- KEEP the FAITH - https://ktfnews.com/es -

Alito y Thomas Disienten con Gorsuch: “Un Abuso más Descarado de Nuestra Autoridad para Interpretar los Estatutos es Difícil de Recordar

CNSnews, por Terence P. Jeffrey: El juez Samuel Alito se unió hoy al juez Clarence Thomas para emitir una mordaz disensión a la opinión del tribunal que fue escrita por el juez Neil Gorsuch en el caso de Bostock vs. Clayton County.

La pregunta es: Si la prohibición de la discriminación en el empleo basada en el “sexo” que se incluye en el Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964 ¿también se extiende a la homosexualidad y al transexualismo?

El caso fue decidido por 6-3, con Gorsuch y el Presidente del Tribunal Supremo John Roberts uniéndose a la Juez Ruth Bader Ginsburg, Sonia Sotomayor, Elena Kagan y Stephen Breyer en la conclusión de que – según la ley de 1964 – la discriminación basada en la homosexualidad o el transexualismo es legalmente lo mismo que la discriminación basada en el sexo de una persona.

Alito, Thomas y el juez Brett Kavanaugh disintieron. Thomas se unió a la disidencia escrita por Alito y Kavanaugh presentó su propia disidencia.

“Este tribunal ha explicado muchas veces a lo largo de muchos años que, cuando el significado de los términos del estatuto es claro, nuestro trabajo ha llegado a su fin”, dijo Gorsuch en la opinión del tribunal que declaró que la homosexualidad y el transexualismo estaban protegidos por la palabra “sexo” en la Ley de Derechos Civiles de 1964.

“No mucho después de la aprobación de la ley, los empleados gays y transgéneros comenzaron a presentar quejas del Título VII, por lo que al menos algunas personas previeron esta posible aplicación”, escribió Gorsuch.

Alito y Thomas acusaron a Gorsuch y a sus colegas de la mayoría de abusar de su poder judicial para promulgar esencialmente la legislación.

“Sólo hay una palabra para lo que la Corte ha hecho hoy: legislación”, dijo Alito en su opinión, a la que se unió Thomas. “El documento que la Corte publica es en forma de opinión judicial interpretando un estatuto, pero eso es engañoso”.

Alito señaló entonces que ha habido esfuerzos en el Congreso para enmendar el Título VII para incluir la homosexualidad y el transgénero. Pero hasta ahora, estos esfuerzos han fracasado.

“El año pasado, la Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley que enmendaría el Título VII definiendo la discriminación sexual para incluir tanto la ‘orientación sexual’ como la ‘identidad de género’, H. R. 5, 116th Cong., 1st Sess. (2019), pero el proyecto de ley se ha estancado en el Senado”, escribió Alito.

“Un proyecto de ley alternativo, H. R. 5331, 116º Cong., 1º Sess. (2019), añadiría prohibiciones similares pero contiene disposiciones para proteger la libertad religiosa”, escribió. “Este proyecto de ley permanece ante un Subcomité de la Cámara”.

“Debido a que no se ha promulgado tal enmienda del Título VII de acuerdo con los requisitos de la Constitución (aprobación en ambas Cámaras y presentación al Presidente, Art. I, §7, cl. 2), la prohibición del Título VII de la discriminación por ‘sexo’ sigue significando lo que siempre ha significado”, escribió Alito.

“Pero el Tribunal no se deja disuadir por estas sutilezas constitucionales”, dijo.
“Usurpando la autoridad constitucional de las otras ramas, la Corte ha tomado esencialmente la disposición de H. R. 5 sobre la discriminación en el empleo y la ha emitido bajo el disfraz de la interpretación estatutaria,” dijo en esta opinión unida por Thomas.

“Es difícil recordar un abuso más descarado de nuestra autoridad para interpretar las leyes”, dijo.
Aquí está el segmento inicial de la opinión disidente del Juez Samuel Alito, al que se unió el Juez Clarence Thomas, en el que Alito resume su objeción a la opinión mayoritaria escrita por Gorsuch:
“Sólo hay una palabra para lo que el Tribunal ha hecho hoy: legislación. El documento que la Corte publica es en forma de una opinión judicial interpretando un estatuto, pero eso es engañoso.”

