- KEEP the FAITH - https://ktfnews.com/es -

Brasil Vive la Peor Sequía de la Historia

La peor sequía en la historia de Brasil, se extiende desde San Pablo hasta Río de Janeiro y más allá. El agua corriente ya no sale de los grifos y el alumbrado público de grandes extensiones de Brasil se ha apagado afectando a más de 4 millones de personas debido al racionamiento y los continuos cortes de energía. Con el aumento de las temperaturas y la disminución de las precipitaciones, la nación tropical ha descubierto que ya no puede depender de los abundantes suministros de agua que alguna vez tuvo. Debido a los prolongados cortes de luz y del internet en ciertas áreas, los manifestantes han salido para realizar actos vandálicos en cafeterías y negocios obligándolos a cerrar sus puertas. También algunas estaciones de trenes han dejado de funcionar por algunos periodos de tiempo. Los inconvenientes y problemas están empeorando la situación de las malvadas ciudades de Brasil.

En San Pablo, la ciudad más grande de América del Sur, el jefe de la principal empresa proveedora de agua instó a los clientes para que se “preparen para lo peor”. El racionamiento a una escala total puede ser introducido; algo que los políticos previamente habían dicho que no sería necesario. Actualmente, Brasil está importando energía desde Argentina para tratar de cubrir el déficit.

También el descenso en la producción agrícola está teniendo efectos internacionales. El café, el azúcar y la producción de etanol han sufrido serios daños. Diecisiete de los dieciocho grandes embalses en el país tienen niveles de agua alarmantemente bajos, sobre todo afectando el sureste. Algunos de ellos se encuentran a menos del 6% de su capacidad total. En Río, la principal fuente para el agua de las tuberías se encuentra en el nivel más bajo de la historia, sólo 1%.

Y el problema sigue extendiéndose. Ya, por lo menos, unas noventa y tres ciudades han impuesto el racionamiento a casi 4 millones de personas. Algunas ciudades sufren un corte de agua durante tres días a la semana, dificultando la posibilidad de beber, cocinar y bañarse. Algunos lugares en Río no han tenido agua en sus tuberías desde diciembre del 2014.

Los científicos dicen que los patrones climáticos del Brasil han sido interrumpidos por la pérdida de la selva amazónica, así como por la expansión urbana, los cuales han creado un efecto “isla de calor” y han reducido la cantidad de nubes bajas.

Imagínense los problemas que se pueden presentar en las grandes ciudades al no contar con la gran disponibilidad de servicios públicos y la gran concentración de agua que requieren debido a la creciente presión. Podemos imaginarnos la escasez de alimentos, cortes de energía, problemas de comunicación y de transporte, escasez de combustible, motines, actos de vandalismo y crimen fuera de control. Estos y otros probables escenarios pueden ser posibilidades reales. Pero todo esto no solo nos advierte que Jesús viene pronto sino también advierte a quienes viven en las grandes ciudades.

Mientras tanto, las leyes de matrimonio gay de Brasil, las cuales entraron en vigor en el 2013, se encuentran en pleno apogeo con una celebración de más de 3700 de este tipo de uniones tan sólo en 2013.

“Entonces Jehová hizo llover sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de parte de Jehová desde los cielos; y destruyó las ciudades, y toda aquella llanura, con todos los moradores de aquellas ciudades, y el fruto de la tierra”. Génesis 19:24, 25.

“Y habrá grandes terremotos, y en diversos lugares hambres y pestilencias; y habrá terror y grandes señales del cielo. “Lucas 21:11.


Fuentes