- KEEP the FAITH - https://ktfnews.com/es -

¡Muerte en las Calles!

By Pastor Hal Mayer

Bienvenidos al Ministerio Guardad la Fe. Gracias por estar nuevamente con nosotros mientras consideramos una vez más cuán cerca estamos del cierre del tiempo de gracia. Quiero agradecerles por vuestra ayuda y las oraciones. Todo eso significa mucho para nosotros. Estoy preocupado porque muchos del pueblo de Dios están siendo distraídos de la preparación para la crisis venidera. Sus mentes están llenas de cualquier cosa, menos de la Biblia. Para la mayoría, la única instrucción bíblica que ellos tienen en cuenta son los textos bíblicos que reciben en la iglesia cada semana.

Me preocupa y tiemblo cuando pienso en lo que Satanás está haciendo a tantas personas en todas partes donde hay controversias, en los disturbios sociales y en los trastornos políticos alrededor del mundo. Al parecer no hay cómo escapar de la violencia que ahora inunda nuestro planeta casi por todas partes. La inmigración masiva genera choques en la cultura, inestabilidad política, y eso crea aun más violencia. La opresión y la injusticia dividen a las naciones y surgen tensiones raciales que socavan la paz y la estabilidad y conduce a más violencia.

Para comenzar, inclinemos nuestras cabezas en oración y busquemos la sabiduría de Dios. Nuestro Padre celestial, gracias por todo lo que Tú haces por nosotros, pero especialmente te agradezco por Tu Espíritu Santo, el cual nos revela lo que tenemos que entender en las Escrituras, acerca de cómo somos salvos, y cómo vivir en esta era impía y degenerada. La corrupción moral y la violencia están por todas partes y se ha infiltrado y ha endurecido los corazones de muchos de los que profesan ser Tu pueblo. Por favor, ayúdanos a despertar a los tiempos y a los mecanismos que Satanás usa para descarrilar nuestra fe. Al estudiar hoy, por favor, ayúdanos a entender el asombroso cumplimiento de la profecía. Gracias por escuchar y responder esta oración. En el nombre de Jesús, amén.

Por favor, abran sus Biblias conmigo en Génesis 6:11-12. Escuchen estos versículos que describen el tiempo de Noé. También están describiendo nuestro propio tiempo. Dice así: “A la vista de Dios, la tierra se había corrompido, y estaba llena de violencia. Miró Dios la tierra y vio que estaba corrompida, que la gente toda había corrompido su camino sobre la tierra”.

Mis amigos, ¿hemos alcanzado un tiempo donde la violencia posee una característica tan prominente para la vida en este planeta tierra, que Dios va a tener que destruirlo nuevamente debido a su impiedad y corrupción? Me atrevo a decir que estamos viviendo en un tiempo cuando la historia de Noé, antes del diluvio, se va a repetir. Y no hay esperanza para una solución política o social. A algunos hombres y mujeres les gusta la violencia, así como muchos lo hicieron en el mundo anti-diluviano. Eso les da un sentido de satisfacción, de que han cumplido con su propia forma de justicia. Al tomar los asuntos en nuestras propias manos, todos perdemos la tranquilidad de ser protegidos por el gobierno de la ley, y el gobierno del populacho se convierte en la norma.

Muchos de nosotros estamos desensibilizados con los crímenes y la violencia que se llevan a cabo abiertamente. El cielo debe maravillarse por la falta de humanidad del hombre y por la extrema pérdida de sangre. Y eso invade todos los niveles de la sociedad, desde los actores individuales hasta los más altos líderes del gobierno, los cuales se las ingenian para desencadenar guerras que resultan en derramamiento de sangre. Y eso se extiende hasta los más elevados escalones del poder en las Naciones Unidas, las cuales envían tropas de paz que dominan y subyugan a las personas que se supone que tienen que proteger, mientras raptan y abusan de las mujeres y niños para su propio placer. ¡Esto es simplemente terrible!

http://www.bloomberg.com/news/articles/2016-06-16/rape-scandal-of-un-peacekeepers-festers-as-reports-of-abuse-grow

Estoy harto de todo eso, mis amigos. Hasta la violencia en un bar de homosexuales en Orlando, Florida, me ha dejado mal. Y está la interminable guerra y violencia en Siria, el terrorismo en Europa, en América, en el Medio Oriente, y hay guerra civil en la República Central de África, en Nigeria y en Sudán. ¡El derramamiento de sangre, el dolor y la pena son continuos, eternos y horribles!

https://en.wikipedia.org/wiki/List_of_civil_wars

Los hogares alrededor del mundo también están llenos de violencia, ya sea con el abuso de niños, peleas de borrachos, entre esposo y esposa, conflictos, argumentos, tensiones, dolor silencioso y angustia. Niños rebeldes, películas violentas de Hollywood, lascivia e inmoralidad constante, corrupción incesante en los gobiernos… la lista es larga, y crece cada vez más. Este mundo está totalmente corrompido, y Jesús estaba totalmente en lo correcto cuando dijo que así como en los días de Noé, así sería en el fin del tiempo.

Hablando de Hollywood, ahora hay una nueva película que expone la violencia de la guerra en Okinawa y muestra a un soldado Adventista del Séptimo Día, Desmond Doss. Aun cuando debiera ser aplaudido por su fe y por sus esfuerzos para salvar a hombres heridos y moribundos, la película dirigida por Mel Gibson, aparentemente enfatiza la violencia de la Segunda Guerra Mundial.

Y hay muchas otras maneras en que la violencia destruye la paz y la serenidad, que la mayoría de las personas desea. Satanás se alegra mucho con todo esto.

Aun aquellos que tienen la comisión de servir y de proteger, están frecuentemente involucrados en derramamientos injustificados de sangre. Sí, ellos están lidiando con situaciones muy difíciles y tienen que tomar decisiones rápidas, si deben o no usar la fuerza mortal. Aun cuando nadie posee un juicio perfecto y que siempre se cometerán errores, cuando el juicio está nublado por algún odio oculto, rencor, o racismo, es muy fácil reaccionar en forma exagerada.

Amigos, estoy harto de todo esto. Este mundo no es nuestro hogar. Nuestro hogar está en el cielo y yo quiero ir a casa. Este mundo corrupto y violento, no es puro ni santo. Quiero estar lejos de todo esto y quiero vivir en la atmósfera tranquila y pura del cielo. ¿Y ustedes? ¡Qué contraste será eso! ¡Cuán diferente con aquello que conocemos ahora!

Escuchen esta maravillosa escritura de Isaías 11:6-9. Es una promesa que ciertamente se cumplirá. “Morará el lobo con el cordero, y el leopardo con el cabrito se acostará; el becerro y el león y la bestia doméstica andarán juntos, y un niño los pastoreará.
La vaca y la osa pacerán, sus crías se echarán juntas; y el león como el buey comerá paja.
Y el niño de pecho jugará sobre la cueva del áspid, y el recién destetado extenderá su mano sobre la caverna de la víbora.
No harán mal ni dañarán en todo mi santo monte; porque la tierra será llena del conocimiento de Jehová, como las aguas cubren el mar.”

