- KEEP the FAITH - https://ktfnews.com/es -

Los Productos Horneados Pueden Conducir a la Depresión

Un nuevo estudio publicado en la revista Public Health Nutrition y realizado por los Institutos Nacionales de Salud ha puesto de manifiesto que la alimentación regular de los productos horneados producidos comercialmente pueden conducir a la depresión. Así que antes de llegar a los bizcochos, croissants, magdalenas o rosquillas, considere que la comida chatarra puede ser la razón por la cual sufre de sentimientos de “depresión”. Puede ser que las pizzas congeladas sean la causa de su bajo nivel de ánimo y motivación. ¿Podrían las galletas estar haciéndote sentir ansioso? Es muy posible que usted esté consumiendo sustancias químicas causantes de la depresión. Oh sí, las hamburguesas, perritos calientes y sándwiches de pollo son también parte de la lista, la cual es casi interminable.

El estudio se llevó a cabo en cerca de 9.000 personas en España. Aquellos que consumieron comidas rápidas y productos horneados fueron un 37% más propensos a padecer depresión que aquellos que consumieron una menor cantidad de alimentos.

“Entre más comida rápida consuma”, dijo el investigador principal, Almudena Sánchez-Vallegas, “mayor será el riesgo de sentir depresión.” Incluso la ingesta de pequeñas cantidades de productos de panadería puede aumentar sus probabilidades de deprimirse. Hay una “gran relación entre el consumo de comida rápida y el riesgo de sentirse deprimido”, afirmó.

Aunque se requiere realizar más estudios para determinar si la relación es causal o si el comer grandes cantidades de comida rápida y la depresión tienen un denominador común, Sánchez-Vallegas asevera que “la ingesta de este tipo de alimentos debe ser controlado por sus implicaciones tanto en la salud (obesidad, enfermedades cardiovasculares) y mental”.

“Los cereales, las frutas carnosas, los frutos oleaginosos, las legumbres y las hortalizas constituyen el alimento escogido para nosotros por el Creador. Preparados del modo más sencillo y natural posible, son los comestibles más sanos y nutritivos. Comunican una fuerza, una resistencia y un vigor intelectual que no pueden obtenerse de un régimen alimenticio más complejo y estimulante”. Consejos sobre el Régimen Alimenticio, pág. 95.


Fuentes