- KEEP the FAITH - https://ktfnews.com/es -

Peste Bubónica: China Pone en Cuarentena la Región Mientras se Diagnostica el Segundo Caso en Nuevo México

Biblical News, por Adam Eliyahu Berkowitz: Mientras que la OMS declara que no hay nada de qué preocuparse, China está cerrando pueblos enteros y un hombre murió en Nuevo México a causa de una forma rara de la plaga que una vez mató a la mitad de la población mundial.

China cerró varias aldeas en Mongolia Interior en un segundo intento de contener la propagación de un nuevo brote de peste bubónica. Un hombre murió en la ciudad de Bayannur, en la región, a causa de una falla múltiple de los órganos después de contraer la enfermedad. Las autoridades de Bayannur dijeron: “El lugar de residencia del fallecido está cerrado y se está llevando a cabo una investigación epidemiológica exhaustiva”. Treinta y cinco contactos del hombre han sido enviados a cuarentena. La declaración añadía: “Actualmente, existe el riesgo de que la plaga humana se extienda en nuestra ciudad”. El jueves pasado otra persona murió por un fallo en el sistema circulatorio debido a una infección con la peste bubónica.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que está “monitoreando cuidadosamente” un caso de peste bubónica en la región norte de Mongolia Interior de China, pero dice que “no es de alto riesgo”.

En un caso aparentemente no relacionado, un hombre de unos 20 años murió de la plaga septicémica en Nuevo México la semana pasada. Este fue el segundo caso en Nuevo México después de que un hombre de 60 años fuera diagnosticado con la peste bubónica en el condado de Santa Fe de Nuevo México el mes pasado.

La plaga septicémica es la más rara de las tres variedades de plaga que incluyen la plaga bubónica. Al igual que la bubónica, la peste septicémica se propaga por mordeduras de pulgas infectadas o por contacto directo con animales. Los animales portadores de la enfermedad pueden ser roedores, animales salvajes y mascotas. También existe el riesgo de que las mascotas domésticas regresen a casa después de que se les haya permitido vagar y cazar afuera.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos, la peste septicémica puede tratarse rápidamente con antibióticos. Los síntomas incluyen la aparición repentina de fiebre, escalofríos, dolor de cabeza y debilidad. En la mayoría de los casos, también se produce una hinchazón dolorosa del ganglio linfático en las zonas de la ingle, la axila o el cuello.

La peste bubónica es una enfermedad altamente infecciosa y a menudo mortal. La peste bubónica es una sombra oscura en el inconsciente colectivo de China. La Tercera Pandemia es la designación de una importante pandemia de peste bubónica que comenzó en la provincia de Yunnan en China en 1855, extendiéndose a todos los continentes habitados. En última instancia, más de 12 millones de personas murieron en la India y China a causa de la plaga. Europa y Asia fueron golpeadas por tres olas de la peste bubónica que causaron más de 200 millones de muertes.

La fuerte reacción al reciente brote es comprensible. La plaga bubónica del siglo XIV, también conocida como la Peste Negra, fue una de las pandemias más devastadoras de la historia de la humanidad, que causó la muerte de unos 75 a 200 millones de personas en Eurasia y en Europa. Si no se trata, la enfermedad tiene una tasa de mortalidad del 100 por ciento, y la forma neumónica puede ser mortal en un plazo de 12 a 24 horas.

La Peste Bubónica está regresando con cerca de 50.000 casos humanos diagnosticados en las últimas dos décadas. La Organización Mundial de la Salud la clasifica ahora como una enfermedad reemergente. El último brote de peste bubónica en los EE.UU. fue en 1924 y se centró en Los Ángeles.

Un brote de peste bubónica en Madagascar en 2017 casi se descontroló antes de que la OMS interviniera, entregando casi 1,2 millones de dosis de antibióticos y liberando 1,5 millones de dólares en fondos de emergencia.

En julio, el célebre doctor Drew Pinsky predijo que Los Ángeles estaba en peligro de un brote de peste bubónica en lo que él denominó un “apocalipsis” inminente. El Dr. Drew culpó a la creciente población de personas sin hogar y a la falta de un programa de control de roedores.

La sexta plaga en Egipto, los furúnculos, puede muy bien haber sido la plaga bubónica, cuyo síntoma característico son las lesiones de la piel en forma de furúnculos que forman úlceras negras.

La conexión entre la Peste Bubónica y Egipto se demostró en 2010 cuando los científicos rastrearon la plaga hasta el antiguo Egipto. Las antiguas culturas vivían cerca de su ganado, y la peste se transfería de los animales por medio de las pulgas. Mientras exploraban las ruinas de Egipto, los egiptólogos encontraron restos de ratas del Nilo de 3.000 años de antigüedad y utilizaron finos tamices para descubrir los restos de pulgas, ambas portadoras de la plaga.

La plaga de שחין (shechin; forúnculos), al igual que todas las plagas que azotaron a Egipto antes del Éxodo, está profetizada por Zacarías de que volverá al final de los días.

Conexión Profética:
“y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque yo soy Jehová tu sanador.” Éxodo 15:26.


Source References