¿Son el lobo, el leopardo y el león, bestias reales que serán transformadas en la tierra nueva, un símbolo de la naturaleza humana, domesticados por el Espíritu Santo? Estas bestias son violentas y peligrosas. Pelean y matan a sus presas en esta tierra. Pero en la tierra nueva, ellas vivirán pacíficamente juntas con las bestias que una vez trataron de destruir. Ya no serán peligrosas. Se podrá confiar en ellas y no tendrán temor de los seres humanos y los seres humanos tampoco les tendrán temor. Qué bendición será, mis amigos, el vivir en la atmósfera del cielo.

Solamente Cristo, mis amigos, puede vencer la violencia en nuestros corazones. Solamente Cristo puede domar nuestras naturalezas carnales y violentas. Solamente Cristo puede restaurar las relaciones humanas rotas y redireccionar nuestra atención hacia las cosas más importantes. Y esto tiene que suceder ahora, antes que Cristo vuelva nuevamente. Tiene que suceder en esta vida, no en la próxima.

Todos nosotros, probablemente, sentimos una especie de angustia y de descreencia cuando Andreas Lubitz, co-piloto de la línea aérea alemana, estrelló deliberadamente el avión contra una montaña matándose él mismo y a otras 149 personas con él. Esas personas inocentes no merecían morir. No le habían hecho nada a él. Su depresión lo condujo hacia un acto de violencia que ha afectado a muchas familias que perdieron a sus seres queridos en ese accidente.

https://es.wikipedia.org/wiki/Vuelo_9525_de_Germanwings

https://en.wikipedia.org/wiki/Germanwings_Flight_9525

Tal vez, estamos un poco menos indignados con el ataque extremista por parte de un Musulmán a un club homosexual nocturno en Orlando, aun cuando también debiéramos estar horrorizados. Y tendemos a estar aun menos preocupados con respecto a la muerte y a la violencia en Siria, con millares de familias que están viviendo en esa violenta guerra. Ya han muerto 470.000 personas en esa guerra y más de 7,6 millones de personas han sido desplazados de su sitio.

¿Han tratado ustedes algunas vez de entrar en los sentimientos de aquellos que han sido afectados por estas cosas? Yo lo hecho y es difícil hacerlo. Es paralizante. Y esto no toma en cuenta la violencia que abarca el tráfico humano, en la esclavitud y en el abuso de muchas vidas cada año. El inmenso volumen de violencia en este mundo es espantoso. Nosotros solo vemos la punta del iceberg en las noticias.

https://es.wikipedia.org/wiki/Masacre_de_la_discoteca_Pulse_de_Orlando

https://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_Civil_Siria

https://en.wikipedia.org/wiki/2016_Orlando_nightclub_shooting

https://en.wikipedia.org/wiki/Syrian_civil_war

Aun cuando yo lo siento profundamente por aquellos que están metidos en la violencia, siento como que mi propio sentimiento de eso se embota debido a su frecuencia y magnitud. Es asombroso. Y es tan fácil deslizarse hacia una zona de indiferencia que puede hacerlo desaparecer todo, debido a que está muy lejos de mí. Esto me hace aun más insensible hacia los sentimientos y el daño que todo eso produce. De hecho, la muerte y la destrucción vienen tan rápido y de una manera tan furiosa a veces, que me parece asombroso y no consigo entender su significado.

Pero pensemos en algo más cercano a nuestro hogar. Imaginen el corazón de una madre cuando recibe la noticia que la policía ha matado a su hijo, que estaba desarmado, mientras éste le daba la espalda a la policía. Imaginen el dolor y la angustia por la cual ella tiene que pasar cuando ve a su hijo, y que a ella aun le parece que es su “bebé”, que está envuelto en sangre en las calles de Chicago, Dallas o Baton Rouge. Yo he tratado de ponerme en la mente y el corazón de esa madre. Es imposible imaginar su profundidad si uno no ha pasado por eso. Aunque yo no tengo hijos propios, y nunca he pasado por una situación de este tipo, aun así mi garganta se cierra. Sí, muchos de los que han sido muertos por la policía son criminales, pero aun así son seres humanos que ya no tienen tiempo de gracia y que probablemente se han perdido eternamente.

Y Cristo se aflige como esa madre por cada ataúd que se coloca en la tierra. Su corazón está dolido debido a la pérdida de tan solo una vida, y hay miles de pérdidas todos los años. Pero Cristo tiene que permitir que Satanás lleve a cabo sus planes malignos, hasta cierto punto, de tal manera que todos puedan tomar decisiones correctas acerca de a quién van a servir en esta gran controversia. Recuerden que servir a Cristo es siempre algo voluntario, y por lo tanto requiere elegir y estar informado para hacer esa elección.

A Satanás le gusta la violencia. Él la instiga cada vez que puede hacerlo. A él le gusta agitar todo tipo de sentimientos, sospechas y hostilidad entre las personas. Él promueve la guerra, el terrorismo y el racismo, y todo eso conduce al odio y a la violencia.

Hoy nuestro mundo está en una gran necesidad de reforma. Amigos, no me gusta decirlo, pero eso va a suceder. Mientras continúe la gran controversia entre Cristo y Satanás, el mundo va a continuar en una espiral descendente hacia el abismo de la corrupción moral, el extremismo y la violencia. Tal como lo dicen las Escrituras, estamos viviendo en los últimos días y son cada vez más parecidos a los tiempos en que vivió Noé.

Pero Noé fue un hombre puro. Él era justo a la vista del cielo. Y Dios lo escogió como Su representante, como Su evangelista, Su portavoz y Su profeta. Él advirtió a las personas con respecto a la destrucción venidera. Él les suplicó que le diesen la espalda al mundo y que entraran con él en el arca. Y mientras la violencia de sus tiempos rugía a su alrededor, eso solo lo hizo desear la pureza y la justicia en su propia vida. Y esta debiera ser la forma en que nos afecte la violencia. Debiéramos anhelar la pureza de corazón, de alma y de vida, al igual que Noé.

Amigos, tenemos la misma misión en nuestro mundo caótico y violento de hoy, tal como Noé la tuvo en sus días. Tenemos esencialmente el mismo mensaje, el mismo propósito, y probablemente el mismo resultado, o algo similar.

Pero hay algo más profundo que tenemos que entender. ¿Cómo debemos relacionarnos con las manifiestas injusticias de nuestro mundo? Tener pureza de corazón significa que tenemos que vivir por sobre toda la corrupción moral que hay a nuestro alrededor. No tenemos que participar en eso, ni apoyarla de ninguna manera. Tenemos que reconocer sus fundamentos y tenemos que rechazarla. Pero tenemos que entenderla, para que podamos relacionarnos con ella de la manera correcta, ¿no es verdad?

La naturaleza carnal no puede perdonar. ¿Escucharon eso? La naturaleza carnal no puede perdonar. La injusticia agita el odio, el cual eventualmente se convierte en violencia. A menudo, la violencia es cultivada por los líderes gubernamentales que quieren crear el caos, de tal manera que puedan justificar las medidas para obtener un mayor control sobre sus ciudadanos, para poder sofocar la violencia que ayudaron a crear.

http://www.usnews.com/opinion/articles/2014/08/01/us-military-might-has-only-created-more-enemies-and-chaos

http://www.wnd.com/2013/03/without-chaos-government-has-no-future/

Por ejemplo, al acusar a los oficiales de la policía de los Estados Unidos de racismo en su aplicación de la ley (donde algunos casos al menos, parecen ser verdaderos), la policía en muchas ciudades ha tenido que desistir de su actuar agresivo para resolver los crímenes, lo cual ha resultado en aumento de los tiroteos y homicidios en las más grandes ciudades de la nación.

