- KEEP the FAITH - https://ktfnews.com/es -

Cambio de Juego: La Diplomacia Secreta del Vaticano

Queridos amigos:

El Papa ha surgido como el héroe en el sorprendente cambio de las relaciones entre los Estados Unidos y Cuba. Las buenas relaciones entre Estados Unidos y Cuba son el resultado de 50 años de trabajo diplomático papal, y la mayor parte ha sido en secreto. Pero la diplomacia encubierta por detrás de las escenas sale a la luz de vez en cuando, cada vez que sucede algo importante. Y en estos días, el Vaticano está muy feliz de contarnos de su participación en ello porque esto aumenta la importancia de la iglesia en el terreno geopolítico. Están muy orgullosos de ellos mismos, por mencionar lo mínimo, aun cuando tratan de hablar en términos piadosos. Sin embargo, su entusiasmo debido a su propio éxito es palpable. Después de todo, ellos quieren que el mundo los vea como los agentes de la paz y el lugar adecuado para conseguir las sabias negociaciones diplomáticas.

Comencemos con un versículo familiar de las Escrituras, que está en Apocalipsis 17:1-2. “Entonces vino uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y me dijo: ‘Ven, y te mostraré el castigo de la gran ramera, que está sentada sobre muchas aguas. Con ella han fornicado los reyes de la tierra. Y sus habitantes se han embriagado con el vino de su fornicación’”.

Amigos, esto es prostitución espiritual. La mujer representa aquí a una iglesia. Este es el significado de una mujer en profecía bíblica. Pero no es una mujer pura, como la que se encuentra en Apocalipsis 12. Es una mujer mala que está sentada sobre muchas aguas. ¿Qué representa el agua en profecía bíblica? Lo podemos ver en el versículo 15. Dice así: “Las aguas que viste donde la ramera se sienta, son pueblos y muchedumbres, naciones y lenguas”.

Noten también que la mujer cabalga sobre una bestia. Eso está en Apocalipsis 17:3. “Y me llevó en espíritu al desierto. Allí vi una mujer sentada sobre una bestia escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y estaba cubierta de nombres de blasfemia”.

Una bestia en profecía bíblica representa un gobierno civil. De manera que aquí tenemos una iglesia que está controlando a una nación estado, y también se sienta sobre ella, o controla multitudes de personas.

La mujer que cabalga sobre la bestia también se sienta sobre siete montañas. Y la Biblia en Apocalipsis 13:3 nos dice que: “Todo el mundo se maravilló” en pos de esta entidad iglesia-estado.

Observen también que la bestia posee siete cuernos. Esos cuernos representan reyes o poderes de la tierra. Esto se encuentra en el versículo 12. “Los diez cuernos que viste son diez reyes, que aún no han recibido reino; pero por una hora recibirán autoridad como reyes con la bestia”.

Amigos, solo existe una entidad en el planeta que concuerda con esta descripción. Y esa entidad es Roma o el Papado. Pero, ¿cómo obtiene Roma este tipo de poder? ¿Cómo llega el Vaticano al lugar donde pueda manipular y controlar a naciones, pueblos, familias y grupos de idiomas?

Proverbios 5:3-4 tiene un consejo específico muy práctico para los individuos, pero también para las naciones. Piensen en esos versículos de una manera un poquito diferente a la que ustedes están acostumbrados. Dice así: “Porque los labios de la mujer extraña destilan miel, su paladar es más blando que el aceite; pero su fin es amargo como el ajenjo, agudo como una espada de dos filos”.

¿No creen ustedes que esta es la manera por la cual las naciones son atraídas por el papado? El papado las besa amistosamente. Las atrae con sus encantos, con su estatura política, electores que colocan sus productos en posiciones de poder, etc. Sí, puede tener dulces beneficios al comienzo, pero el fin es una esclavitud con una mujer malvada. Y el fin es amargo y afilado y conduce a la perdición. ¿No es eso lo que dice Apocalipsis 18:9-11 y 15 que va a suceder con los reyes de la tierra y con los mercaderes de la tierra? Todos ellos están lejos de Roma cuando ésta recibe su castigo.

Escuchen estos versículos: “Cuando los reyes de la tierra que han fornicado con ella y han vivido en deleites, vean el humo de su incendio, llorarán y se lamentarán sobre ella. Se quedarán lejos por el temor de su tormento… Y los mercaderes de la tierra llorarán y se lamentarán, porque ninguno comprará más las mercaderías de ella… Los mercaderes de estos artículos, que se habían enriquecido a costa de ella, se alejarán de ella por temor a su tormento, llorando, lamentando”.

Este es el misterio de su diplomacia secreta. Es el misterio de mezclar la iglesia con el estado. Todo va a terminar en un gran desastre para Roma y para las naciones que colaboran con ella. Hoy quiero mostrarles algo de cómo funciona esto. Estoy seguro que solo vamos a raspar la superficie, porque el Papa posee muchas, muchas herramientas que él puede usar para manipular a las naciones. Él posee la influencia internacional como jefe de estado y el poder de su oficio al ser la cabeza de la iglesia. El ser una nación le otorga al papado estatura entre la comunidad de naciones. Él habla en términos amables como si hablara por Dios. Él posee un ejército de hombres que secretamente le preparan el camino para conseguir posiciones de poder e influencia. Él posee servicios de inteligencia, lo cual incluye lo confesional como también su núcleo diplomático estacionado alrededor del mundo con casi cada nación bajo el sol. Posee por lo menos mil millones de seguidores, muchos de los cuales son más leales a él que a sus propios líderes nacionales, y que lo van a ayudar a llevar a cabo sus objetivos a través de sus votos, de sus voces y de sus acciones. Él posee el movimiento ecuménico, el cual coloca a otras iglesias y religiones bajo su influencia y poder. Ningún gobernante del planeta posee tanto poder e influencia como la que él tiene a su disposición. No hay ningún poder terrenal como Roma.

Pero es un tributo al poder de la Palabra de Dios que Roma no haya aun obtenido el control de todo el mundo, tal como lo hizo en los tiempos medievales. Sin el claro testimonio de las Escrituras en contra de ella, hubiera sido más fácil llegar al lugar de poder en que se encuentra ahora. Su resurrección a las alturas del poder ha sido gradual y penosamente lenta (o por lo menos ha sido así hasta ahora). Roma solo puede progresar mientras Dios se lo permita. Son los ángeles de Dios los que retienen los vientos de lucha que impiden que Roma obtenga nuevamente todo lo que ella perdió durante la Reforma Protestante. Pero ella ha hecho progresos.

Escuchen esto del libro El Conflicto de los Siglos pág. 630.

“En los movimientos que se realizan actualmente en los Estados Unidos de Norteamérica para asegurar el apoyo del estado a las instituciones y prácticas de la iglesia, los protestantes están siguiendo las huellas de los papistas. Más aún, están abriendo la puerta para que el papado recobre en la América protestante la supremacía que perdió en el Viejo Mundo. Y lo que da más significado a esta tendencia es la circunstancia de que el objeto principal que se tiene en vista es imponer la observancia del domingo, institución que vio la luz en Roma y que el papado proclama como signo de su autoridad. Es el espíritu del papado, es decir, el espíritu de conformidad con las costumbres mundanas, la mayor veneración por las tradiciones humanas que por los mandamientos de Dios, el que está penetrando en las iglesias protestantes e induciéndolas a hacer la misma obra de exaltación del domingo que el papado hizo antes que ellas”.

