- KEEP the FAITH - https://ktfnews.com/es -

Los cambios de Estilo de Vida en la Mediana Edad, Aunque sean Modestos, Pueden Prolongar Significativamente su Vida

Los trabajadores de salud pública tienden a trabajar separadamente en sus propios sectores. La gente del tabaco raramente habla con los trabajadores del alcohol, la nutrición o la salud sexual, “sin reconocer aparentemente que, lejos de ser únicos e independientes, los comportamientos que todos abordan, se refieren a una típica noche de sábado para grandes sectores de la población. Esto también nos impide ver la importancia del aumento del poder individual. Nos escabullimos para micro-administrar comportamientos específicos e ignoramos el mensaje clave que emerge de la evidencia de basada en la salud pública: que por primera vez en la historia humana ahora sabemos cómo podemos tomar una medida de control sobre nuestra propia salud y longevidad”.

“Las personas que nuevamente adoptan un estilo de vida saludable en la mediana edad experimentan un beneficio inmediato de tasas más bajas de enfermedad cardiovascular y mortalidad.” Los investigadores encontraron que un cambio en la mitad de la vida -es decir, entre los 40 y los 60 años- un estilo de vida saludable que incluya al menos cinco porciones diarias de frutas y verduras, mantener un peso saludable, hacer ejercicio y no fumar produce una reducción sustancial de la mortalidad en los próximos cuatro años. Esto es sorprendente no solo porque el beneficio apareció tan rápido sino también porque los cambios en el estilo de vida fueron muy modestos. Los hallazgos enfatizan que hacer los cambios necesarios en el estilo de vida es muy valioso, y nunca es demasiado tarde para aplicar el programa.

Si podemos obtener beneficios tan impresionantes tan tarde en la vida y en tan poco tiempo, ¿por qué no podemos simplemente vivir vidas de glotonería y pereza, y luego simplemente limpiar nuestros actos alrededor de los 50 años más o menos? Porque puede ser demasiado tarde: nuestro primer síntoma a veces puede ser el último.

“La muerte súbita por causas cardíacas representa más de la mitad de todas las muertes por enfermedades del corazón. Cientos de miles de estadounidenses [y otros del típico estilo de vida occidental] simplemente mueren cada año. La muerte súbita por razones cardíacas es la primera manifestación de enfermedad cardíaca para la mayoría de las personas, particularmente entre las mujeres, lo que significa que no tenían idea de que tuvieran una enfermedad cardíaca hasta que literalmente murieron por eso. Para muchos, su primer indicio de la presencia de una enfermedad coronaria es su fallecimiento. Es por eso que la prevención es clave”.

Entonces, ¿funciona la prevención? Las mujeres que no fuman, caminan media hora al día, no tienen sobrepeso y consumen una dieta prudente -definida en el estudio como mayor que el consumo promedio de frutas, verduras, nueces, granos integrales y frijoles- tuvieron un 92 % menor riesgo de muerte súbita cardíaca. Cuando se trata de muerte súbita, una onza de prevención vale realmente más que una libra de curación, porque no hay cura para la muerte.

“El aire puro, el sol, la abstinencia, el descanso, el ejercicio, un régimen alimenticio conveniente, el agua y la confianza en el poder divino son los verdaderos remedios. Todos debieran conocer los agentes que la naturaleza provee como remedios, y saber aplicarlos.” El Ministerio de Curación pág. 89.

¡La Naturaleza Sabe Mejor!


Source References