Chicago, la tercera ciudad más grande de los Estados Unidos, está envuelta ahora en una epidemia sin precedentes de crímenes violentos. Y la ola de violencia continua creciendo con más de 445 homicidios en la ciudad en el 2016 (estos son datos mientras yo preparaba este sermón), un 50% más de lo que tenía en el año anterior. Se estima que habrá un total de 700 asesinatos hasta el final del año 2016, un aumento del 63% con respecto al año 2014. La ciudad también ha visto un aumento substancial en los tiroteos, siendo que ya van más de 2.620 casos en el 2016, y esto solo hasta mediados de agosto.

A pesar de poseer las leyes más restrictivas del país, Chicago está fuera de control con respecto a la violencia con armas. El New York Times escribió en el año 2013: “No se puede encontrar ningún negocio de ventas de armas en esta ciudad, porque no están permitidos. Las armas de mano fueron prohibidas en Chicago durante décadas, hasta el 2010, cuando la Corte Suprema de los Estados Unidos, dictaminó que se estaba yendo demasiado lejos, haciendo que los líderes de la ciudad aprobaran leyes restrictivas, que algunos describieron como cercanas a una prohibición legal sin que fuesen prohibitivas. A pesar de una continua pelea legal, Illinois continua siendo el único Estado de la nación que no provee la posibilidad para que ningún ciudadano privado pueda utilizar armas en público.

“Y aun cuando Chicago, una ciudad con leyes que no permiten el uso de armas de asalto ni armas de gran capacidad de fuego, se encuentra trabajando muy duro para contener un diluvio de violencia armada, la cual contribuyó con más de 500 homicidios este último año (2012)…”.

Los miembros de pandillas han llegado por lo menos a 150.000 en la “violenta ciudad”, más que cualquier otra ciudad del país. Y recientemente los líderes de las tres mayores pandillas del Oeste, que se hacen llamar los Vice Señores, los Discípulos Negros y los Enérgicos de las Cuatro Esquinas, mantuvieron una reunión. Los oficiales de la policía fueron advertidos sobre una amenaza a la seguridad, que incluía posibles ataques de pandillas en el lado Oeste de la ciudad. El alerta describió la reunión y dijo que los miembros de las pandillas “concordaron en usar armas automáticas contra los oficiales de la policía de Chicago”, y dijeron que una pandilla [los Enérgicos de las Cuatro Esquinas] proveyó armas y colocó a un francotirador en un local no identificado. No se sabe adonde consiguieron las armas, pero no deben haberlas conseguido dentro de la ciudad de Chicago.

El problema es que mientras los ciudadanos normales tienen dificultad para conseguir armas para protegerse ellos mismos, las pandillas de criminales, los señores de las drogas y los traficantes, parecen no tener ningún problema para adquirir armas, que ellos usan prolíficamente. Al conseguir armas fuera de los habitantes que se rigen por las leyes, que solo las usarán para su propia defensa, eso abre esencialmente la puerta para que los criminales las usen con casi toda impunidad.

Lo que precipitó la “reunión” de las mayores pandillas, fue la muerte de un muchacho de 18 años, Paul O’Neal, un joven negro, que robó un automóvil y la policía comenzó una persecución. Algunos manifestantes en el centro de Chicago bloquearon las calles y el tráfico mientras protestaban contra el tiroteo.

Chicago tiene un masivo problema con las pandillas y solo se están empleando 13.318 oficiales de la ley en la ciudad. Así, la policía está definitivamente en inferioridad numérica, a razón de 10 a 1. Y ahora las pandillas están planificando el uso de armas automáticas.

La policía, cuya misión es proteger a los ciudadanos del crimen, ya no consigue trabajar en forma efectiva, como antes de las alegaciones de racismo, y ahora la ciudad está fuera de control y está cayendo en una espiral descendente hacia el abismo de la violencia, del asesinato y de la criminalidad. Hasta los niños son encontrados en la violencia.

http://themostimportantnews.com/archives/gangs-in-chicago-reportedly-agree-to-use-snipers-and-automatic-weapons-against-the-police

http://www.zerohedge.com/news/2016-08-14/chicago-records-deadliest-day-13-years-city-spirals-out-control

El caos continúa también en las otras ciudades, como Memphis TN, St. Louis MO, Washington DC, Buffalo NY, Atlanta GA, Newark NJ, Cleveland OH, Detroit MI, Oakland CA, Birmingham AL, Baltimore MD, Stockton CA, Milwaukie WI, y la lista continua.

El espíritu de intranquilidad y violencia ha aumentado dramáticamente en las ciudades Norteamericanas y el número de oficiales de la policía que han sido abatidos y muertos durante la primera mitad del año 2016 fue un 78% mayor que durante la primera mitad del 2015. Estamos viviendo en los últimos tiempos. Por lo tanto, no esperen que esto mejore. Por el contrario, esto va a empeorar.

https://www.neighborhoodscout.com/neighborhoods/crime-rates/top100dangerous/

Pero está surgiendo una mayor amenaza nacional. La trágica matanza de personas negras por parte de la policía, ha provocado una considerable tensión racial, un odio y una animosidad hacia la policía y hacia las personas blancas en general.

Comenzó en el 2012 con la trágica muerte de Trayvon Martin en Sanford, Florida. Trayvon era un típico muchacho con unos pocos hábitos malos, como el uso de marihuana, un lenguaje malo, y una obsesión por las chicas, pero básicamente quería hacer el bien. Aparentemente salió una noche para comprar algún dulce y una bebida en el local 7-11. Mientras volvía al hogar donde estaba pernoctando, fue detenido por un vecino llamado George Zimmerman. Zimmerman llamó a la policía y dijo que él era un joven sospechoso. Un altercado posterior entre ellos hizo que Zimmerman le disparara a Martin y lo matara.

Zimmerman fue eventualmente llevado a juicio y posteriormente fue declarado asesino en segundo grado. La historia causó atracción en los medios. Entonces, el 8 de marzo de 2012, Kevin Cunningham, un coordinador de redes sociales de KinderUSA creó una petición en la página web change.org, la cual se convirtió en la mayor página de la historia de la web, un par de semanas después, con 2,2 millones de suscriptores. Cunningham entendió que si se usaba el medio electrónico, la muerte de Martin “podría desencadenar una reevaluación de la sociedad, y podría revolucionar el sistema de justicia y la cultura”.

La focalización del medio electrónico en la muerte de Martin, causó un debate nacional acerca del perfil racial y de las leyes de auto-defensa con marchas y manifestaciones por todos los Estados Unidos. Las marchas incluyeron activistas de otras causas y el movimiento tomó una naturaleza política. La ley de auto-defensa “Stand Your Ground” de Florida, fue presionada por los activistas.

https://en.wikipedia.org/wiki/Trayvon_Martin

En el 2013, el mismo Presidente Obama comentó algo sobre el juicio de Zimmerman después de la absolución. Él analizó las disparidades raciales en los Estados Unidos, durante la época de su niñez, y dijo que fueron esas disparidades las que afectaron la interpretación de la comunidad Afro-Americana acerca de los hechos aquella noche en Florida, y dijo: “Trayvon Martin podría haber sido yo, hace 35 años atrás”.