Roma tiene intereses creados para retener un fuerte apoyo y positivas relaciones con los Estados Unidos. La Biblia predijo esto en Apocalipsis 13:11-17, lo cual vamos a leer en un momento. La unión de Roma con los Estados Unidos es uno de los fundamentos de su poder. Si posee el fuerte apoyo de los Estados Unidos, ella lo va a usar para influenciar a otras naciones. Aunque hay algunas cosas en la agenda de los líderes de Norteamérica que a ella no le gustan, tales como el aborto irrestricto, los matrimonios del mismo sexo, etc., ella aun puede enfatizar cosas en las cuales ellos poseen un interés mutuo y que concuerda con sus planes y agendas. Por ejemplo, Roma apoya fuertemente la nueva ley del sistema de salud en los Estados Unidos, llamado el sistema de salud Obama, aun cuando existan ciertos aspectos allí que a ella no le gustan. La razón por la cual al Vaticano le gusta el sistema de salud de Obama, es porque centraliza y socializa el sistema de salud. Está diseñado para proporcionar más bienestar social a gran escala y hacer de los Estados Unidos un estado de beneficencia social. Roma sabe que un estado que provee bienestar social es el mejor camino para controlar al pueblo y para mantenerlos en la pobreza y bajo el control del miedo de que puedan perder ese beneficio. Muchos bienes y servicios en un estado de acción social, son provistos o son controlados por el poder central del gobierno.

El resultado práctico de este sistema es que a través del gobierno, el Vaticano puede controlar a las personas. Cuando llegue el tiempo en que va a imponer, ella va a tener todo el poder del estado, el cual entonces va a controlar todo lo relacionado con la vida social nacional para hacer obligatorios sus planes de adoración. Ella va a trabajar para separar aquellas cosas que no le gustan, cuando exista un clima político más favorable. Mientras tanto, ella va a trabajar en las cosas que le son favorables. Como el socialismo es parte de su agenda para socavar la Constitución de los Estados Unidos, ella va a animar a la administración para presionar hacia delante, mientras espera un tiempo mejor para lidiar con las cosas que ella considera que son enfermedades sociales.

Pero los Estados Unidos están en lo más alto en la lista de prioridades del Vaticano. Miren Apocalipsis 13:11-12. Estos versículos están hablando de los Estados Unidos de Norteamérica y cómo se transforma de un cordero, o de una nación amable, a una bestia de gran poder mundial que eventualmente aprueba leyes que obligan a las personas a adorar a la otra bestia, a Roma, la cual se recupera de la herida mortal. Más precisamente, los Estados Unidos eventualmente van a obligar a las personas a adorar en la forma que Roma quiere, o sea, en domingo. Es ahí donde aparecen las leyes dominicales. Estas leyes han estado en los libros por más de dos siglos en los Estados Unidos en muchos lugares, pero hasta aquí no han sido obligatorias. Un día lo serán y se van a añadir aun más.

Permítanme leerles los versículos que se refieren a esto: “Después vi otra bestia que subía de la tierra. Tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como un dragón. Ejercía toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella. Y hacía que la tierra y sus habitantes adorasen a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada”.

Esta profecía realmente está diciendo que Roma y los Estados Unidos trabajan juntos para que Roma consiga sus objetivos, esto es, una conformidad con la adoración religiosa de Roma, o adoración en domingo.

Así, cuando el Vaticano puede colaborar con los Estados Unidos y hacerla mover, cualquiera que sea la motivación política, para que realice un importante cambio geopolítico que concuerde con sus objetivos y para que después se atribuya el mérito de eso, Roma debe estar muy satisfecha consigo misma. Además ella ha solidificado su relación e influencia con los Estados Unidos más firmemente.

Durante el último medio siglo, Cuba ha sido y es la única nación comunista con la cual el Vaticano no interrumpió sus relaciones diplomáticas, aun cuando Cuba era oficialmente una nación atea y que restringía fuertemente a la Iglesia Católica, a otras iglesias y a los Judíos. La nación era oficialmente atea y comunista, pero el pueblo era mayoritariamente Católico.

http://es.wikipedia.org/wiki/Cuba [1]

Pero la diplomacia del Vaticano con Cuba y los recientes cambios en su relación con los Estados Unidos, tiene sus raíces por allá por los años 1961 y 1962. Justo antes que el concilio Vaticano Segundo comenzara, los Estados Unidos invadieron Cuba con lo que se conoce como la invasión de Bahía de Cochinos. La fallida invasión de Bahía de Cochinos, fue un débil intento de la CIA para derrocar al líder comunista revolucionario Fidel Castro, el cual fue responsable de obligar al Presidente Fulgencio Batista, un fuerte aliado de los Estados Unidos, a renunciar a fines de 1958. Castro tomó el poder en febrero de 1959. Los Norteamericanos estaban aterrorizados con el comunismo y con los comunistas y estaban metidos con Rusia en lo que se conoció como la “guerra fría”.

Rusia, por otro lado, estaba buscando activamente aumentar su esfera de influencia y de control desde Berlín Oriental hasta el Caribe. Así, cuando Cuba se convirtió en una nación comunista, los Norteamericanos temieron que Cuba le proporcionaría a Rusia la oportunidad de amenazar a los Estados Unidos a tan solo 60 Km de distancia de sus costas. La administración Eisenhower y la CIA pensaron que Rusia jamás iba a enviar sus misiles nucleares a Cuba. Así que la CIA tramó un plan para derrocar a Castro en 1960 invadiendo Cuba usando 1400 guerreros paramilitares. Por alguna razón, la CIA estropeó la invasión, la cual fue derrotada por los militares Cubanos. Esto complicó a los Estados Unidos, y al mismo tiempo fortaleció grandemente la posición de Castro, quien abiertamente proclamó su intención de adoptar el socialismo y fortalecer sus relaciones con la Unión Soviética.

http://es.wikipedia.org/wiki/Invasi%C3%B3n_de_Bah%C3%ADa_de_Cochinos [2]

Ahora Cuba tenía temor a otra invasión de los Estados Unidos. De modo que fortaleció sus lazos diplomáticos con Rusia. En julio de 1961, Fidel Castro se reunió secretamente con Nikita Khrushchev y le solicitó apoyo con misiles de Rusia como agente disuasivo para posibles acciones futuras de los Estados Unidos. Rusia acordó ayudarle enviándole misiles de alcance intermedio con cabezas nucleares. Cuba tenía que construir una serie de lugares para poder montar los misiles. Expertos nucleares de Rusia fueron enviados a Cuba, encubiertos como expertos en agricultura, y construyeron una instalación para el arsenal nuclear. Las instalaciones para los misiles fueron eventualmente descubiertas por Estados Unidos a través de un avión espía U2. Además los soviéticos habían enviado también secretamente, 100 misiles tácticos de corto alcance, capaces también de llevar cabezas nucleares, los cuales los Estados Unidos no descubrieron, sino cuando la crisis ya había terminado.

Cuando el Presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy, supo que los misiles habían sido enviados a Cuba desde Rusia y que habían sido instalados a solo una pequeña distancia de los Estados Unidos, con un alcance a la mayor parte del territorio de los Estados Unidos, él se puso furioso. El 22 de Octubre de 1962, apareció en televisión, para explicarle la situación al pueblo Norteamericano, el cual temía la expansión comunista. Él también cambió la alerta de defensa al nivel Defcon 2, solo por segunda vez en la historia. También exigió que el premier soviético Nikita Khrushchev retirara los misiles de Cuba. Khrushchev se rehusó a hacer eso y Kennedy estableció un bloqueo naval contra cualquier barco que trajera más misiles o suministros para Cuba. Khrushchev entonces autorizó a sus comandados a lanzar los misiles estratégicos si los Estados Unidos atacaban a Cuba.

