- KEEP the FAITH - https://ktfnews.com/es -

La FDA Añade una Advertencia Sobre una Rara Reacción a la Vacuna COVID-19 de J&J

AP News, por Matthew Perrone y Mike Stobbe: Las autoridades estadounidenses añadieron el lunes una nueva advertencia a la vacuna COVID-19 de Johnson & Johnson sobre su relación con una reacción neurológica rara y potencialmente peligrosa, pero dijeron que no está del todo claro que la vacuna haya causado el problema.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) anunció la nueva advertencia, señalando los informes sobre el síndrome de Guillain-Barré, un trastorno del sistema inmunitario que puede causar debilidad muscular y ocasionalmente parálisis. Las autoridades sanitarias describieron el efecto secundario como un “pequeño riesgo posible” para quienes se vacunan.

La medida llega después de que la FDA y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades revisaran los informes de unas 100 personas que desarrollaron el síndrome tras recibir la vacuna de una sola dosis. Casi todos fueron hospitalizados y una persona murió, según la FDA.

El síndrome de Guillain-Barré se produce cuando el sistema inmunitario del cuerpo ataca por error a algunas de sus células nerviosas, lo que provoca debilidad muscular y a veces parálisis que suele ser temporal. Se calcula que entre 3.000 y 6.000 personas desarrollan este síndrome cada año, según los CDC.

El número de casos notificados en relación con la vacuna de J&J representa una pequeña fracción de los casi 13 millones de estadounidenses que han recibido la inyección de una dosis. La mayoría de los casos se han notificado en hombres -muchos de ellos de 50 años o más- y, por lo general, unas dos semanas después de la vacunación.

J&J dijo en un comunicado que ha estado discutiendo los informes con la FDA y otros reguladores de la salud en todo el mundo.

Los CDC dijeron que pedirían a su panel de expertos externos en vacunas que revisaran el asunto en una próxima reunión.

El gobierno dijo que las vacunas más utilizadas en EE.UU., fabricadas por Pfizer y Moderna, no muestran ningún riesgo del trastorno después de que se hayan administrado más de 320 millones de dosis.

La nueva advertencia se incluirá en los folletos que se entregan a las personas que se vacunan con J&J. Deben buscar atención médica si experimentan cualquier síntoma, que incluye sensaciones de hormigueo, problemas para caminar y visión doble, dijo la FDA.

Históricamente, las vacunas proporcionan una amplia protección con poco riesgo, pero tienen efectos secundarios ocasionales, al igual que otros medicamentos y terapias médicas. Las tres vacunas COVID-19 utilizadas en EE.UU. se probaron en decenas de miles de personas, pero ni siquiera estos enormes estudios pueden descartar efectos secundarios extremadamente raros.

Los CDC y la FDA han estado supervisando los informes de efectos secundarios enviados por los médicos, los fabricantes de medicamentos y los pacientes a una base de datos federal de seguridad de las vacunas.

El Guillain-Barré puede ser desencadenado por una serie de infecciones, como la gripe, el citomegalovirus y el virus del Zika. Pero ha habido casos raros en los que las personas desarrollan el trastorno días o semanas después de recibir ciertas vacunas.

La vacuna de J&J fue muy esperada por su formulación de un solo uso y su fácil refrigeración. Sin embargo, al principio se relacionó con otro riesgo poco frecuente, el de los coágulos sanguíneos, y la empresa no ha podido producir la cantidad esperada debido a problemas en una fábrica de Baltimore que ayuda a elaborar las vacunas.

Conexión Profética:
“Miles han descendido a la tumba debido al uso de fármacos venenosos, cuando podrían haberse recuperado aplicando métodos más sencillos. Los tratamientos con agua, dados en forma atinada y habilidosa, pueden ser el medio de salvar muchas vidas. Que el estudio diligente se una con los tratamientos esmerados. Que se ofrezcan oraciones de fe al lado del lecho del enfermo. Que se aliente a los enfermos a reclamar las promesas de Dios para ellos mismos.” El Ministerio Médico, pág. 299.


Source References