La angustia con respecto a la muerte de Trayvon Martin y la subsiguiente absolución de Zimmerman, fermentó a fuego lento durante los dos años y medio siguientes. Entonces el 9 de agosto de 2014, Michael Brown de Ferguson Missouri, cerca de St. Louis, fue muerto por un oficial de la policía de Ferguson. Surgieron las tensiones y estalló la intranquilidad civil. La protesta atrajo a manifestantes desde afuera de la región, y muy pronto se produjo una confrontación en las calles de Ferguson con la policía. Todo el evento inició un debate nacional acerca de las relaciones entre la obligación de la ley y los Afro-Americanos, y acerca del uso de la fuerza por parte de la policía.

He aquí lo que sucedió. Brown y un cómplice robaron una cajetilla de cigarrillos de un almacén y empujaron al dependiente que trató de impedírselo.

El oficial Darren Wilson había sido alertado del robo y se le había dado la descripción de los dos sospechosos. Brown y su amigo andaban por la mitad de la calle cuando Wilson se les aproximó alrededor del medio día. Él les bloqueó el paso. “Esto resultó en un altercado y que Brown y Wilson pelearan a través de la ventanilla del vehículo del policía por el control del arma de Wilson, hasta que ésta se disparó. Brown y Johnson entonces huyeron, con Wilson persiguiendo a Brown. Brown se detuvo y enfrentó al policía dirigiéndose hacia él. Wilson le disparó a Brown varias veces, matándolo. Los informes de los testimonios difieren en cuanto a que si Brown tenía sus manos levantadas al aproximarse a Wilson, y eventualmente el Departamento de Justicia de los Estados Unidos encontró que los testigos que dijeron que él tenía las manos en alto, no eran creíbles.

La noticia de las “manos arriba”, sin embargo, circuló ampliamente, lo cual contribuyó a la fuerte protesta e indignación acerca de la muerte de un hombre desarmado, la cual se mantuvo varias semanas en los noticieros de la nación. “Las protestas, tanto las pacíficas como las violentas, juntamente con el vandalismo y los saqueos, continuaron por más de una semana en Ferguson; la policía estableció un toque de queda nocturno. La respuesta de las agencias de policía de esa área, al tratar con las protestas, fue fuertemente criticada por los medios y por los políticos. Hubo preocupaciones con respecto a la insensibilidad, las tácticas, y con respecto a una respuesta militarizada”. La policía enfrentó a los manifestantes que marcharon con sus manos levantadas, y que le mostraban leyendas tales como “Manos Arriba, No Dispare”, o simplemente “Manos Arriba”. Este gesto se transformó en algo fuerte contra la violencia de la policía.

Cuando el gran jurado decidió no acusar a Wilson, la angustia y la frustración hicieron que se iniciara otra marcha de protestas en Ferguson, con edificios incendiados y saqueos. “A medida que se diseminó la noticia de la decisión, surgieron más protestas, en las que lanzaban objetos a los oficiales. Se podía escuchar el disparo de armas. Los oficiales de policía usaron gases lacrimógenos y humo para dispersar a las personas, las cuales estaban lanzando piedras y estaban quebrando las ventanas de los vehículos estacionados de la policía. Un vehículo fue incendiado. Por lo menos una docena de edificios fueron incendiados alrededor de la ciudad, muchos en la vecindad del Mercado de Ferguson, el almacén que Michael Brown había robado antes que fuese abatido por el oficial Wilson”.

Aun cuando robar está mal, asaltar a un oficial de la policía y tratar de sacarle su arma está errado, Brown no merecía morir a causa de ello. Aun cuando es difícil determinar las percepciones de Wilson, como si él se sintió amenazado o no, “la muerte de Brown originó semanas de manifestaciones y una respuesta de la policía que incluyó gases lacrimógenos y balas de goma. Las confrontaciones entre manifestantes y los oficiales de la ley, continuó hasta que el Gobernador Jay Nixon desplegó a la Guardia Nacional de Missouri, para ayudar a sofocar los disturbios”.

En un severísimo informe emitido en marzo, el Departamento de Justicia llamó a Ferguson para efectuar una reparación general de su sistema de justicia, declarando que la ciudad se había envuelto en tantas violaciones constitucionales, que solo se podían corregir abandonando completamente el actual sistema de la policía, volviendo a entrenar a sus empleados y estableciendo una nueva vigilancia. El informe describió una ciudad que usó su policía y sus Cortes como negocios para obtener dinero, un lugar donde los oficiales detenían y le colocaban esposas a las personas sin ninguna causa probable, generando conflictos raciales, usando armas sin una provocación, y tratando a cualquiera como sospechoso meramente por cuestionar las tácticas de la policía. Luego después del informe, Thomas Jackson, el conflictivo jefe de la policía, se retiró.

El caso irritó predominantemente a la comunidad negra contra casi toda fuerza policial blanca. Trajo mucha atención sobre el asunto de que los oficiales blancos de la policía mataban a personas negras desarmadas. “La muerte de Brown ha sido citada como uno de los diversos asesinatos de Afro-Americanos manifestados por el Movimiento de Asuntos de Vida de los Negros”.

https://es.wikipedia.org/wiki/Muerte_de_Michael_Brown

https://en.wikipedia.org/wiki/Shooting_of_Michael_Brown

Ferguson no era el único caso de oficiales que mataban a sospechosos negros. El 30 de abril de 2014, Dontre Hamilton, de 31 años, fue abatido fatalmente de 14 tiros por un oficial de la policía en un parque de Milwaukee, en Wisconsin. El oficial estaba respondiendo a un llamado de los empleados de un comercio cercano alegando que Hamilton, quien había sido diagnosticado con paranoia esquizofrénica, estaba perturbando la paz.

Los oficiales que llegaron primero decidieron que Hamilton no estaba haciendo nada ilegal. El oficial Christopher Manney llegó después y al tratar de calmar a Hamilton, la situación se transformó en una pelea, lo cual condujo al tiroteo. Manney no fue hallado culpable.

El 17 de julio de 2014 “Eric Garner, de 43 años, murió después de haber sido oprimido por el cuello durante 15 segundos por un oficial de policía blanco — supuestamente por vender cigarrillos sueltos. Garner dijo 11 veces: “no puedo respirar”, mientras era sujetado por diversos oficiales en una silla.

El oficial que oprimió el cuello a Garner en la silla no fue condenado. La muerte de Garner ocasionó protestas pacíficas en toda la nación, con participantes que adoptaron la frase: “No Puedo Respirar” como un símbolo y señal de protesta.

El 5 de agosto de 2014, John Crawford, de 22 años, fue muerto por un oficial de la policía en un Walmart en Beavercreek, Ohio. Al parecer no hubo una confrontación con el policía, y Crawford estaba desarmado — él había estado sosteniendo una pistola de juguete. Los oficiales envueltos en el tiroteo no fueron hallados culpables.

El 12 de agosto de 2014, Ezell Ford, un hombre de 25 años mentalmente enfermo, murió porque un oficial blanco de la policía le disparó tres veces, incluyendo un tiro por la espalda. Él estaba desarmado. No se les estableció ninguna culpa a los dos oficiales envueltos.

El 12 de agosto de 2014, Dante Parker, un padre de 36 años de edad, con cinco hijos, murió en la custodia de la policía, después de ser repetidamente aturdido con un Taser (picana eléctrica) en el Condado de San Bernardino.