La situación era tensa, y la tensión era palpable mientras los Estados Unidos y la Unión Soviética se aproximaban a un desastre nuclear, el cual según algunos, habría matado a 100 millones de personas en Rusia y 100 millones de personas en los Estados Unidos. Millones alrededor del mundo estaban pegados a sus televisores mientras la situación se desarrollaba justo delante de sus ojos. El Secretario de Defensa de los Estados Unidos estimó posteriormente que la guerra nuclear podría haber matado a 2,5 millones de personas.

http://es.wikipedia.org/wiki/Crisis_de_los_misiles_en_Cuba [3]

http://www.unav.es/nuestrotiempo/es/temas/asi-desactivo-tercera-guerra-mundial [4]

http://www.zenit.org/es/articles/la-decisiva-relacion-de-juan-xxiii-con-el-este-en-la-crisis-de-los-misiles [5]

http://www.crisismagazine.com/2011/preventing-war-pope-john-xxiii-and-the-cuban-missile-crisis [6]

Mientras tanto, el Vaticano estaba ocupado abriendo el Concilio Vaticano Segundo, que había comenzado el 12 de Octubre de 1962. El Concilio Vaticano Segundo iba a cambiar la manera en que la Iglesia Católica se relacionaría con las demás iglesias y religiones. Fue el concilio papal el que establecería el movimiento ecuménico, el cual sería usado como una manera para reducir el prejuicio contra la Iglesia Católica y para traer a otras iglesias y creencias hacia una conexión más cercana y a menudo más personal con ella. Cambiaría el mundo y le daría al Papa mucho más influencia y poder a través del apoyo político de cientos de miles a través de sus voces y votos. Eventualmente traería a muchos de vuelta al seno de Roma. Pero volvamos a 1962, mientras aumentaba la tensión geopolítica, y que el Papa Juan XXIII observaba con creciente ansiedad.

Cuando quedó claro que el líder Soviético había intensificado la crisis al autorizar el lanzamiento de los misiles, John F. Kennedy, el primero, y aun el único presidente Católico Romano, que había descrito abiertamente su visión de una Norteamérica donde ningún oficial público solicitara o aceptara instrucciones sobre política pública proveniente del Papa, supo que tenía que hacer algo desesperado.

John F. Kennedy necesitaba algo más grande, algo más poderoso que su propio arsenal nuclear y su músculo político. Necesitaba una súper apelación moral; una agencia que hablara de objetivos más elevados que las meras pasiones humanas, y al hacerlo le daría una oportunidad a su oponente Soviético de comprometerse sin perder su prestigio. Necesitaba algo que resolviera la crisis y rápidamente. Su única opción era el Vaticano. Cuando Kennedy entendió que no tenía más herramientas en su arsenal para usarlas contra el Premier Soviético Nikita Khrushchev, le escribió una nota el Papa el 23 de octubre de 1962 y le solicitó ayuda. Aun cuando técnicamente no estaba solicitando instrucciones sobre política pública, estaba solicitando ayuda. Esto conduciría a los Estados Unidos mucho más cerca de la influencia de Roma, especialmente cuando el papado le hubiera extendido una mano ayudadora.

La Santa Sede afirma ser la más antigua organización internacional en el mundo. Su Secretaría de Estado fue establecida en 1486. En aquel año también comenzó a enviar representantes permanentes a Venecia, España, Francia y hasta el Santo Imperio Romano. Hoy, posee relaciones diplomáticas con 176 naciones alrededor del mundo. También es el único Estado Observador Permanente en las Naciones Unidas, donde es oficialmente neutro, pero no sin voz. La Santa Sede tiene el derecho a dirigirse a la asamblea y a hacer propuestas, etc.

El Secretario de Estado del Vaticano posee un gran poder con las naciones estado. El hecho que la Iglesia Católica sea el fundamento de la Santa Sede le da al papado una estatura por sobre las naciones estado del mundo, porque afirma estar hablando en el nombre de Dios. Y los líderes de esas naciones se acercan al Vaticano en busca de consejo en forma regular. El lazo diplomático entre ellas hace esto posible y le provee a la Santa Sede el apoyo legal para permanecer así entre ellas. No es de asombrarse que la Biblia lo llame de “fornicación”. Es una relación que ha sido creada por el enemigo de las almas para colocar a billones de almas en la órbita de influencia del Vaticano para que apoyen sus propósitos globales y para eventualmente establecer y hacer obligatoria la adoración en domingo a escala global, tal como lo predice la Biblia.

Fue el Vaticano el que influenció a los líderes soviéticos a retroceder de su política arriesgada de una guerra nuclear. Pero es muy interesante cómo el Papa lo hizo en 1962. Esto nos va a dar algunas pistas de cómo trabaja el papado entre las naciones del mundo.

A pesar de las tensas relaciones entre el Vaticano y la Unión Soviética, el Papa aún tenía una influencia considerable con los líderes soviéticos. Ellos entendieron que la Santa Sede tenía una gran influencia y que tenían que ser muy cuidadosos en la forma en que manejarían esta poderosa entidad. Y a través de toda la guerra fría, el Vaticano jugó un papel crucial para mantener al mundo en paz. Esta es una fuerte demostración de la poderosa influencia religiosa (o moral) del papado. Hasta los ateos respondieron a eso.

http://www.unav.es/nuestrotiempo/es/temas/asi-desactivo-tercera-guerra-mundial [4]

http://www.crisismagazine.com/2011/preventing-war-pope-john-xxiii-and-the-cuban-missile-crisis [6]

Después de haber leído la nota de Kennedy, el Papa comenzó a formular un mensaje a ambos líderes. Tenía que ser algo delicado, pero poderoso. Tenía que darle a Khrushchev una salida. Tenía que apelar a su naturaleza superior.

Durante las pocas horas del 23 y 24 de octubre de 1962, el Papa Juan XXIII caminaba de un lado a otro de su escritorio en su capilla privada. Estaba tratando de componer un mensaje que condujera a Kennedy y a Khrushchev a un acuerdo y para que dejaran a un lado el uso de las armas de destrucción masiva. La ocasión era perfecta. Era un momento muy quieto, en el ojo del huracán. Él sabía que sus palabras tendrían ahora un inmenso y decisivo impacto.

http://pietistschoolman.com/2012/10/16/peace-on-earth-connecting-the-cuban-missile-crisis-and-vaticano-ii/ [7]

El Papa Juan XXIII les escribió un mensaje al Presidente de los Estados Unidos y al Premier Soviético y leyó públicamente ese mensaje en la Radio del Vaticano el 24 de octubre. He aquí parte de lo que él dijo.

“Le solicitamos a todos los gobiernos a que no permanezcan sordos a este grito de la humanidad. Que hagan todo lo que esté en su poder para mantener la paz. Así le ahorrarán al mundo los horrores de una guerra cuyas terribles consecuencias nadie puede predecir. Que continúen las conversaciones, ya que este leal y abierto comportamiento posee gran valor como testimonio de la conciencia de cada uno y ante la historia. Promover, favorecer, aceptar las conversaciones, en todos los niveles y en cualquier tiempo, es una regla de sabiduría y de prudencia que atrae las bendiciones del cielo y de la tierra”.

Estas palabras fueron colocadas en los títulos de los diarios alrededor del mundo, incluyendo al diario oficial comunista Pravda. Y con esta súplica, el Papa le dio a “Khrushchev una salida. Porque a partir de entonces, sería visto como un hombre de paz, y no como un cobarde”. Dos días después, el 29 de octubre, Khrushchev, un ateo, acordó en retirar los misiles. Kennedy también acordó secretamente en retirar los misiles Norteamericanos de Turquía, de lo cual el público no sabía nada.

Crisis Magazine, un diario católico, publicó: “El rol del Papa Juan en la solución de la crisis de los misiles Cubanos a menudo es pasado por alto, pero fue muy importante…”.

Norman Cousins escribió: “Khrushchev reconoció que fue muy valiente por parte del Papa actuar de la manera en que lo hizo, sabiendo que tiene problemas dentro de la iglesia así como Khrushchev los tiene en la Unión Soviética”. La manera en que el Vaticano manejó la crisis Cubana aparentemente mejoró la actitud del líder Soviético hacia el Vaticano. El nuevo elemento que surgió de la crisis fue que Khrushchev quiso tener contactos regulares, aun cuando privados y secretos, con el Vaticano. La emergencia de Cuba mostró cuán necesario era esto.

