaró, porque le presionaba; y ella lo declaró a los hijos de su pueblo.”

Esta mujer era más leal a su pueblo que a su esposo. ¿No podría Sansón haber evitado que los 30 compañeros llevaran a cabo sus amenazas? ¿No podría haber defendido la casa de su padre contra todo un ejército? Sin embargo, ella no era digna de confianza. Ella lo traicionó astutamente.

Piensa cómo será unirse a una iglesia ecuménica como lo hizo Sansón con la mujer de Timnat. Sus lágrimas son un tipo de lo que el movimiento ecuménico hace a algunos que no entienden el último mensaje de Dios y son vulnerables a sus avances. Esta iglesia ecuménica los hará sentir que los poderosos mensajes de los tres ángeles no tienen ningún valor. Se quejan de que son demasiado legalistas. Incluso piensan que están fundados en la intolerancia. Argumentan que no hacéis énfasis en la cruz y el perdón. Ellos enseñan que vuestra antigua denominación es una secta y que ahora son libres en Cristo. No es mas necesario que guarden el sábado. No necesitan preocuparse por guardar ninguno de los Diez Mandamientos, ya que Jesús les ha perdonado los pecados, pasado, presente y futuro. Hacen amistad con ustedes y luego les enseñan que fueron engañados por vuestra antigua denominación.

Eventualmente, comienzas a ver a tus antiguos miembros de iglesia como ingenuos y engañados. Comienzas a verlos como enemigos, y su testarudez como una rebelión. Cuando una ley dominical sea propuesta por el cuerpo legislativo del territorio, ustedes serán sorprendidos porque han ridiculizado la idea de que tal cosa podría suceder. Y ahora no pueden abandonar sus nuevas asociaciones ecuménicas porque tendrían que retractar vuestros fuertes comentarios de lealtad a los principios ecuménicos. Estáis atascados. No se puede salir del movimiento ecuménico con facilidad, y además ustedes se enojan porque las personas con las que alguna vez tuvieron un compañerismo logran lo que ustedes pensaban que era imposible. Amigos, creo que es mejor que lo pensemos dos veces antes de unirnos al agradable movimiento ecuménico. Después de todo, tiene dientes y eventualmente perseguirá a aquellos que no estén de acuerdo en aceptarlo.
Versículo 18:” Al séptimo día, antes que el sol se pusiese, los de la ciudad le dijeron: ¿Qué cosa más dulce que la miel? ¿Y qué cosa más fuerte que el león? Y él les respondió: Si no araseis con mi novilla, nunca hubierais descubierto mi enigma.”

Sansón sabía lo que había sucedido. Ahora también sabía que no podía confiar en su esposa.
Versículo diecinueve:” Y el Espíritu de Jehová vino sobre él, y descendió a Ascalón y mató a treinta hombres de ellos; y tomando sus despojos, dio las mudas de vestidos a los que habían explicado el enigma; y encendido en enojo se volvió a la casa de su padre.”

Noten que el Espíritu del Señor le permitió a Sansón matar a 30 hombres de Ascalón. Los filisteos casi habían llegado al fin de su tiempo de opresión, y Dios estaba trabajando para liberar a Israel de su dominio. Dios estaba tratando de despojar a Sansón de sus nuevas relaciones. Después de todo, Dios todavía tenía misericordia con Sansón. Sabía que aún podía usarlo. Y si se arrepentía y vivía correctamente, podría hacer de él un gran libertador. Amigos, es mejor enojarse con los filisteos que enamorarse de ellos. O para decirlo más claramente en nuestro tiempo, es mejor menospreciar a las iglesias ecuménicas que unirse a ellas.

Versículo veinte:” Y la mujer de Sansón fue dada a su compañero, al cual él había tratado como su amigo.”

Sansón se retiró descontento por todo el asunto. Pero la mujer en lugar de pedirle perdón a Sansón por lo que había hecho a su esposo, se casó con otro, que bien puede haber sido el jefe de los invitados. El amigo del novio, dice la Biblia.

Amigos, no podemos confiar en el hombre ni en los planes del hombre. Siempre llegarán a la decepción e incluso a la ruina. Que Dios nos ayude a ser fieles al mensaje. Que podamos aprender los mensajes de los tres ángeles y el sabor de su dulzura. Seamos siempre leales a Dios y en todos los sentidos evitemos el compromiso con aquellos que nos alejarían de su poder.

El mes que viene estudiaremos más acerca de esta poderosa historia.

Oremos. Nuestro Padre que estás en los cielos, gracias por la historia de Sansón. Es un perfecto recordativo que estamos viviendo en un tiempo que está simbolizado por el casamiento con esta mujer filistea de Timnat. Por favor ayúdanos, como Tu pueblo, a ver y entender los peligros del movimiento ecuménico, y aprender a vivir por fe en Cristo para que nada nos pueda disuadir de seguirlo. Danos la victoria sobre los leones que nos atacan y que podamos estar firmes en Cristo en cada circunstancia de prueba. En el nombre de Jesús, amén.