El 13 de noviembre de 2014, Tanisha Anderson, de 37 años, murió después que oficiales en Cleveland supuestamente le golpearon la cabeza sobre el pavimento, mientras la llevaban a la custodia. La familia de Anderson dijo que ella tenía un desorden bipolar y esquizofrenia. No se les culpó de nada a los oficiales.

El 20 de noviembre de 2014, Akai Gurley, de 28 años, fue muerto por un oficial de la policía mientras caminaba con su novia en un lugar oscuro en la ciudad de Nueva York. Gurley, que estaba desarmado, fue declarado muerto en un hospital. El oficial, Peter Liang, fue declarado asesino en segundo grado, en un homicidio criminal negligente, asalto en segundo grado, conducta imprudente y dos cargos por mala conducta.

El 22 de noviembre de 2014, Tamir Rice, de 12 años, fue muerto por un policía de Cleveland, después que los oficiales pensaron que su arma de juguete era un arma de verdad. No se culpó a nadie por la muerte de Tamir.

El 2 de diciembre de 2014, “Brisbon, de 34 años, fue muerto por un oficial de la policía de Phoenix, que pensó que un frasco de píldoras era un arma real”. No se culpó a nadie por la muerte de Brisbon.

El 30 de diciembre de 2014, “Jerame Reid, de 36 años, fue muerto por oficiales de la policía en Bridgeton, New Jersey. Él era un pasajero en un auto conducido por su amigo, el cual fue parado por el policía”. La investigación aun está en curso. El tiroteo originó protestas.

El 6 de marzo de 2015, “Tony Robinson, de 19 años, fue muerto por un oficial de policía de Madison, el cual estaba respondiendo a informes de alguien que estaba perturbando el tránsito. La policía dijo que Robinson supuestamente asaltó al oficial, que entonces le disparó tres veces. Robinson estaba desarmado”.

El 31 de marzo de 2015, “Phillip White, de 32 años, murió mientras estaba en la custodia de la policía en Vineland, New Jersey. La policía había respondido a un llamado acerca de White actuando erráticamente y llamaron una ambulancia porque él parecía estar en una agonía médica. Siguió un encuentro violento, y el video parece mostrar a un perro de la policía mordiendo a White, mientras él estaba en el suelo. White fue declarado posteriormente muerto en el hospital”. No se ha encontrado a nadie culpable, pero la investigación continúa.

El 4 de abril de 2015, Walter Scott, de 50 años, fue muerto por un oficial de la policía mientras huía de un operativo de tránsito, porque tenía rota una luz trasera. El oficial Michael Slager afirmó que Scott había tomado su pistola. Slager fue entonces despedido y acusado de asesinato después que un video mostró a Scott huyendo, dándole la espalda al oficial, y Slager le estaba disparando.

El 19 de abril de 2015, Freddie Gray, de 25 años, murió debido a una herida en la columna vertebral, una semana después que fue arrestado por la policía de Baltimore. Aun no está claro cómo Gray fue herido. Los oficiales dicen que fue detenido después de huir “sin haber una provocación por parte de la presencia de la policía” y fue arrestado por poseer una navaja. Fue colocado en un vehículo de la policía, que es donde la policía dice que sufrió una emergencia médica. Los oficiales envueltos fueron acusados criminalmente.

La muerte de Gray originó protestas en Baltimore y en otras ciudades a lo largo de la nación. El lunes siguiente, los manifestantes y la policía se encontraron, y siguieron cientos de arrestos y el gobernador de Maryland tuvo que declarar el estado de emergencia.

https://www.buzzfeed.com/nicholasquah/heres-a-timeline-of-unarmed-black-men-killed-by-police-over?utm_term=.nqoMwK3lA#.gjVob3j9B

Todos estos casos y otros han causado un tumulto nacional con respecto al uso mortal de la fuerza por parte de la policía. Pero las cosas empeoraron…

El 5 de julio de 2016, Alton Sterling, un negro de 37 años de edad, conocido como el “Hombre CD”, tenía un registro criminal que incluía violentas ofensas y drogas. A Sterling le dispararon varias veces a corta distancia mientras era sostenido fuertemente en el suelo por dos oficiales blancos del Baton Rouge, de Louisiana. La policía estaba respondiendo a un llamado de que un hombre que vestía una camiseta roja estaba vendiendo CDs, y que había usado un arma para amenazar a alguien en una tienda comercial. El tiroteo fue registrado por varios testigos.

Cerca de las 12:35 la policía respondió a un llamado que un hombre, que se creía que era Sterling, estaba amenazando a otro hombre y que movía o manejaba un arma. Los oficiales lo echaron al suelo y lo picanearon “mientras uno le colocó la rodilla sobre el pecho y el otro le colocó la rodilla sobre el muslo, ambos tratando de controlar sus brazos”.

Un oficial exclamó: “¡Él tiene un arma! ¡Un arma!” Entonces uno de los oficiales dijo: “¡Él va a sacar el arma!” Uno de los oficiales apuntó su arma al cuerpo de Sterling y le disparó seis veces. Los oficiales encontraron un arma de fuego del bolsillo de Sterling.

Aquella noche más de 100 manifestantes en Baton Rouge gritaron: “no hay justicia, no hay paz”, arrojaron fuegos artificiales y bloquearon una intersección para protestar por la muerte de Sterling. La policía despejó a la multitud, pero los organizadores anunciaron que se reagruparían frente al City Hall.

https://es.wikipedia.org/wiki/Muerte_de_Alton_Sterling

https://en.wikipedia.org/wiki/Shooting_of_Alton_Sterling

Al día siguiente, el 6 de julio, Philando Castile, de 32 años, fue fatalmente muerto por un oficial de la policía de Minnesota en un suburbio de St. Paul. El oficial le había hecho estacionar su auto a un costado. Su novia y su hija de cuatro años estaban en el auto. Cuando el oficial le preguntó acerca de la licencia para conducir y sobre los documentos del auto, él le dijo al oficial que también poseía una licencia para portar armas de fuego y que ésta estaba en el auto.

Aparentemente, el oficial, un Mexicano-Americano, dijo: “¡No se mueva!” y mientras Castile estaba levantando sus manos, el oficial le disparó en el brazo cuatro o cinco veces, de acuerdo a su novia. El examinador médico del condado dijo que la muerte de Castile fue un homicidio. Castile estaba asistiendo a la Universidad de Minnesota y era supervisor de servicios de nutrición en una Escuela Elemental.

La novia de Castile subió a Facebook al día siguiente un video de su interacción con la policía después del tiroteo, el cual ha sido visto por 2,5 millones de personas.

Aun cuando el abogado del oficial dice que el tiroteo no tuvo nada que ver con racismo, y sí con la presencia de un arma, los negros no creen eso. Los hechos en este caso son “acaloradamente debatidos”.

A las 12:30 del 7 de julio, cerca de tres horas después del tiroteo, más de 200 manifestantes se reunieron en la escena, “pacíficamente pero visiblemente enojados”. Una multitud también se reunió afuera de la residencia del Gobernador de Minnesota en St. Paul, gritando el nombre de Castile y exigiendo que el Gobernador Mark Dayton hiciese una declaración, lo cual él hizo. Aquella noche, las demostraciones en St. Paul continuaron, “pacíficas pero enérgicas”.