La nueva relación entre la Unión Soviética y el Vaticano fue descrita así: “Hubo que dar y recibir en esta nueva relación: El Vaticano debería reconocer la separación de iglesia y estado, y la Unión Soviética debería reconocer que la Iglesia Católica quiere servirle a todos”.

https://books.google.com/books?id=TZBfP7AgMmAC&pg=PA241&lpg=PA241&dq=khrushchev+and+pope+john+XXiii&source=bl&ots=4TC2CkOJbi&sig=2jBT-YdSUhNVbIZOZbzarLksrHU&hl=en&sa=X&ei=WyikVIv8NMebyATJwoHoDQ&ved=0CEwQ6AEwCw#v=onepage&q=khrushchev%20and%20pope%20john%20XXiii&f=false [8]

A Khrushchev le agradó Juan XXIII. Como resultado de la resolución de la crisis de los misiles Cubanos, se hizo evidente que el Vaticano fue el ganador. Le dio a la Santa Sede un mejor fundamento para con la Unión Soviética. Mejoró los contactos del papado y las relaciones dentro de la administración de los Estados Unidos, y les dio acceso a los líderes Cubanos en La Habana, y algunos de ellos aún están vivos hoy. De hecho, solo Fidel y Raúl Castro han vivido todo el periodo. El rol del Vaticano impidió una guerra devastadora, dándole un enorme estatus entre las naciones estados del mundo.

Debido al llamado público del Papa y a la resolución del conflicto de los misiles en Cuba, el Vaticano también se acreditó la firma de un tratado entre Soviéticos y Norteamericanos para suprimir las pruebas nucleares el 25 de julio de 1963. El Presidente Kennedy llamó ese pacto “el primer paso para el camino de la paz”. Ambas naciones también establecieron una “línea directa” entre Washington y Moscú, para emergencias.

El Papa Juan XXIII sabía que estaba muriendo de cáncer de estómago durante la emergencia Cubana. Pero estuvo motivado los siguientes cinco meses después de la crisis Cubana para escribir y publicar una encíclica llamada ‘Pacem in Terris’ (Paz en la Tierra) en la cual trata de hacer un llamado a ambas superpotencias para que suspendan su carrera armamentista. Esa encíclica tuvo una considerable influencia en muchas naciones. Una encíclica es una de las herramientas que usa el Vaticano para insertarse a sí mismo en la tensión geopolítica y en los conflictos. Las encíclicas son influyentes, porque normalmente son usadas para hablar de asuntos de preocupación pública, tal como la economía, conflictos internacionales y asuntos sociales, y para el apoyo público de los principios papales, aun cuando sus propios países estén en contra de ellos. Las encíclicas pueden, a veces, colocar en cierta medida, en jaque a las naciones.

http://es.wikipedia.org/wiki/Crisis_de_los_misiles_en_Cuba [3]

http://www.unav.es/nuestrotiempo/es/temas/asi-desactivo-tercera-guerra-mundial [4]

http://w2.vatican.va/content/john-xxiii/es/encyclicals/documents/hf_j-xxiii_enc_11041963_pacem.html [9]

http://www.telam.com.ar/notas/201404/60934-juan-xiii-el-papa-bueno-que-convoco-al-concilio-vaticano-ii.html [10]

http://pietistschoolman.com/2012/10/16/peace-on-earth-connecting-the-cuban-missile-crisis-and-vaticano-ii/ [7]

Aun cuando se afirme que la participación de Roma es con buenos propósitos, y a menudo así lo es, la voz del Papa, usada de muchas maneras diferentes y en diversos tonos, aun es una señal del poder papal, ese “poder superior” que afirma hablar por Dios. Es a través del llamado a la paz que Roma gana credibilidad y estatura con las naciones. Los líderes nacionales saben que la guerra está fundamentalmente errada. Pero a menudo, sus circunstancias políticas los mantienen metidos en conflictos con otras naciones. Roma trasciende todo esto y los trata como si ella fuese el poder supremo. Pero finalmente, a pesar de la apariencia humilde, Roma es arrogante y está trabajando para conducir a las naciones bajo su dominio y control. La Biblia nos dice que no se trata solo de paz. Daniel 8:25 dice que “a través de la paz destruirá a muchos”.

La diplomacia del Vaticano es increíblemente poderosa. Cuando ustedes piensan en eso en los años recientes, fue la “gran alianza” entre los Estados Unidos y el Vaticano la que derribó la Muralla de Berlín y al comunismo Oriental de Europa y en la Unión Soviética. Alemania está hoy unida y está jugando un rol importante en la resurrección del Santo Imperio Romano en Europa, gracias a la diplomacia papal. Y el Vaticano continúa presionando a Europa para que acepte sus principios a través de canales diplomáticos, intervenciones directas y llamados públicos. Para nadie es secreto que Roma quiere recuperar su influencia política perdida.

En cuanto a Cuba, durante los últimos 50 años, los obispos Católicos, especialmente de los Estados Unidos, han provisto un puente entre ambas naciones. Los obispos de los Estados Unidos estuvieron continuamente en contacto con los obispos Cubanos, los cuales estuvieron activamente en contacto con ambos gobiernos. Pero mayormente, los Estados Unidos se mantuvieron en desacuerdo con la nación comunista de Fidel Castro.

Pero un cambio sucedió en la década de 1980. El Papa Juan Pablo II incrementó la diplomacia del Vaticano en relación a Cuba durante su visita a Puerto Rico en 1984. Entonces, la Iglesia Católica, especialmente a través del arzobispo Bernard Law de Boston, comenzó a presionar fuertemente a los oficiales del gobierno de los Estados Unidos por el embargo impuesto contra Cuba. Law también visitó Cuba en 1985 y 1989, e inició un programa de ayuda Católico hacia Cuba. Esto creó una tensión entre la iglesia y la nación comunista. Después de todo, cuando la Iglesia Católica con sus altos escalones de poder se involucra en un problema, lo hace con bastante peso.

Entonces el presidente del Concilio Pontifical para la Justicia y la Paz, el Cardenal Etchegaray realizó su primer viaje a Cuba en 1989 y pasó nueve días allí. Etchegaray se convirtió en el actor principal en las amistosas relaciones con la Iglesia Católica. Su viaje terminó en una reunión íntima con Fidel Castro durante la Semana Santa, deshaciendo las tensiones entre iglesia y estado. Tengan en mente que era importante para la Iglesia Católica establecer su credibilidad con el régimen comunista Cubano antes que la iglesia pudiese insertarse a sí misma en las negociaciones o conducir cualquier intervención con los Estados Unidos. Este proceso significó que la iglesia tuvo que ponerse al lado de Cuba en su disputa con los Estados Unidos, para construir una amistad y una confianza. La Iglesia Católica tenía esas buenas relaciones con los Estados Unidos, y obviamente sintió que podría manejar cualquier consecuencia sobre sus amigables relaciones con La Habana.