“El Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964 prohíbe la discriminación en el empleo por cualquiera de los cinco motivos especificados: ‘raza, color, religión, sexo, [y] origen nacional’. 42 U.S.C. §2000e-2(a) (1). Ni la “orientación sexual” ni la “identidad de género” aparecen en esa lista. Durante los últimos 45 años, se han presentado proyectos de ley en el Congreso para añadir la “orientación sexual” a la lista, y en los últimos años, los proyectos de ley han incluido también la “identidad de género”. Pero hasta la fecha, ninguno ha pasado por ambas Cámaras.

“El año pasado, la Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley que enmendaría el Título VII definiendo la discriminación sexual para incluir tanto la ‘orientación sexual’ como la ‘identidad de género’, H. R. 5, 116º Cong., 1º Sess. (2019), pero el proyecto de ley se ha estancado en el Senado. Un proyecto de ley alternativo, H.R. 5331, 116º Congreso, 1º Sess. (2019), añadiría prohibiciones similares pero contiene disposiciones para proteger la libertad religiosa. Este proyecto de ley permanece ante un Subcomité de la Cámara.

“Debido a que no se ha promulgado ninguna enmienda al Título VII de acuerdo con los requisitos de la Constitución (aprobación en ambas Cámaras y presentación al Presidente, Art. I, §7, cl. 2), la prohibición del Título VII de la discriminación por “sexo” sigue significando lo que siempre ha significado. Pero el Tribunal no se deja disuadir por estas sutilezas constitucionales. Usurpando la autoridad constitucional de las otras ramas, la Corte ha tomado esencialmente la disposición de H. R. 5 sobre la discriminación en el empleo y la ha emitido bajo el disfraz de la interpretación legal. Es difícil recordar un abuso más descarado de nuestra autoridad para interpretar los estatutos.”

“La Corte trata de convencer a los lectores de que sólo está haciendo cumplir los términos del estatuto, pero eso es absurdo.”

“Incluso tal como se entiende hoy en día, el concepto de discriminación por ‘sexo’ es diferente de la discriminación por ‘orientación sexual’ o ‘identidad de género’. Y en cualquier caso, nuestro deber es interpretar los términos estatutarios para “significar lo que transmitieron a personas razonables en el momento en que fueron escritos”. A. Scalia & B. Garner, Leyes de lectura: The Interpretation of Legal Texts 16 (2012) (énfasis añadido). Si todos los estadounidenses vivos hubieran sido encuestados en 1964, habría sido difícil encontrar a alguien que pensara que la discriminación por sexo significaba discriminación por orientación sexual, sin mencionar la identidad de género, un concepto que era esencialmente desconocido en ese momento.”

“La Corte intenta hacer pasar su decisión como el producto inevitable de la escuela textualista de interpretación estatutaria defendida por nuestro difunto colega el Juez Scalia, pero nadie debe ser engañado. La opinión del Tribunal es como un barco pirata. Navega bajo una bandera textualista, pero lo que en realidad representa es una teoría de la interpretación estatutaria que el Juez Scalia excordó – la teoría de que los tribunales deben “actualizar” los viejos estatutos para que reflejen mejor los valores actuales de la sociedad. Véase A. Scalia, A Matter of Interpretation 22 (1997). Si el Tribunal considera apropiado adoptar esta teoría, debería reconocer lo que está haciendo.”

“Muchos aplaudirán la decisión de hoy porque están de acuerdo, por motivos de política, con la actualización del Título VII por parte de la Corte. Pero la cuestión en estos casos no es si la discriminación por orientación sexual o identidad de género debe ser proscrita. La pregunta es si el Congreso hizo eso en 1964.”

“Indiscutiblemente no lo hizo”.

Conexión Profética:
“Por el decreto que imponga la institución del papado en violación a la Ley de Dios, nuestra nación se separará completamente de la justicia. Cuando el protestantismo extienda la mano a través del abismo para asir la mano del poder romano, cuando se incline por encima del abismo para darse la mano con el espiritismo, cuando, bajo la influencia de esta triple unión, nuestro país repudie todo principio de su constitución como gobierno protestante y republicano, y haga provisión para la propagación de las mentiras y seducciones papales, entonces sabremos que ha llegado el tiempo en que se verá la asombrosa obra de Satanás, y que el fin está cerca.” Testimonios para la Iglesia, Vol. 5, pág, 426.


Source References