El 8 de julio, más de 1.000 manifestantes cerraron la ruta Interstate 880 en Oakland, California, durante varias horas, para protestar por la muerte de Castile y por la de Alton Sterling el día anterior. Después de una semana de protestas pacíficas y vigilias, la violencia entre los manifestantes y la policía en St. Paul surgió el 9 y el 10 de julio. Unas 102 personas fueron arrestadas y 21 oficiales habían sido heridos, uno de ellos seriamente. Un grupo arrojó piedras, botellas, y bombas molotov hacia la policía, la cual usó gas pimienta y gas lacrimógeno para dispersar la multitud. Los manifestantes cerraron una sección de la Interstate 94. Después que fueron dispersados, surgió otra protesta en otra área de la ciudad, y un grupo de activistas establecieron un campamento fuera de la Residencia del Gobernador. El 19 y el 21 de julio, los manifestantes fueron arrestados después de bloquear una calle en Minneapolis y al rehusar órdenes de dispersarse.

El Senador de los Estados Unidos, Al Franken, Demócrata de Minnesota, dijo: “Estoy horrorizado de que hayamos sido obligados a enfrentar otra muerte de un joven Afro-Americano bajo la aplicación de la ley. Y estoy dolido debido a la familia de Philando y de sus queridos, cuyo hijo, hermano, amigo y sobrino, le fue quitado la última noche”.

El Representante de los Estados Unidos, Keith Ellison, Demócrata de Minnesota, denunció la “sistemática persecución de Afro-Americanos y una sistemática falta de responsabilidad”.

El Presidente Barack Obama hizo un llamado a los Estados Unidos a “hacer mejor las cosas” y dijo que los incidentes controversiales que surgían del uso de la fuerza por parte de la policía, no eran “incidentes aislados” sino que eran “sintomáticos de un más amplio conjunto de disparidades raciales que existen en nuestro sistema de justicia criminal. Obama expresó una “extraordinaria apreciación y respeto por la vasta mayoría de los oficiales de la policía” y observó la difícil naturaleza de su trabajo. “Cuando incidentes como estos ocurren”, dijo él, “existe una gran cantidad de nuestros ciudadanos que sienten como si, debido al color de su piel, no deben ser tratados en forma igualitaria, y eso duele, y eso debiera preocuparnos a todos nosotros. Esto no es apenas un asunto de negros, no es apenas un asunto Hispano. Esto es un asunto Americano, con el que todos debiéramos preocuparnos”. Obama habló por teléfono con la madre de Castile para ofrecerle sus condolencias”.

https://es.wikipedia.org/wiki/Muerte_de_Philando_Castile

https://en.wikipedia.org/wiki/Shooting_of_Philando_Castile

A medida que subía la tensión en todo el país, el 7 de julio, la policía en Baton Rouge, Luisiana, recibió múltiples amenazas hacia los oficiales de la policía y fue advertida de una potencial violencia contra la policía y contra los civiles.

https://es.wikipedia.org/wiki/Muerte_de_Alton_Sterling

https://en.wikipedia.org/wiki/Shooting_of_Alton_Sterling

Entonces sucedió lo impensable. El 7 de julio, Micah Johnson, un ex soldado que sirvió en Afganistán, emboscó a un grupo de oficiales de la policía en Dallas, Texas, matando a cinco e hiriendo a otros nueve, además de otros dos civiles. A medida que las balas silbaban, la multitud aullaba, incluyendo familias con niños, las cuales corrían en todas direcciones. Johnson estaba movilizado y aparentemente trató de “improvisar”, ya que trató de matar a tantos oficiales blancos como pudo. La violencia se desató cerca de uno de los distritos más concurridos de la ciudad, lleno de hoteles y restaurantes y también de edificios gubernamentales del condado, y cientos de personas pasaron la mayor parte de la noche atrapadas en edificios que fueron cerrados.

Johnson estaba enojado por los tiroteos de la policía contra los negros y dijo que quería matar hombres blancos, especialmente a los oficiales blancos de la policía, como venganza. El tiroteo ocurrió al final de un pacífico Black Lives Matter, una protesta organizada contra las muertes ocasionadas por la policía contra Alton Sterling en Louisiana y Philando Castile en Minnesota, las cuales habían ocurrido en los dos días precedentes. Johnson se subió a su camioneta, se estacionó en calles aledañas con sus luces de estacionamiento parpadeando. Habló con dos oficiales de la policía antes de sacar su arma y matarlos.

Se siguió una búsqueda por parte de la policía. Entonces, en las primeras horas del 8 de julio, la policía mató a Johnson con una bomba C-4 anexada a un robot. Fue la primera vez que la fuerza de seguridad de los Estados Unidos usaba un robot para matar a un sospechoso. Tres oficiales fueron muertos en el primer asalto. Un cuarto fue muerto cuando Johnson lo atacó por atrás, cuando se escondía detrás de un pilar de concreto. Un quinto fue muerto cuando Johnson le disparó desde arriba de un edificio, desde un establecimiento comercial, donde el oficial estaba parado.

Johnson había planificado muy bien el ataque. Él conocía por lo menos algunos de los edificios de El Centro y poseía experiencia táctica. Johnson tenía interés en los grupos nacionalistas negros, incluyendo el New Black Panther Party, Nation of Islam y Black Riders Liberation Army, todos los cuales son considerados como grupos de odio. Él los “seguía” en Facebook. También le “gustaban” las páginas de Facebook sobre la African American Defense League, cuyos líderes habían llamado a matar a los oficiales de la policía en todos los Estados Unidos, siguiendo el fatal tiroteo de Laquan McDonald. Después de la muerte de Alton Sterling por parte de la policía, la organización había “subido un mensaje a comienzos de la semana, animando a la violencia contra la policía”.

También se informó que Johnson había observado repetidamente videos de la policía golpeando a Rodney King en Los Angeles, lo cual ocurrió varios años antes. Johnson también había expresado un deseo de dañar a los predicadores negros, porque, dijo él, ellos estaban más interesados en el dinero que en Dios.

Johnson reunió un arsenal de armas y municiones en su hogar, incluyendo materiales para bombas, armas semi-automáticas, armas manuales de una alta capacidad, muchas municiones, armaduras balísticas con placas, etc. El asesino no tenía ningún registro criminal y ninguna relación con el terrorismo. Pero él convirtió una marcha pacífica en una escena de caos y derramamiento de sangre.

El tiroteo fue una especie de represalia violenta, que las personas habían temido durante dos años de protestas por todo el país, contra las muertes de personas negras que estuvieron en la custodia de la policía, las cuales dividieron profundamente a la nación.

https://es.wikipedia.org/wiki/Atentado_contra_polic%C3%ADas_de_Dallas_de_2016

https://en.wikipedia.org/wiki/2016_shooting_of_Dallas_police_officers

http://www.cnn.com/2016/07/08/us/philando-castile-alton-sterling-protests/

http://www.cnn.com/2016/07/20/us/dallas-shooter-micah-johnson-movements/

Entonces, diez días después, sucedió nuevamente, esta vez en Baton Rouge, Louisiana. “El 17 de julio, Gavin Long le disparó a seis oficiales de la policía en Baton Rouge, mató a tres e hirió a los otros”.

Long había sido entrenado en los Marines. Tenía varias medallas y se había retirado con honores. Long viajó más de 1.100 Km desde Kansas City, donde él vivía, en un auto Malibu robado, y aparentemente estuvo en Baton Rouge varios días antes del tiroteo. El Gobernador John Bel Edwards dijo que Long vino a Luisiana específicamente a matar a quienes tienen que hacer cumplir la ley. No está claro cómo consiguió el rifle semi-automático y otras armas. Pero sabía cómo usarlas. Aparentemente, Long quiso atacar los cuarteles generales de la policía en Baton Rouge.