La reunión entre el Cardenal Etchegaray y Fidel Castro efectivamente abrió el camino para que Juan Pablo II visitara Cuba, un movimiento muy osado, justo debajo del ojo vigilante de los Estados Unidos. Sin duda que hubo un amplio intercambio diplomático con los oficiales de los Estados Unidos antes de la visita, para calmar cualquier temor y para aclarar cualquier objeción. Muchas personas pensaron que tal vez una visita de Juan Pablo II a Cuba produciría un choque con el régimen comunista, así como sucedió con el movimiento solidaridad en Polonia algunos años antes. Pero no sucedió nada. El Papa Juan Pablo II trató a Fidel Castro como un legítimo jefe de estado, no como un pícaro o como un paria. El Papa proyectó una imagen de diálogo amigable, lo cual probablemente fue tan anhelado por los Estados Unidos como por La Habana. Por su parte, Castro quería pulir su deslucida imagen internacional y vio la visita del Papa como un camino muy bueno para hacerlo, especialmente con los Cubanos que están en los Estados Unidos. Él hasta usó un traje en vez del gastado uniforme de combate al encontrarse con el Papa. Después que el Papa abandonó Cuba, Castro restauró la Navidad, el día feriado en el cual muchos cristianos conmemoran el nacimiento de Cristo. Y cinco años después, se le permitió a la Iglesia Católica abrir un convento. La Iglesia Católica argumentó que su relación con La Habana estaba conduciendo a Cuba por un camino más moderado. Y el Vaticano ciertamente estaba condiciendo el futuro de Cuba.

http://www.cruxnow.com/church/2014/12/17/us-cuba-breakthrough-is-a-victory-for-the-vaticans-line-of-detente/?s_campaign=crux:email:daily [11]

En 1992 La Habana dio otro paso que demostraba un gran cambio en su actitud. Realizó un cambio relativamente pequeño en su constitución, tal vez en un esfuerzo para hacerle saber a la Iglesia Católica que deseaba mejores relaciones. El gobierno removió las referencias en la constitución que caracterizaban a Cuba como una nación atea. Esto le envió una poderosa señal a Roma, que Cuba estaba “abierta para negocios”, no solo con el cristianismo en general, sino que también con la política papal.

Poco sabía Castro que estaba colocando las bases para que Cuba se convirtiese en parte activa en el cumplimiento de la profecía bíblica. Poco entendía que estaba siendo conducido y manipulado a través de un show de amistad hacia una posición en la que haría exactamente lo que la Biblia predijo que haría, comprometerse en una relación ilícita que la Biblia condena. Él no comprendió que estaba siendo conducido hacia el grupo de naciones-estado que están bajo la fuerte influencia de Roma.

La Biblia caracteriza a las naciones de la tierra, y a los “reyes de la tierra”, de los cuales Castro era parte, como cometiendo fornicación con la mujer impía de Apocalipsis 17 y 18, la Iglesia Católica. Después de todo, las prostitutas son muy amigables con sus clientes. Sus clientes no piensan que puede ocurrirles algo malo debido a su íntima actividad ilícita. Y la Biblia usa esta metáfora para explicar el camino adictivo en el cual las naciones son arrojadas a la órbita del manejo y control papal. Roma les da a las naciones lo que ellas quieren, y en el caso de Cuba, Roma estaba preparando la liberación del reconocimiento de Cuba y una estatura mayor en el escenario mundial, y eventualmente una postura más suave y amable de los Estados Unidos, a pesar de sus políticas socialistas y comunistas. Roma también iba a proveerle a La Habana contactos y conexiones que la conducirían de vuelta a las relaciones amigables con los estados occidentales, mientras continúa con sus principios socialistas.

Y el tiempo fue el adecuado. El suave socialismo muy pronto iba a comenzar a cambiar aun a los Estados Unidos, hacia una sociedad más socialista y a un estado de beneficencia social. Así, ¿por qué no deberían las relaciones con los Estados Unidos ser más amigables? Después de todo, estaban tratando de caminar por el mismo camino social.

Amigos, si ustedes quieren ver dónde termina el socialismo, miren a Cuba. No es que cada nación socialista termina en una situación tan desesperada. Pero ustedes pueden obtener una idea. También, todo lo que ustedes tienen que hacer es ver cómo estaba Alemania Oriental en 1989, en el tiempo de la caída del muro de Berlín. Observen todas las naciones de Europa Oriental que vivieron bajo el socialismo. Mire a la misma Rusia. Rusia no tendría poder, si no fuese por sus reservas de petróleo. Aun así, la vida es mucho más difícil en Rusia que en las naciones occidentales.

Durante 1993 los obispos Cubanos enviaron un mensaje titulado “El Amor Lo Soporta Todo”, el cual proponía un diálogo abierto para una reconciliación nacional. Ellos usaron este mensaje religioso, para realizar una declaración política, una práctica común de la Iglesia Católica. Esas declaraciones están diseñadas para influir a las personas, y también a los líderes políticos, para que concuerden con el papado.

En otra reunión entre Etchegaray y Castro durante la semana de la navidad en ese año, aparentemente cambió la actitud de Castro hacia la Iglesia Católica. Al hacer énfasis en ponerle fin al embargo de los Estados Unidos, le hizo ver a Castro que podía confiar en la Iglesia Católica como un aliado confiable y socio en un diálogo con los Estados Unidos. Castro redujo las restricciones sobre la Iglesia.

Entonces en 1994, el Vaticano comenzó un proceso diplomático secreto a alto nivel, entre la Santa Sede y la administración Cubana y el proceso comenzó a acelerarse. En julio, el Cardenal Bernardino Gantin, entonces Prefecto de la Congregación de Obispos y Presidente de la Comisión Pontifical para América Central, tuvo una reunión privada con Fidel Castro en la Nunciatura de la Santa Sede en La Habana. Castro pasó dos horas conversando con los obispos Cubanos. Estaba claro para el Cardenal Gantin que Castro le daría la bienvenida a una visita papal a Cuba. Pero eso aun estaba a cuatro años en el futuro. Entonces en 1996 Castro le hizo una visita personal al Papa Juan Pablo II en el Vaticano, fortaleciendo aun más el diálogo, y que finalmente preparó el camino para la visita del Papa a Cuba en 1998. Juan Pablo fue el primer Papa a colocar un pie en Cuba.

La visita papal hizo más que meramente aclarar la nueva amigable atmósfera entre Roma y La Habana. Reveló abiertamente la nueva sociedad entre los diplomáticos papales y los líderes comunistas, con el intento obvio de impresionar a los Estados Unidos, que Roma es mucho mejor para sanar las heridas diplomáticas, que las superpotencias. Y tercero, quedó claro para la administración Norteamericana que el Vaticano trabajaría independientemente de los Estados Unidos en sus relaciones con los enemigos de Norteamérica. Tomaría su propia dirección, lo cual eventualmente conduciría al colapso de la muralla diplomática entre Washington y La Habana.

Pensemos en esto por un momento. El Vaticano llama continuamente a soluciones de los problemas nacionales globales, que son fundamentalmente socialistas, tales como la redistribución de la riqueza, reforma de la inmigración, sistemas universales de salud, etc. La historia papal apoya claramente el hecho de mantener a las masas pobres y en colaborar con unos pocos ricos, para mantener a las personas bajo control, a través de programas sociales y de su consecuente manejo.

El vínculo con Cuba no sería contrario a los principios papales, aun cuando Cuba era oficial y legalmente una nación atea hasta 1992. Roma aun tenía el apoyo de casi el 60% de la población, la cual es Católica, o tal vez más, si otras iglesias ecuménicas son incluidas.

http://es.wikipedia.org/wiki/Cuba [1]

Entonces en 2008, el Cardenal Tarcisio Bertone, Secretario de Estado del Vaticano, visitó Cuba y se reunió con Raúl Castro, quien había reemplazado a su hermano Fidel. Bertone le habló muy cariñosamente a Castro, halagándolo, al igual que en las otras reuniones con los líderes papales. Cuando el Papa Benedicto XVI visitó Cuba en el 2012, continuó con la política de amistad hacia Cuba, criticando el embargo de los Estados Unidos y rehusándose a reunirse con los grupos anti-Castro. Raúl Castro estuvo a menudo a su lado públicamente, haciendo ver la importancia de la visita.

El Senador de los Estados Unidos, Marco Rubio de Florida, un Cubano-Americano y Católico, observó correctamente que la jerarquía Católica se había “negociado a sí misma un espacio de operación” en Cuba.

http://www.cruxnow.com/church/2014/12/17/us-cuba-breakthrough-is-a-victory-for-the-vaticans-line-of-detente/?s_campaign=crux:email:daily [11]

Cuando el Papa Francisco fue elegido al papado, él reinició el trabajo de unir a Cuba con los Estados Unidos. Lo que le pareció una sorpresa al mundo en diciembre de 2014, en la cual los Estados Unidos y Cuba concordaban en restablecer relaciones diplomáticas, no era una sorpresa para el Vaticano y no debió haber sido una sorpresa para los estudiantes de la profecía. El Papa Francisco estuvo secreta y activamente involucrado en unir ambas partes.

El Presidente Obama había solicitado la normalización de las relaciones con Cuba, poco después de instalarse en su oficina en el 2009. Pero muchas personas se olvidaron de eso. Sin embargo, el Vaticano había estado colocando el fundamento durante décadas.

A comienzos de 2013, el Presidente Obama de los Estados Unidos, autorizó conversaciones secretas entre los Estados Unidos y Cuba, las cuales él mismo asignó a uno de sus más fieles ayudantes, Ben Rhodes, un consejero de seguridad y delegado nacional. También escogió a Ricardo Zúñiga, el director principal para Asuntos del Hemisferio Occidental del Consejo Nacional de Seguridad, para que se le uniera. Fueron realizados los contactos iniciales a través de secciones diplomáticas de interés en La Habana, las cuales fueron dirigidas por los Suizos, y las comunicaciones a través de las misiones Norteamericanas y Cubanas en las Naciones Unidas, etc. Hubo siete reuniones secretas, la mayoría en Ottawa, Canadá, pero la última fue en el Vaticano.

El velatorio del famoso líder socialista de África del Sur, Nelson Mandela, en diciembre de 2013, reunió a socialistas del todo el mundo, incluyendo a Raúl Castro de Cuba y al Presidente Barak Obama de los Estados Unidos. Durante los procedimientos, Castro y Obama se reunieron y se saludaron, cosa que los medios describieron como un encuentro casual. No existía ninguna pista de que algo mayor estuviese a punto de aparecer entre los Estados Unidos y su antiguo enemigo de la guerra fría. Ben Rhodes trató de bajarle el perfil al asunto y dijo que no era más que un saludo estrechando las manos. Desde luego, eso no era verdad. El mentir es la naturaleza de los políticos, especialmente cuando hay cosas secretas en movimiento. Lo que el mundo no sabía y lo que Ben Rhodes estaba tratando de ocultar, era que las negociaciones entre ambas naciones habían estado desarrollándose secretamente durante meses, bajo la guía del Vaticano. El Presidente Obama estaba tratando de cambiar una relación difícil, que había desafiado poderosamente a la hegemonía Norteamericana y que había estado llena de asuntos complicados durante 53 años.

http://www.bloomberg.com/politics/articles/2014-12-17/historic-phone-call-sealed-cuba-deal-spurred-by-pope [12]

Entre los años 1980 y 2012, el Cardenal O’Malley de Boston visitó a la nación isleña 13 veces, para proseguir con la diplomacia. En marzo de 2014, bajo un pedido de un grupo llamado “Más Allá del Conflicto”, el Cardenal O’Malley fue instado a solicitarle al Papa a que analizara el problema de Cuba con el Presidente Obama, cuando se reuniesen el 27 de marzo. O’Malley estuvo de acuerdo y el Papa fue receptivo.

http://elcomercio.pe/mundo/actualidad/cuba-eeuu-que-papa-francisco-jugo-papel-clave-noticia-1779074 [13]

http://www.cruxnow.com/church/2014/12/17/pope-francis-helped-broker-the-restoration-of-us-cuban-relations/?s_campaign=crux:email:daily [14]

Entonces, en mayo el Arzobispo Thomas Wenski de Miami, uno de los más mencionados defensores de la Iglesia Católica para la reforma migratoria, se reunió con el Jefe de Personal de la Casa Blanca, Denis McDonough, en mayo de 2014, para presionar a la Casa Blanca a actuar en el caso de Cuba. Como ustedes pueden ver, la Iglesia Católica sabía que estaba próximo el tiempo para un reencuentro y mantuvo el asunto fresco en las mentes de los líderes políticos en los Estados Unidos, en Cuba y en Roma.

Cuando el Presidente Obama visitó al Papa el 27 de marzo de 2014, ellos analizaron el embargo y la disminución de la tensión con Cuba como uno de los puntos clave en su análisis que duró 45 minutos. Esto fue el catalizador para que el Papa Francisco se viese directamente involucrado en las negociaciones y para que hiciera su extraño llamado personal. Después de esa reunión el Papa tuvo un rol bastante activo por detrás de las escenas, apareciendo de vez en cuando para preservar las negociaciones. Él hasta fue el anfitrión de la reunión final en el Vaticano, la cual solucionó los detalles finales del acuerdo.

http://www.catholicnewsagency.com/news/vaticano-pope-played-key-role-in-us-cuba-prisoner-release-64255/ [15]

Durante la primera parte del verano de 2014, el Papa Francisco le envió cartas personales a Obama y a Castro instándolos a “resolver cuestiones humanitarias de interés común”, especialmente en relación al intercambio de algunos prisioneros. “No hemos recibido comunicaciones como esta del Papa en ninguna otra ocasión”, dijo un alto oficial de la administración Obama.

El secreto rol del Papa en las conversaciones fue crucial, porque tenía la confianza de ambos lados, la cual había sido alimentada durante décadas. El periódico The Los Angeles Times señaló que debido a que el Papa es un líder religioso, estaba capacitado para “convencer a ambas administraciones, la de Obama y la de Castro, como para que la otra parte acepte el trato”.

Finalmente, en octubre de 2014, los diplomáticos se reunieron en el Vaticano para las negociaciones finales. Los principales negociadores del Vaticano directamente involucrados en las conversaciones finales, incluyeron al Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado del Vaticano, como moderador y al Cardenal Jaime Ortega, Arzobispo de La Habana, quien es cercano de Francisco. El Papa y sus ayudantes instaron nuevamente a los Cubanos para que aceptaran a los prisioneros. También revisaron los pasos que ambos lados darían para normalizar las relaciones y para expandir los negocios, los viajes y otras oportunidades.

El cierre del trato salió suavemente. El martes 16 de diciembre de 2014, el Presidente Obama y Raúl Castro hablaron por teléfono y acordaron sobre los pasos a dar para iniciar la normalización de las relaciones, lo cual incluyó el intercambio de prisioneros. Esta fue la primera conversación extensa entre los líderes de ambas naciones, desde la revolución de 1959, la cual eventualmente condujo a los comunistas al poder.

http://www.lanacion.com.ar/1753125-gesto-de-cuba-libero-al-estadounidense-alan-gross-detenido-hacia-cinco-anos-por-espionaje [16]

http://www.elconfidencial.com/mundo/2014-12-17/el-intercambio-de-prisioneros-elimina-el-ultimo-obstaculo-entre-eeuu-y-cuba_592894/ [17]

http://www.latimes.com/world/mexico-americas/la-fg-cuba-ticktock-20141218-story.html#page=1 [18]

http://www.catholicnewsagency.com/news/gratitude-and-caution-over-new-cuba-policy-95236/ [19]

http://www.nytimes.com/2014/12/18/world/americas/breakthrough-on-cuba-highlights-popes-role-as-diplomatic-broker.html?_r=1 [20]

“Estos 50 años han mostrado que el aislamiento no ha funcionado”, dijo Obama en Washington, cuando anunció el acuerdo. “Es tiempo para un nuevo enfoque”. El acuerdo incluye un intercambio de espías prisioneros, el establecimiento de embajadas recíprocas, y la disminución de las restricciones para los viajes de Norteamericanos, transferencia de dinero y comercio con Cuba, etc. Él dijo: “[estamos] dando vuelta una nueva página en nuestra relación con el pueblo Cubano”.

http://www.perfil.com/internacional/Obama-y-Castro-le-agradecen-al-Papa-por-el-acercamiento-20141217-0034.html [21]

http://ncronline.org/blogs/ncr-today/obama-thanks-pope-francis-help-us-cuba-deal [22]