Long estaba envuelto en el Black Separatist Movement y era miembro de por lo menos dos organizaciones asociadas. “Un grupo de eruditos en asesinatos en masa dijeron que él mostraba características de “paranoia de disgusto solitario” (un tipo común en los asesinos de masas), y describió toda su ideología como envolviendo “mucho narcisismo [y] grandiosidad”. Él era un miembro activo del grupo anti-gubernamental New Freedom Group. Aparentemente, también era miembro del Washitaw Nation, el cual es un grupo de Afro-Americanos asociados con el movimiento de soberanía ciudadana. Él también expresó su apoyo por el Moorish Science Temple of America, otra organización Afro-Americana asociada con la soberanía ciudadana. En un video de YouTube él dijo ser un ex miembro de la Nation of Islam y se refirió a Alton Sterling. Sin embargo, antes del tiroteo, él negó todas sus conexiones anteriores, diciendo en el video: “No me afilien con nada… Yo estoy afiliado con el espíritu de justicia”.

En un video de diez minutos, Long afirmó que había llegado a Baton Rouge no para protestar por la muerte de Sterling, sino para educar a los negros locales. También expresó su disgusto por las personas blancas y mencionó a Huey P. Newton, co-fundador del Black Panther Party.

En otro video, Long dijo: “El ciento por ciento de las revoluciones… han tenido éxito a través de luchas con derramamiento de sangre”. En otro, dijo que el acto de protestar pacíficamente era un método fútil basado en la emoción y que era fácilmente olvidable. Long también mantuvo una página web personal, en la cual se describió a sí mismo como un “estratega libre, entrenador de juegos mentales, nutricionista, autor y consejero espiritual”. Long le dijo a su sobrino que “solamente las habilidades de sobrevivencia avanzadas y las acciones decisivas” podrían derrocar el gobierno de los Estados Unidos y que “el gobierno estaba usando a la policía para controlar y matar a las personas”.

Menos de una hora antes del tiroteo, Long envió a propósito, un correo electrónico de tres páginas, escrito a mano, auto-descrito como un “Manifiesto”, a un músico de Columbus, Ohio. Long describió su creencia de que el tiroteo era necesario para “crear un cambio substancial dentro de la fuerza de la policía de Norteamérica. También escribió su creencia de que existía una “guerra oculta” entre los “policías buenos” y los “policías malos”, y que él tenía que atacar a los “policías malos” en venganza debido a la evidente destrucción que le continuaban infligiendo a los negros.

Long llegó al Hammond Aire Plaza, un complejo de compras antes de las 8:40 y comenzó a explorar el área buscando a los oficiales de policía. Primero detectó a un vehículo de la policía estacionado frente a un local comercial; pertenecía a un delegado del sheriff, el cual estaba trabajando en la seguridad del área. Long estacionó su vehículo detrás de un edificio adyacente, salió, y se preparó para disparar, pero vio que el patrullero estaba vacío. Entonces se dirigió manejando hacia el Norte y vio a un oficial de la policía lavando su vehículo a poca distancia, pero el oficial se fue antes que Long se pudiera acercar más. Cerca de las 8:40, la policía recibió un llamado acerca de una persona sospechosa que llevaba un rifle cerca de la plaza; alguien lo describió como un “sujeto caminando con un abrigo y un rifle de asalto”.

Cuando los oficiales llegaron a la escena, encontraron a Long vestido de negro y con una máscara que le cubría el rostro. Dos minutos después comenzó el tiroteo. Entonces, después de dos minutos más, fueron disparados más tiros y hubo informes diciendo que había oficiales muertos. De acuerdo con los investigadores, Long les disparó a los primeros oficiales que se dirigieron a él, matando a uno e hiriendo a otro. Cuando un tercer oficial trató de ayudar a su compañero herido, Long le disparó y lo mató y después mató al oficial que estaba herido. Long le disparó a otro oficial de la policía y después se movió a otra parte del complejo, donde les disparó a dos delegados del sheriff. Cuando la policía convergió al lugar, los oficiales le dispararon a Long por detrás del capó de los autos de patrulla. Eventualmente, un equipo de SWAT llegó a la escena; un miembro le apuntó a Long desde unos 100 metros y lo mató. Todo sucedió en unos seis minutos.

https://en.wikipedia.org/wiki/2016_shooting_of_Baton_Rouge_police_officers

http://www.theatlantic.com/news/archive/2016/07/police-shooting-baton-rouge/491654/

El tiroteo ocurrió durante un periodo de disturbios en Baton Rouge, con protestas después de la muerte de Alton Sterling. El 9 de julio, una protesta en Baton Rouge se volvió violenta, porque a un oficial de la policía le quebraron varios dientes. Ocho armas de fuego (incluyendo tres rifles, tres escopetas y dos pistolas) fueron confiscadas de miembros del New Black Panther Party. La policía arrestó a 102 personas. El 10 de julio, otras 30 a 40 personas fueron arrestadas.

Después del tiroteo en Dallas y Baton Rouge, “los organismos de aplicación de la ley a lo largo de los Estados Unidos, comenzaron a reajustar las estrategias de respuesta, con más parejas de oficiales en los vehículos de patrullaje. Los departamentos también comenzaron a aumentar la seguridad y la inspección ante las protestas anti-policía”.

El 11 de julio, un hogar en Baton Rouge fue atacado por sorpresa en conexión con un lugar comercial de empeños donde un ladrón había robado siete u ocho armas y municiones. Tres personas fueron arrestadas durante la redada, y una de ellas dijo que el grupo estaba planificando usar las armas de fuego robadas para dispararles a los oficiales de la policía en las protestas.

Hablando resumidamente después de la muerte de Sterling y Castile, el Presidente Obama llamó a los Estados Unidos a “hacer mejor las cosas”. Él también dijo: “Los Americanos debieran sentirse indignados con los episodios de la brutalidad de la policía, ya que ellos están arraigados en una larga lucha racial de discordia”.

Entonces, después del tiroteo de la policía, él dijo: “Podemos no saber aun los motivos para este ataque, pero quiero ser claro: no hay una justificación para la violencia contra las autoridades de aplicación de la ley. No la hay. Estos ataques son la obra de cobardes que hablan solos. Ellos no hacen avanzar ninguna causa. Los oficiales en Baton Rouge, los oficiales en Dallas — eran nuestros compañeros Americanos, eran parte de nuestra comunidad, eran parte de nuestro país, con personas que amaban y que las necesitaban, y que nos necesitan a nosotros ahora—a todos nosotros—para que hagamos lo mejor.

“Hoy, en el día del Señor, todos nosotros estamos unidos en oración con el pueblo de Baton Rouge, con los oficiales de la policía que han sido heridos, y con las familias dolientes de los caídos. Que Dios pueda bendecirlos a todos”.

Aun cuando el Presidente se refirió en forma equivocada al Día del Señor, él está en lo correcto en cuanto a que la violencia no produce nada bueno. Solo añade insultos que hieren y originan tensiones. Miren la animosidad entre los Israelitas y los Palestinos. Su ciclo de revancha y contra revancha ha continuado durante siglos. Eso no conduce a nada, y las muertes y el derramamiento de sangre no tienen fin.

América está en un gran problema. A medida que el Espíritu Santo está siendo retirado, América está en un gran problema. Estamos en los últimos días de la historia de la tierra. En algún instante, las personas van a unir los puntos y van a ver que le han dado la espalda a Dios y que debido a eso la nación está en un gran problema. Esto va a conducir hacia los eventos finales, y la crisis religiosa, que la Biblia dice que vendrá, ya está comenzando a aparecer.

En uno de sus videos, en el cual Long identifica a Micah Johnson, el francotirador de Dallas, como siendo “¡uno de nosotros!”, él también dijo: “Mi Religión es la Justicia”. ¿Es eso real? Parece ser más venganza que justicia. El hacer justicia con sus propias manos no es una religión verdadera ni pura. Santiago 1:27 dice: “La religión pura y sin mancha ante Dios el Padre es ésta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha de este mundo”.

Aun cuando algunos afirman que existe una guerra contra los negros por parte de los policías, otros afirman que existe una guerra contra los policías por parte de los negros. Y la controversia amenaza con dividir a la nación. Y amigos, no me gusta decirles esto, pero no esperen soluciones políticas para resolver este problema.

América tiene un gran problema en sus manos. No existe una solución para la creciente tensión, angustia y violencia. El mismo Jesús predijo la violencia, cuando dijo que habría “angustia en las naciones, con perplejidad; el mar y las olas rugirán…” Lucas 21: 25.

A medida que el Espíritu Santo está siendo retirado de los impíos, su comportamiento agresivo solo empeora, y más personas mueren. Amigos, esto es lo que realmente está sucediendo. Este es el tiempo para que el pueblo de Dios muestre su propio ciclo de revancha sea como sea, y se conecte con Cristo. Que él tenga todos los sentimientos de odio, angustia y revancha. Y esto vale para todos los lados de la controversia racial. Como pueblo de Dios no podemos involucrarnos en esas cosas.

América y muchas otras naciones, enfrentan una considerable tensión racial. Es fácil meterse en eso y comenzar a tener sentimientos de angustia y de auto-justicia cuando suceden los crímenes que poseen algo de racial en sus raíces. Tal vez muchos de nosotros hemos acariciado la idea que el racismo ha desaparecido, cuando en realidad no ha sido así. Otros de nosotros han tenido que vivir con eso durante toda su vida. Aun se agita bajo la superficie. Y cuando muestra su horrible cabeza, queremos de alguna manera centrar nuestra atención en otras cosas, en vez de ver lo que realmente eso significa.

El racismo es una herramienta de Satanás, que amenaza con explotar, cuando se la acepta repetidamente a través del ciclo de la revancha, que a él le gusta ver.

http://www.cnn.com/2016/07/17/us/baton-route-police-shooting/

Amigos, ¿cómo debiéramos, ustedes y yo, relacionarnos con los grandes cambios que se están sucediendo en América, y específicamente con la resurrección del racismo, el cual nunca ha desaparecido realmente? ¿Cómo se relacionó Cristo con las cosas horribles que existían cuando Él estuvo en la tierra? ¿Participó Él en la actividad política para agitar los cambios? ¿Trabajó Él para la reforma social?

Escuchen esta interesante declaración de El Deseado de Todas las Gentes pág.470. “El gobierno bajo el cual Jesús vivía era corrompido y opresivo; por todos lados había abusos clamorosos: extorsión, intolerancia y crueldad insultante. Sin embargo, el Salvador no intentó hacer reformas civiles, no atacó los abusos nacionales ni condenó a los enemigos nacionales. No intervino en la autoridad ni en la administración de los que estaban en el poder. El que era nuestro ejemplo se mantuvo alejado de los gobiernos terrenales. No porque fuese indiferente a los males de los hombres, sino porque el remedio no consistía en medidas simplemente humanas y externas. Para ser eficiente, la cura debía alcanzar a los hombres individualmente, y debía regenerar el corazón”.

Piensen en lo que la declaración nos dice a nosotros. Si somos seguidores de Cristo, vamos a tener la misma misión que Él tuvo – el cambiar corazones en vez de corregir abusos nacionales o internacionales. Nuestra misión espiritual en estos últimos días es mucho más importante que meternos nosotros mismos en los conflictos políticos o sociales del día, tan irritantes y extremos como son. Esto nos dice que involucrarnos en corregir abusos raciales no es nuestra misión. Sí podemos y debiéramos ayudar a los individuos que están metidos en la lucha, cada vez que podamos, pero no hay ninguna solución para los asuntos que enturbian la sociedad. Satanás sabe esto. Esa es una de las razones por la cual él los agita. La revancha no va a resolver el problema. Solo va a producir una contra revancha. El elegir a un nuevo presidente o gobernador no va a resolver estos problemas, no importa cuánto se hable sobre el asunto. Más programas educacionales tampoco lo van a solucionar. Leyes más estrictas no van a cambiar los corazones que están llenos de un odio racial. Solo hay una solución.

Enfrentémosla, es el hecho que el pueblo de Dios no ha abierto sus corazones para que Cristo viva en ellos, y debido a que no han perfeccionado sus caracteres, han esencialmente agravado la controversia entre Cristo y Satanás. Y ahora tenemos estos serios problemas que son insolucionables.

No importa de qué color sea tu piel, en Cristo tenemos que erradicar el racismo. Si usted es un cristiano blanco, significa que en Cristo, usted ama a su hermano negro y lo anima y permanece a su lado. Si usted es un cristiano negro, eso significa que usted no odia a sus hermanos blancos, sino que los ama y permanece a su lado. Todos debemos con éxito, a través del poder de Cristo, resistir la tentación a sospechar y a tener malas conjeturas.

El racismo es un monstruo malo e irritante, dondequiera que haya surgido su horrible cabeza. Agita las malas pasiones del alma. Conduce a la violencia y a los abusos. Separa a los que debieran ser amigos y colaboradores juntamente con el Señor.

Amigos, necesitamos a Jesús para que cambie nuestros corazones. Las personas del mundo necesitan a Jesús, pero no van a aceptar Su poder en sus vidas. Oro para que vuestro corazón no se endurezca debido a las ofensas por ambas partes, que surgen como consecuencia del problema del racismo. Oro para que Jesús ablande y remueva cualquier sentimiento de angustia y que les de Su paz, y una gran medida de Su Santo Espíritu. Oremos.

Nuestro Padre celestial, vemos el mal que se ha abatido sobre el mundo a través del pecado, la naturaleza carnal y a través de la violencia. Necesitamos Tu presencia y paz en medio del caos actual. Que podamos vivir de acuerdo a Tus principios, porque ese es el camino más seguro. Si aquellos que están viviendo en las ciudades, que son el blanco de Satanás, donde la violencia está concentrada, y que quieren irse al campo, oro para que Tú les abras la puerta y les muestres el camino. Pero lo más importante, oro para que seamos llenos con el Espíritu de Cristo, el Espíritu Santo, para que nos moldee y nos transforme a imagen de Cristo. Esa es la única manera de vencer al enemigo en nuestras vidas. Y es el camino más seguro para vivir en este tiempo malo. Gracias por ser nuestro Dios, y por darnos Tu amor. En el nombre de Jesús, amén.

Pr. Hal Mayer
Keep the Faith Ministry
General Delivery
Locust Dale, VA, 22948
USA