John Kerry, Secretario de Estado de los Estados Unidos y un Católico Romano, ha estado ocupado en negociaciones sobre el restablecimiento de relaciones diplomáticas con La Habana desde 1961. Kerry también ha visitado al Vaticano tres veces en el 2014 y se ha reunido con su contraparte, el Arzobispo Pietro Parolin, el Secretario de Estado del Vaticano. Durante estas visitas, le solicitaron a Kerry que cerrara la prisión en la Bahía de Guantánamo, donde se mantienen a los sospechosos de terrorismo. Y la administración Obama ya está siguiendo las instrucciones del Vaticano, al renovar sus esfuerzos para transferir a los prisioneros remanentes y a sacarlos de la Bahía de Guantánamo.

http://www.bloomberg.com/politics/articles/2014-12-17/historic-phone-call-sealed-cuba-deal-spurred-by-pope [12]

http://www.startribune.com/politics/national/286453301.html [23]

http://www.cruxnow.com/church/2014/12/17/pope-francis-helped-broker-the-restoration-of-us-cuban-relations/?s_campaign=crux:email:daily [14]

http://www.usatoday.com/story/news/nation/2014/12/31/obama-guantanamo-bay-prison-kazakhstan-transfer/21095095/?csp=eMail_DailyBriefing_52461979 [24]

Austen Ivereigh, un biógrafo Inglés de Francisco, llamó a la meditación del Papa, “el luchador cuerpo a cuerpo” que unió a ambos adversarios. “Reflejó la decisión de trabajar en el asunto que Francisco había mostrado cuando se convirtió en Papa en el 2013”, dijo él. “Francisco es un genio para derribar barreras y construir puentes por sobre las fronteras”.

http://www.catholicnewsagency.com/news/cuba-us-how-the-holy-see-was-behind-the-scene-for-50-years-33722/ [25]

http://www.latimes.com/world/mexico-americas/la-fg-cuba-ticktock-20141218-story.html [26]

El Vaticano y los Estados Unidos son mucho más amigos que lo que muchas personas piensan. “El apoyo del Papa Francisco y el apoyo del Vaticano fue importante para nosotros, dada la estima con que tanto los Norteamericanos como los Cubanos tienen por la Iglesia Católica”, declaró un oficial de la iglesia. “El Presidente Obama tiene un enorme respeto por el Papa Francisco y su participación personal fue importante para nosotros”, continuó el oficial.

http://www.eluniversal.com.mx/el-mundo/2014/obama-castro-agradecen-papa-negociaciones-1062583.html [27]

http://www.catholicnewsagency.com/news/vaticano-pope-played-key-role-in-us-cuba-prisoner-release-64255/ [15]

Significativamente, el Vaticano fue la única otra nación involucrada en el análisis entre los Estados Unidos y Cuba. Y el Presidente Obama le agradeció públicamente al Papa y al Vaticano por su asistencia y por facilitar el comienzo de la normalización de las relaciones de los Estados Unidos con la nación comunista. Dijo que el pontífice ve “al mundo como debiera ser, en vez de simplemente dejarlo tal como está”.

http://www.catholicnewsagency.com/news/vaticano-pope-played-key-role-in-us-cuba-prisoner-release-64255/ [15]

Tal vez el Presidente Obama no entendió la naturaleza profética de su declaración. Los Papas trabajan para cambiar al mundo y para atraer a las naciones bajo su influencia. Tengan en mente que la Biblia nos informa que la Iglesia Católica quiere sentarse como reina sobre multitudes de personas. La normalización de relaciones entre los Estados Unidos y Cuba conduce a este mismo resultado. Recordemos Apocalipsis 17:1, donde se nos dice que la “gran ramera… está sentada sobre muchas aguas”. Y Apocalipsis 18:7 nos dice que: “Estoy sentada como reina. No soy viuda, ni veré llanto”.

Roma les provee estatura a los líderes nacionales a través de lazos diplomáticos y colocándose junto a ellos en asuntos seculares claves. Una vez que hay relaciones amigables, el Vaticano puede mediar en diferencias claves con otras naciones y puede instarlas o hasta presionarlas para que se reconcilien. Este fue el camino para reabrir las relaciones entre los Estados Unidos y Cuba. Y el tiempo fue el correcto. Las cartas del Papa Francisco tanto hacia Obama como a Castro instándolos a una reconciliación, llevó a cabo el cambio. El rol clave de Francisco en el capítulo final de la guerra fría, fue meramente el de repetir la diplomacia de hace 50 años atrás con Cuba.

“El Papa Francisco hizo lo que se supone que tienen que hacer los Papas: construir puentes y promover la paz”, dijo el Arzobispo Thomas Wenski de Miami, el cual se reunió con el Jefe de Personal de la Casa Blanca Denis McDonough en mayo de 2014, para presionar al Presidente a que actuara con Cuba. El pacto fue “una gran jugada”, añadió él. La declaración de Wenski hace aparecer realmente al Papa y a la Iglesia Católica como si fuesen buenos. Pero si ustedes miran la historia del papado, podrán ver un cuadro muy diferente. Históricamente, los Papas realmente no promueven la paz. En realidad promueven la guerra, para que así puedan promover la paz y luego imponer sus propios planes sobre los pueblos conquistados.

El Arzobispo continuó diciendo que Francisco “actuó como su tocayo, Francisco de Asís, quien durante la quinta cruzada, fue a Egipto para encontrarse con el Sultán al Kamil, en el interés de la paz”.

Pero eso no es lo que en verdad sucedió. El Papa Inocencio III, él mismo, promovió la quinta cruzada, la cual se desarrolló entre 1213 y 1221, en un esfuerzo para usar a una Europa unida y a los Católicos Europeos para readquirir Jerusalén y el resto de la Tierra Santa. Él trató primero de conquistar el poderoso estado de Egipto. Pero la cruzada fue un desastre. Los ejércitos del Papa Inocencio fueron derrotados. El tratado de paz fue realmente una entrega para poder obtener de vuelta las tropas capturadas.

http://es.wikipedia.org/wiki/Quinta_Cruzada [28]

http://es.wikipedia.org/wiki/Dinast%C3%ADa_ayub%C3%AD [29]

A Roma le gusta distorsionar la historia cuando con esto puede conseguir alguna ventaja. Así, meditemos por un instante en el proceso de pacificación papal. Fueron los Papas los que organizaron muchas de las cruzadas contra los Musulmanes de la Tierra Santa en la Edad Media. Esas cruzadas se realizaron entre 1096-1272 y fueron un intento para controlar Jerusalén. Fueron los Papas los que reunieron a las naciones cristianas para combatir el Islam. No fueron los Papas los que construyeron puentes ni los que promovieron la paz. En realidad fueron los traficantes de la guerra. Además, fueron los Papas los que iniciaron las cruzadas contra los humildes cristianos como los Valdenses y los Albigenses y los que inundaron el país con sangre. Fueron los Papas los que iniciaron la masacre de San Bartolomé contra los Hugonotes en Paris y en el resto de Francia. Miles de personas inocentes perdieron sus vidas en las manos despiadadas y brutales de las cruzadas papales.

Las observaciones del arzobispo son totalmente falsas. Sin embargo, sus palabras colocaron a la profecía en palabras diferentes a las de la Biblia, pero con el mismo significado. Los Papas Católicos Romanos tratan de entrometerse en los asuntos internacionales, de tal manera que puedan ser vistos como pacificadores. El traer a Cuba bajo la administración geopolítica del Vaticano, le va a ayudar a Cuba a reconstruir su estatura en un mundo post-comunista, pero cada vez más socialista. Pero también va a colocar a Cuba y a su pueblo bajo el control del Vaticano.

La diplomacia del Vaticano ha estado alrededor de esto, hace mucho, mucho tiempo, mis amigos. Y la diplomacia Vaticano-Cuba fue muy redituable, ya que Roma se adjudicó el crédito público en el escenario global de haber sido el promotor de la paz entre ambas naciones. The New York Times dijo que “para Francisco, el progreso le sacó lustre a sus esfuerzos para recolocar al Vaticano como un agente en la diplomacia global”. ¿Creen ustedes que Roma quiere más de este tipo de publicidad? Claro que sí. Roma quiere asociarse con las naciones para aumentar su estatura y credibilidad a los ojos de las demás naciones.

http://www.nytimes.com/2014/12/18/world/americas/breakthrough-on-cuba-highlights-popes-role-as-diplomatic-broker.html?_r=1 [20]

“Hoy estamos felices porque hemos visto cómo dos pueblos, que estaban muy separados durante varios años, ayer dieron un paso para acercarse”, dijo el Papa Francisco, el primer pontífice Latinoamericano, en el Vaticano. La herencia latinoamericana de Francisco, sin duda le dio ventajas para lidiar con Cuba. Los obispos Cubanos dijeron que el cambio “abrió nuevos horizontes de esperanza’ para el pueblo Cubano”.

Si el cambio en la política va a traer una libertad de la opresión, aun queda por verse. Puede ser que el influjo de dinero, el comercio y el intercambio, solo venga a fortalecer el régimen de Castro para continuar con su opresión, pero ahora sería con la ayuda del gobierno de los Estados Unidos. Cuba probablemente no va a cambiar solo porque el Presidente Obama les extendió una mano de paz. Los hermanos Castro no van a abrir sus puños.

Son los Estados Unidos los que están cambiando, no Cuba. El Vaticano sabe esto, la administración Obama sabe esto, y los líderes Cubanos también lo saben. A medida que los Estados Unidos son cada vez más socialistas, ahora se pueden alinear con Cuba sin producirle un daño a sus líderes políticos. Tal como lo he dicho antes, el propio papado es socialista debido a su propia naturaleza. Al promover la paz entre los Estados Unidos y Cuba, también está promoviendo más la interacción con el socialismo.

http://www.latimes.com/world/mexico-americas/la-fg-cuba-ticktock-20141218-story.html#page=1 [18]

http://www.catholicnewsagency.com/news/gratitude-and-caution-over-new-cuba-policy-95236/ [19]

http://www.catholicnewsagency.com/news/cuba-us-how-the-holy-see-was-behind-the-scene-for-50-years-33722/ [25]

¿Cuál va a ser el próximo conflicto que el Papa Francisco va a tratar de solucionar? Bien, hay varios en el proceso en este momento. El Papa invitó recientemente al jefe del estado de Israel Simón Pérez y a Mahmoud Abbas de Palestina al Vaticano, para una reunión de oración. En conjunto plantaron un árbol de olivos en los jardines del Vaticano. Este atrevido movimiento sin precedentes estaba diseñado para promover la benevolencia entre los beligerantes Israelíes y Palestinos. Y ambos hombres hablaron ardientemente a favor del Papa. Aun cuando no hubo ningún resultado directo o inmediato de la reunión, el Vaticano mejoró su estatura entre las personas de ambas naciones, las cuales se odian mutuamente.

Y también está China. El Vaticano ha colocado una prioridad en sus muy difíciles relaciones con China, un estado anti-religioso. En un esfuerzo para fortalecer las relaciones con China, Francisco llevó a cabo una reunión con el Dalai Lama del Tíbet. Beijing aplaudió públicamente al Papa debido a esto. El colocarse al lado de China puede muy bien ser un presagio de mejores relaciones, similar al camino que el Vaticano transitó con Cuba.

Y también está el Islamismo extremo. El Papa Francisco visitó recientemente Turquía, donde se reunió con el Presidente Turco Recep Tayyip Erdogan. Él les pidió a todos los líderes Musulmanes que condenaran el ISIS. Hizo oraciones con el Gran Muftí de Estambul.

El Papa ha hecho esfuerzos en Siria también. Él viajó hasta los vecinos del Jordán para insistir sobre la paz. Él hizo un llamado para el “día global de ayuno y paz” antes de los ataques aéreos.

El Papa Francisco también viajó a Corea del Sur, después que se le negó una visita a Corea del Norte, para abogar por la paz en la Península de Corea. Corea del Sur solo tiene un 10% de Católicos. “Piensen en sus hermanos del Norte”, dijo él, en observaciones grandemente esperadas en Corea del Norte. “Ellos hablan el mismo idioma, y cuando están en familia, se habla el mismo idioma, hay una esperanza humana”.

http://www.motherjones.com/politics/2014/12/pope-francis-cuba-us-deal-diplomacy [30]

Amigos, hacia cualquier lado que ustedes miren, el Papa y el papado están trabajando con las naciones para alcanzar los objetivos de Roma. La colaboración con Roma va a colocar a las naciones eventualmente bajo su supervisión. Ellas pueden no darse cuenta que están siendo supervisadas por Roma. Pero la misma naturaleza de su colaboración, y debido al hecho que Roma se coloca a sí misma por sobre las naciones de la tierra en su diplomacia, y por el hecho que los líderes de las naciones consultan continuamente a Roma, ya sea directamente o a través de sus diplomáticos designados, eso revela que están bajo su comando.

Amigos, nos estamos acercando a la culminación de la profecía bíblica. Ya estamos muy cerca del clímax de las edades. Ahora es el tiempo para hacer tan fuerte vuestra relación con Cristo, y que todos vuestros pensamientos y acciones estén de acuerdo con Su voluntad. Ustedes no pueden observar estos desarrollos sin ser impresionados con la importancia de los tiempos en que vivimos. Sí, el Papa es popular, pero, ¿hacia dónde conduce esto? Esa misma popularidad es la agencia a través de la cual Roma consigue más y más estatura.

¿Han observado cómo el escándalo sexual de los sacerdotes ha desaparecido casi por completo, después que Jorge Bergoglio se convirtió en Papa? Las abominaciones de Roma estaban casi continuamente expuestas en la prensa secular. Todo el mundo tuvo un destello de la corrupción y de la impiedad de esa institución, durante unos pocos años. Fue como si Dios le quisiera dar a todas las personas sinceras, que pudiesen haber sido engañadas por Roma, la oportunidad de salir del engaño. Entonces se cerró la ventana del tiempo, y ahora Roma es más popular que nunca. Muchas personas se han olvidado de los horribles escándalos. Y muchos escogieron seguir en su ceguera y en su estado de engaño, mientras Roma se vuelve más y más admirada a los ojos del mundo. ¿Creen ustedes que Dios les va a dar otra oportunidad para que todos vean a Roma tal como ella es? Tal vez sí y tal vez no. Pero ustedes y yo tenemos que hacer nuestro trabajo, desde ahora en adelante, y a pesar de la estima de Roma a los ojos del mundo.

Amigos, la manera en que trabaja el Vaticano con las naciones estado del mundo, y que la Biblia identifica como fornicación espiritual, puede ser claramente vista en su diplomacia con Cuba. Regocijémonos que la Biblia revela lo que va a suceder con una exactitud extraordinaria. Que el Señor nos ayude a ser fieles para dar el mensaje tan ampliamente como sea posible.

Oremos. Nuestro Padre celestial, gracias por revelarnos a través de las Santas Escrituras los grandes acontecimientos de los asuntos geopolíticos finales. Ahora podemos ver en la prensa pública como nunca antes, las revelaciones de lo que está aconteciendo por detrás de las escenas para que se cumpla la profecía. Por favor, ayúdanos a preparar nuestras vidas para el conflicto venidero. Que siempre tengamos presente al Espíritu Santo en nuestras vidas. Que Cristo pueda gobernar nuestros corazones y que nos de coraje para hacer el trabajo que tenemos que hacer en estos últimos días. En el nombre de Jesús, amén.